23.3 C
Salta
domingo, noviembre 28, 2021

Anuncian créditos, pero sigue el descontento empresario

Lo más leído

El Gobierno provincial hará hoy el anuncio para las pymes. La industria queda afuera.

Luego del pedido desesperado de ayuda por parte de las pequeñas y medianas empresas golpeadas por el parate que significa el aislamiento obligatorio para contener el COVID-19, el Gobierno provincial anunciará hoy un paquete de medidas para aliviar el pago de los sueldos de los empleados de esos emprendimientos.

A todo esto, el sector industrial de Salta seguiría relegado y con las mismas urgencias que las pequeñas empresas para abonar salarios.

El ministro de la Producción de la Provincia, Martín de los Ríos, adelantó ayer que se abrirá una línea de crédito de $30 millones para que las pymes puedan cumplir con los salarios de los trabajadores. Dijo que habilitarán préstamos sin interés y, posiblemente, con un período de gracia de tres meses para empezar a pagarlos en tres o cuatro cuotas, según señaló en una conferencia de prensa virtual. Se instrumentará a través del Fondo Provincial de Inversiones.

Además, indicó que habrá una extensión en los plazos para los aportes patronales de las empresas que no están incluidas en las excepciones para trabajar durante la cuarentena.

La medida se suma al decreto de necesidad y urgencia de la Nación oficializado el miércoles pasado que otorga, entre otros beneficios, la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales; un subsidio para los salarios de hasta el valor de un salario mínimo vital y móvil ($16.875) por cada trabajador para quienes tengan hasta 25 empleados, los que tengan entre 26 a 60 trabajadores recibirán el 75% de la asignación compensatoria y los que tengan una planta entre 61 y 100 empleados tendrán el 50% del subsidio.

Si se tiene en cuenta que el salario de los empleados de comercio rondan los $30.000, el fondo que prepara el Gobierno salteño alcanzaría para unos dos mil trabajadores ya que la otra mitad de los sueldos estarían contempladas en el decreto nacional.

Solana López Fleming, titular de la Cámara de Pequeños y Medianos Empresarios de Salta, contó a este diario que también se gestiona con la Provincia activar el programa “Compre Salteño”, para que los bolsones alimentarios que se distribuyen a los sectores más vulnerables de la población sean armados con proveedores locales.

Del mismo modo, la institución sectorial reclama que se retrotraiga la carga que pagan las compañías comerciales a Rentas de la Provincia por el impuesto a las Actividades Económicas al porcentaje que regía antes del Pacto Fiscal con Nación. Es decir que se pase del 5% al 3,6%.

Los olvidados

“Estamos en una situación crítica que golpea verdaderamente a la industria salteña, y entendemos que sin estímulos públicos no existen salvavidas para el cumplimiento de los compromisos más inmediatos con nuestros trabajadores, como lo es el pago de sus salarios”, dijo a El Tribuno la presidenta de la Unión Industrial de Salta, Paula Bibini.

Suspensión de los despidos

La presidenta de la Unión Industrial de Salta fijó su postura con respecto al decreto presidencial que suspende los despidos y suspensiones durante 60 días.
“El freno a los despidos es una decisión tomada por el presidente a través del DNU y se tiene que aplicar. Fue una imposición que dejó de lado el artículo 221 de la Ley de Contrato de Trabajo que permite la suspensión del personal por razones de fuerza mayor, dejando a los empresarios sin seguridad jurídica alguna. Entendemos que es una situación crítica, pero es crítica para todos. Si bien hay empresas que están abiertas por considerarse “esenciales”, trabajan a un 50% de su capacidad. Hay otras que no son esenciales que deberán permanecer cerradas durante un mes. Y su reactivación no es instantánea, a algunas les llevará más tiempo que a otras, no todas podrán abrir sus puertas cuando finalice esta cuarentena obligatoria. Los trabajadores son el recurso más importante de una empresa, y nadie quiere despedirlos, como industriales, siempre nos destacamos por cuidarlos y valorarlos. Las herramientas presentadas no tienen un alcance equitativo, y la verdad es que las industrias nos sentimos desprotegidas”, expresó Paula Bibini.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último