18.1 C
Salta
lunes, septiembre 20, 2021

8M: piden aborto legal sin “objeción de conciencia”

Lo más leído

Convocan a las 17 en el mástil de la plaza 9 de Julio para marchar por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Pars el domingo, a las 17, en la plaza 9 de Julio, es la invitación para la marcha que cada año realiza el movimiento feminista por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

El sábado y el lunes habrá otras actividades, entre las que se destaca el paro internacional de mujeres, que se realiza desde hace cuatro años en muchos países del mundo.

El reclamo principal que se escuchará en las calles será por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que obtuvo media sanción de Diputados en 2018. El proyecto de ley ha sido presentado ocho veces por la campaña nacional por el derecho al aborto legal seguro y gratuito, que integran cientos de organizaciones.

En la apertura de las sesiones legislativas, el domingo último, el presidente Alberto Fernández anunció que los próximos días el Ejecutivo enviará un proyecto propio de legalización del aborto.

En el colectivo feminista plantearon algunas inquietudes con respecto a la iniciativa oficial, ya que esta incluiría la objeción de conciencia institucional, es decir, la posibilidad de que un hospital pueda negarse a realizar un aborto porque no está de acuerdo con que sea legal. Ellas defienden el proyecto del movimiento denominado campaña nacional por el derecho al aborto legal, que se ha ido enriqueciendo a lo largo de años de debates en las bases y en las cámaras.

“Si es agenda hoy el proyecto de la campaña es por la movilización que hubo en las calles de miles de mujeres y la diversidad sexual”, planteó Daniela Planes, de Pan y Rosas, en el Frente de Izquierda.

La militante cuestionó que el proyecto oficial prevea la objeción de conciencia. “En una provincia como la nuestra, va a ir en contra del derecho al aborto”. “Nosotras defendemos un proyecto que ya conocemos, que ganamos y conquistamos en las calles”, advirtió.

Gabriela Jorge, del Partido Obrero y del Plenario de Trabajadoras, advirtió que no se puede retroceder en las 14 semanas como plazo para realizar la interrupción del embarazo.

Mónica Rodríguez, de la Regional Salta por el aborto legal, destacó la voluntad política del Ejecutivo de presentar el proyecto, aunque cuestionó la objeción de conciencia institucional: “Hay mucha satisfacción porque se ha marcado agenda y se habla de que queremos aborto legal seguro y gratuito, pero nos parece que no debe haber una objeción de conciencia institucional. El Estado tiene que garantizar que haya un médico ahí para cumplirlo. Si no, estamos siempre en retroceso”.

Otros reclamos

Rodríguez consideró que es “muy preocupante y alarmante” que muchísimas mujeres y personas trans no accedan al trabajo ni a una ayuda social: “Vivimos precarizadas, mal pagas, con muchísimas horas de trabajo y tenemos los peores trabajos”. Cuestionó que haya muchos empleos considerados como exclusivos para hombres.

La mujer criticó las medidas que se tomaron tanto a nivel provincial como municipal en este sentido: “Lejos de generar nuevos puestos de trabajo o de buscar que haya más recursos para las familias, estamos en retroceso”.

Una de las consignas que tendrá la marcha del 8M es “Basta de femicidios, transfemicidios y travesticidios”. En la Argentina hubo 64 mujeres asesinadas por cuestión de género en lo que va del año. Las militantes consideraron que esto es alarmante, reconocieron la responsabilidad del Estado y exigieron políticas públicas adecuadas.

Paula Bautista, de Juntas y a la Izquierda, apuntó que la ley de emergencia en violencia de género de la Provincia no tiene presupuesto: “No hay consigna policial, no hay botones antipánico…”.

Una de las consignas de la marcha es el rechazo al pago de la deuda externa. Bautista expresó: “La deuda es con las mujeres. Si ese dinero no va para el pago de la deuda, puede invertirse en educación…”.

Otro de los temas por los que se reclamará en la marcha es por apoyo a las comunidades aborígenes del norte salteño. En los últimos meses murieron más de 10 niños wichis y se declaró una emergencia sanitaria.

“Es un crimen social que hay en nuestra provincia. Las muertes de niños y niñas no se puede naturalizar. Es algo muy brutal y desde el movimiento nos solidarizamos con ellas”, expresó Planes.

El domingo también se apoyará la lucha docente y se pedirán salarios justos para las trabajadoras de la Educación. “Muchas de las compañeras son docentes y hoy enfrentan la política de ajuste salarial del Gobierno y lo demuestran en las calles”, planteó Jorge.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último