Camacho;: “Le demostramos a Nación que tenemos una provincia ordenada”

Sergio Camacho tiene doble función en el gabinete provincial: maneja la cartera de Infraestructura y la Coordinación de Enlace y Relaciones Políticas. Es uno de los hombres fuertes del Gobierno y salió al cruce de algunas declaraciones que realizó el titular de la Libertad Avanza en Salta, Alfredo Olmedo.

El dirigente libertario Alfredo Olmedo dijo que la Provincia no hizo ningún ajuste en sus cuentas, como lo demandaba Nación…

En la provincia estamos cursando el quinto año de gestión del gobernador (Gustavo) Sáenz y los cuatro años anteriores tenemos equilibrio fiscal, tenemos presentadas las cinco cuentas generales del ejercicio. Dentro de ese equilibrio fiscal se han pagado más de 170 millones de dólares de deuda heredada por el gobierno de Gustavo Sáenz. Habrá otras provincias, en todo caso desconozco, que deberán hacer algún tipo de ajuste. Además, tuvimos desde el 1 de enero hasta el 30 de junio vigente el decreto 45, que establecía que mientras el Gobierno nacional terminaba de definir qué pasaba con las transferencias automáticas, las no automáticas y demás, se congeló la pauta publicitaria, se suspendió la compra de bienes de capital, se continuaron con las obras que se venían haciendo, pero no se hizo ningún llamado a licitación y hubo una cantidad de ajustes que tenían que ver con cómo la provincia seguía manejando en equilibrio desde el punto de vista presupuestario y desde el punto de vista del equilibrio fiscal en este nuevo desarrollo del país que estamos viviendo.

¿Y cómo les fue demostrando a Nación el avance de obras de acuerdo a los desembolsos realizados?

Es lógico entender que él (Olmedo) no se ocupa tanto del día a día, que no esté enterado de lo que pasó. El 17 de abril pasado, Nación envió un relevamiento de todas las obras nacionales que se ejecutaban en la provincia. En ese detalle de obras, donde estaban todas realmente, las calificaban con distintos niveles de prioridad. Esos niveles de prioridad iban desde el 1 hasta el 8. En el 97%, por no decir el total, había tres o cuatro obras que solamente no estaban categorizadas o priorizadas, según Nación, eran nivel ocho. Con lo cual, de ese primer contador con el que arrancamos, el gobernador Sáenz gestionó en consecuencia de tener un proyecto, en consecuencia de tener un plan de gobierno, en consecuencia de poder haberle demostrado al Estado nacional, primero, porqué tenían tamaña importancia estas obras. Y segundo, como consecuencia también de que pudimos mostrar una provincia ordenada. En ese sentido, recordemos que el 14 de junio, Salta firmó convenios con la Secretaría de Obras Públicas, con la Secretaría de Hábitat y con la Secretaría de Educación, que son tres de los distintos organismos de donde vienen obras públicas y fue la primera provincia que firmó tres convenios. Porque había otras que habían firmado algún convenio con Obras Públicas o alguno de esos aspectos, pero no en la totalidad. Con lo cual queda muy claro que justamente es una condición del orden que Nación vio en la provincia, de la claridad con la que nosotros presentamos los estados de avance en términos de obra relacionados con los desembolsos que había hecho Nación. Que el resultado fue totalmente distinto a aquel borrador donde todas eran prioridad ocho. Tanto es así que hay una cantidad de obras en términos de ruta, en términos de edificios de arquitectura, en términos de la planta de tratamiento de líquidos cloacales. Los acuerdos fueron muy favorables y beneficiosos para la provincia. Porque la provincia estuvo en condiciones de demostrar que cada una de las obras que fue auditada estuvieron exactamente en el lugar que debían estar. Es decir, con el avance físico igual que con el avance financiero, con las erogaciones que venía haciendo Nación y en el estado que se encontraban.

Teniendo en cuenta el Pacto de Güemes, los acusan de haber llevado adelante algo que ya estaba pactado con Nación…

Cuando él (Olmedo) dice es muy curioso lo que hizo el gobierno: un Pacto de algo que ya estaba pactado, está demostrado que no es así. Si yo tomo lo de abril no había nada pactado, no había ninguna obra para la Presidencia de Salta. Y lo que conseguimos ahora es una consecuencia de tener un plan de gobierno. Este Pacto de Güemes no fue un listado de obras, sino que tiene que ver con políticas de desarrollo de Salta, con un plan que tiene el gobernador para Salta, entre los cuales se presentó desde un nuevo proyecto de coparticipación nacional, pasando por el proyecto del corredor bioceánico, como de tantas otras cuestiones. No son obras sacadas al azar, ni obras que uno las consigue por nada, sino porque atrás de eso hay un plan. En algún momento el señor Olmedo habla de que se la usó a la vicepresidenta (Victoria Villarruel) como un cadete para llevar un papel al presidente. La vicepresidenta (que vino a los actos por Güemes) fue tratada excelentemente bien, como le corresponde institucionalmente a un vicepresidenta. La falta de respeto fue haberla dejado sola en medio del acto, por parte de los diputados de la Libertad Avanza que se fueron del desfile. Fueron convocados al pacto la totalidad de los espacios políticos de Salta y ellos (libertarios salteños) decidieron no participar. Un día después de la visita de Villarruel a Salta, el presidente (Javier Milei) recibió de manos del gobernador Sáenz el Pacto de Güemes.

En el Boletín Oficial salió que Salta tomará una asistencia crediticia de $41 mil millones para pagar capital adeudado al Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial…

Eso es muy específico de Economía. Lo que yo puedo decirte es que lo que se está haciendo es en términos del orden y de lo mejor para la provincia. Esa deuda la tienen todas las provincias con el Fondo Fiduciario. Yo puedo cambiarla, reprogramarla con tasas que son mucho más beneficiosas para la provincia y de ese modo avanzar en la cancelación de eso.

Fuente: El Tribuno

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí