26.3 C
Salta
miércoles, enero 25, 2023

Biella: “Si mantenemos este número, es una buena medida empezar a flexibilizar la cuarentena”

Lo más leído

Bernardo José Biella Calvet es un reconocido médico cardiólogo, docente y político salteño. 

Llegó a desempeñarse como diputado nacional entre 2011 y 2015. También incursionó en la televisión con su programa “El médico en mi casa”, y es fuente de consulta permanente para los medios de comunicación. En la actualidad dirige la clínica María de Urkupiña, ubicada en Ameghino al 1000 y, como siempre, sigue atendido en consultorio a sus pacientes del PAMI.
En diálogo con El Tribuno, consideró que es una buena medida empezar a flexibilizar el aislamiento preventivo y obligatorio, ya que no hay circulación viral en la provincia. “Ahora que vamos a tener una cuarentena flexibilizada debemos ahondar en esta responsabilidad, que es social, y en la que cada uno se tiene que controlar; el mejor control puede ser pensar que cada vez que salimos del hogar volvemos con el coronavirus en el cuerpo”, sugirió, haciendo hincapié en las medidas de higiene que todos deben incorporar como un hábito. “Si no lo hacemos vamos a volver a la cuarentena”, advirtió.

¿Cree que se debe comenzar a flexibilizar la cuarentena?
Si seguimos manteniendo el bajo número de pacientes infectados y no tenemos circulación del virus en la provincia y en la capital de Salta creo yo que es momento de comenzar ya una flexibilización dentro de lo que es la cuarentena. Para algunos grupos etarios, generar mayor esparcimiento porque uno de los problemas más grandes que tenemos y que afecta parte de nuestro yo es la pérdida de la libertad. Esto en los adultos mayores tiene grandes efectos negativos. Hace un par de semanas que no tenemos casos nuevos, de los tres primeros ya pasaron casi un mes, aparentemente no hay circulación viral, entonces es una buena medida empezar a flexibilizar la cuarentena.

LE PUEDE INTERESARSanción por no respetar los precios máximosPermisionarios pidieron trabajar y recibieron bolsones

¿Y los chicos deben volver a la escuela?
Yo creo que todavía no deben volver a la escuela. Los estudios muestran que la gran mayoría de los niños menores de 9 años si se infectan de coronavirus no van a tener síntomas, por ende, si se contagian van a volver a sus casas y van a poder contagiar a sus seres queridos, padres, abuelos o bisabuelos. Por ahora creo que volver al colegio sería un poquito temerario, habría que esperar a ver qué pasa en la primera quincena de junio. Si mantenemos este perfil, ahí podríamos pensar ya en regresar. Los jóvenes son oligosintomáticos, es decir, pueden hacer un cuadro de dolores musculares, decaimiento, como un resfrío. Estos jóvenes van a volver a sus casas y van a contagiar a otros. La idea es esperar. Probablemente en la primera quincena de junio aparezca, o no, un aumento de números de casos. Si seguimos haciendo las cosas bien ese aumento no va a aparecer. Siendo así es probable que ya a partir de julio los chicos puedan empezar a volver al colegio.

¿Cómo ve la apertura de los comercios a partir de mañana? (por hoy), ¿qué recaudos se deben tomar?
Es algo importante porque va a generar cierta actividad y la laborterapia no solamente genera que los comercios puedan tener sus dividendos, sino que los dueños de esos comercios empiecen a trabajar y sus cabezas dejen de pensar en el coronavirus y empiecen a pensar en otra cosa. Volver a trabajar desde el punto de vista sanitario, psicológico y social está muy bien.
Los recaudos son los que tienen en sus casas. Que la atención al público sea individual, que no haya ingreso de personas a los locales, que tengan alcohol en gel, sistema de lavado de manos, uso de barbijos permanente y evitar las aglomeraciones.

