15.2 C
Salta
martes, noviembre 30, 2021

Aguas del Norte frenó un incremento tarifario por la pandemia

Lo más leído

Aguas del Norte frenó un incremento tarifario por la pandemia.

El retraso tarifario de Aguas del Norte es del 39% de valor actual del servicio, según señaló el presidente de la empresa estatal, Luis María García Salado. Ese porcentaje es lo que debería haber aumentado la boleta si es que no se hubiera desatado la crisis sanitaria y económica por la pandemia de la enfermedad del coronavirus, de acuerdo a lo que dijo el funcionario.

El último incremento en la tarifa de la Compañía de Agua y Saneamiento (Cosaysa), o Aguas del Norte, fue del 35%. Se aplicó en diciembre pasado y empezó a facturarse desde el primer mes de este año.

“Ese incremento está hecho con valores a agosto del año pasado y no se va a retrotraer”, aclaró García Salado en una entrevista con el programa “Sin filtro”, de Radio Salta.

“No estamos aplicando ni vamos a aplicar y ni siquiera hemos presentado tampoco un pedido de actualización de la tarifa, que correspondería desde agosto hasta el 31 de diciembre del año pasado en un equivalente a un 39%. Por supuesto que no lo vamos a hacer teniendo toda la situación económica, de lo que se está viviendo ahora, pese a que el único ingreso de Aguas del Norte es la tarifa”, agregó.

Desde febrero 2018 que no se hacen audiencias públicas para el aumento de los servicios de la luz y el agua gracias a un ingenio del Ente Regulador que en ese entonces habilitó la actualización de precios de las facturas mediante una fórmula que contempla inflación, costos de insumos y salarios. A partir de allí, las prestatarias solo tenían que comprobar que tenían costos más onerosos y el Ente autorizaba el incremento de manera prácticamente automática, sin audiencias.

Aguas del Norte, al igual que todas las empresas contratistas de servicios básicos, adhirieron al protocolo nacional por la emergencia de COVID-19 que impide los cortes en las prestaciones a los usuarios morosos durante 180 días. El beneficio no rige para todos los clientes de la empresa de agua y de Edesa, que son las compañías bajo la órbita del Ente Regulador de los Servicios Públicos. Para esas compañías las excepciones corren para jubilados, pensionados, pymes y personas que reciban la asignación universal por hijo, entre otras exclusiones.

Con ingresos deficitarios por la falta de aumento de la tarifa, en Aguas del Norte analizan cómo sobrellevar las finanzas de la empresa estatal.

“Es un tema que estamos conversando con el área de economía para ver de qué forma podemos seguir trabajando para que el servicio esencial se siga cumpliendo en todas sus partes”, admitió García Salado.

Coronavirus

Aguas del Norte redujo el servicio a las prestaciones elementales para evitar el contagio del personal que trabaja en la empresa y de los clientes que necesitan realizar algún trámite personal con la prestataria.

Solo quedaron operativos los equipos de técnicos que deben atender cortes del servicio y otras emergencias. La parte administrativa quedó reducida a la mínima atención.

“Hemos licenciado el 65% de los trabajadores de la empresa, en la gran mayoría la parte administrativa, aparte de lo que son mayores de 60 años y las embarazadas”, explicó el titular de Aguas del Norte en la entrevista radial.

“En la calle están los equipos que cumplen la parte de arreglo de agua y cloacas. Son tres equipos que salen a la mañana, tres a la tarde y un equipo que se queda de guardia. Cada uno estaba formado originalmente por cuatro personas y lo hemos reducido a tres personas por si es que existe algún problema de contagio de esa gente la afectación no sea de cuatro personas. Lo mismo estamos haciendo en toda la provincia”, dijo García Salado.

Revelaciones: déficit y auditoría

Si bien todavía no terminó la auditoría que encargó el presidente de Aguas del Norte, Luis María García Salado, sobre la gestión precedente, el funcionario brindó un adelanto en Radio Salta sobre lo que descubrieron en la empresa estatal, que si se comprueba puede derivar en una investigación judicial penal.
    
Para empezar, dijo que el déficit con el que Lucio Paz Posse dejó la compañía fue de alrededor $200 millones y no de $20 millones como se había afirmado.

“Vamos a hacer un informe de las 206 obras que estaban en ejecución donde en muchas se dieron anticipos y ni siquiera están ejecutados la mitad de esos anticipos, y en otros casos no se iniciaron las obras”, agregó García Salado.

También reveló que se dieron de baja contratos con estudios de abogados que se pagaban mensualmente por si “alguna vez se los utilizaba”, pero nunca se los solicitó.
“Estamos llamando a licitación sin que sean adjudicaciones directas para el transporte del agua, donde se ha bajado de 210 mil pesos el camión a 130 mil pesos”, dio a conocer el titular de Aguas del Norte. 
 

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último