27.3 C
Salta
sábado, noviembre 27, 2021

Cargnello instó a desarrollar un fuerte sentido de la solidaridad

Lo más leído

La homilía de Domingo de Ramos de monseñor fue transmitida por Facebook Live.

Por la pandemia del COVID-19, la tradicional celebración del Domingo de Ramos, que da inicio a la Semana Santa, ayer se realizó de forma inédita a puertas cerradas en todas las iglesias católicas. Hubo transmisiones en vivo por internet, a través de las cuales gran cantidad de fieles, que pusieron sus ramos en las entradas de sus casas, recibieron la esperada bendición. Otros colgaron banderas papales.

Con más de 2.100 usuarios creyentes conectados en el vivo entre las 18 y pasadas las 19, más de mil Me Gusta y 110 compartidos (de la publicación), el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, impartió la bendición de los ramos desde la Catedral Basílica. En su homilía, monseñor instó a los fieles: “Comprometámonos a entregar nuestros cuerpos, es decir, nuestras personas, y a derramar nuestra sangre, esto es nuestras vidas para que el Señor siga celebrando la Eucaristía”.

Pero ¿cómo hacer? se preguntó. “En primer lugar debemos cuidar al otro cuidándonos nosotros. Este es el sentido del aislamiento social, el mismo debe ser activo, alerta y solidario. No nos encerramos para sentirnos seguros, sino que vemos la oportunidad de redescubrir el valor de la familia y estar alerta frente a cualquier necesidad”, reflexionó. Al mismo tiempo agradeció a los voluntarios que ayudan a los mayores, enfermos, vulnerables.

“Agradezco a los presbíteros que asisten a enfermos, a los agentes de salud, policías, al personal de limpieza”.
“Hemos puesto a disposición del Gobierno casas de ejercicios espirituales para colaborar en la emergencia”.

En segundo lugar exhortó a “cultivar las virtudes que custodian la vida familiar, el respeto mutuo, el afecto, la ayuda, la escucha, la paciencia, la capacidad de generar alegría a nuestro alrededor, el amor”. También llamó a escuchar la palabra de Dios.

En tercer lugar, Mario Cargnello pidió “desarrollar un fuerte sentido de la solidaridad”. Indicó que Cáritas Arquidiocesana de Salta, en coordinación con las Cáritas parroquiales, está trabajando y agradeció a las comisiones directivas y sus voluntarios. “Cáritas acompaña, comparte y reparte lo que la caridad de los fieles ofrece. Con el aporte de Cáritas nacional, algunos gubernamentales y sobre todo con la ayuda de los fieles que en grupos o empresarios hacen llegar se sostiene a personas y familias carencias en un número importante en barrios de la periferia de nuestra ciudad y de la Arquidiócesis”, señaló.

En este sentido, agregó: “Necesitamos preparar los kits de alimento y elementos de higiene (detergente, lavandina, jabón en polvo y en pan); el almacén de recaudación funcionará en el Arzobispado, un grupo de jóvenes voluntarios preparará los paquetes que luego serán distribuidos a través de las parroquias o en los hogares. Si alguien quiere ayudar le decimos muchas gracias”. Para los que quieran aportar la cuenta de Cáritas es Banco Macro cuenta corriente 3- 0008007075-1.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último