¿Cómo se debe tratar a los adultos mayores, tendrían que poder salir de forma controlada?
Los adultos mayores que están posibilitados por sus propios medios o seres queridos tienen que hacer salidas cortas, breves, alrededor de la manzana, distraerse, no detenerse a conversar con nadie.
En los consultorios nosotros tratamos de que los adultos mayores no vengan, sino que vengan sus familiares o vecinos para recetas. Pero si el paciente está enfermo se le hace una cita aislada, un paciente cada 30 minutos, cosa que no se cruce con nadie para evitar que pudiera haber algún tipo de contagio, no solo coronavirus.
Ahora van a bajar un poco las temperaturas y con esto van a llegar los virus de la gripe, el H1N1, Influenza B y el H3N2. Estos cuatro virus y un quinto con el que hay que tener mucho cuidado, ese sí afecta a los niños, es el que genera la bronquiolitis, el haemophilus influenza.


Con los trabajos en general, ¿que recomienda? Hay empresas que tienen muchos empleados…
En las empresas que tienen mucho personal la idea es que no estén todos. Van a tener que hacer que un día vaya el 50% y al otro día el otro 50%. Van a tener que ver la no cercanía entre los empleados, la higiene personal, el lavado de manos, jabón blanco, alcohol en gel, la limpieza de los escritorios, superficies donde van a trabajar. Ahora tenemos que ser especialmente cuidadosos.

Para las personas que trabajan en casas particulares, ¿qué recomienda?
Las trabajadoras por lo general viven en zonas distantes de donde trabajan. Muchas toman dos colectivos. Como todos los trabajadores, tienen que volver a sus trabajos. En el traslado es importante cuidar la distancia, usar barbijos, cuando llegan a sus lugares de trabajo descalzarse, sacarse la ropa porque vienen de la calle, ponerse una camisa que no sea la que traen de la calle, previo lavado de manos con agua y jabón blanco. 
El empleador tiene que tener un lugar para que, cuando ella llegue, pueda cambiarse y lavarse las manos y la cara para poder trabajar tranquila y cómoda, como corresponde. 
Cuando vuelven a sus casas tienen que hacer lo mismo. Dentro del domicilio, considero que si la empleada no tiene temperatura o síndrome gripal no tiene por qué usar barbijo. 

Si con la flexibilización se llegara en pocos días a duplicar los casos de coronavirus, ¿habría que volver para atrás con la cuarentena?
En algunos sectores se podría volver para atrás, dependiendo de dónde aparecen los casos. Si son importados, esta flexibilización no tiene por qué volver atrás sino ajustar más los controles de los ingresos de las personas repatriadas.

¿Cómo ve la vuelta a casa de los repatriados?
Lo veo con preocupación pero hay que tratar de buscar una solución. Ya están volviendo. A estas personas se les tiene que generar una conciencia de cuarentena muy importante. A los 14 días que tienen que estar aislados tienen que tomarlos con conciencia. Por otro lado, el Estado tiene que hacer control personal, telefónico, de qué es lo que está haciendo y, eventualmente, ante la duda, controlar en el domicilio. 
Estas personas que están viviendo de afuera necesitan estar libres de los gérmenes cuando salgan a realizar sus actividades. Los puntos débiles que tenemos de la cuarentena son los ingresos de personas. 
Hay que hacer un buen control de los repatriados para evitar los contagios masivos.

En esta nueva etapa, ¿qué le dice a la gente?
Se está tomando esta nueva etapa porque Argentina es el país con menos números de infectados de Latinoamérica, y Salta está dentro de las provincias con menos infectados dentro de la República Argentina, los casos que tuvo son todos importados. 
Esto es gracias a que se han tomado las medidas a tiempo. Ahora que vamos a tener una cuarentena flexibilizada debemos ahondar en la responsabilidad social, cada uno se tiene que controlar y el mejor control puede ser pensar que cada vez que salimos del hogar volvemos con el coronavirus en el cuerpo, entonces, sacarnos la ropa, los zapatos, higienizarnos, cambiarnos y recién saludar a nuestros seres queridos, esa va a ser la manera de evitar que el coronavirus ingrese al hogar. Eso es lo que hago yo. Si no lo hacemos, vamos a volver a la cuarentena.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último