18.3 C
Salta
jueves, octubre 6, 2022

Caso Teruel: “No vamos a pedir menos de 14 años”

Lo más leído

La querellante, Liza Medrano, señaló que la acusación contra Teruel quedó probada.

“Si bien a la víctima le costó mucho declarar, sumado a que coincide con los datos de los audios y otras declaraciones de la víctima, el hecho ha quedado probado”, sostuvo Liza Medrano, abogada querellante de la familia en la primera causa. “Desde esta parte por ahora no vamos a pedir menos de 14 años de prisión efectiva”, señaló en diálogo con El Tribuno al referirse al imputado Lautaro Teruel.

Para la doctora no hay dudas de que la defensa del joven intenta pasar la causa al Juzgado de Menores. Respecto a los planteos referidos antes del debate sostuvo: “Desde la primera etapa plantearon la nulidad de los audios, que fueron rechazados al igual que en esta segunda instancia. El argumento primero fue que se trataban de audios realizados en circunstancias que afectaban la privacidad de una persona, fue descartado porque si bien él -Lautaro- no sabía que estaba siendo grabado, toda su declaración se la dijo a una persona que lo estaba grabando. Es decir, no fue una escucha ilegal como sería pinchar un teléfono”.

“El otro planteo de nulidad fue señalar que los audios fueron editados, armados o sea falsos. No obstante, hay una pericia que se hizo en Buenos Aires donde determinaron que los audios no tienen las ediciones que señalan”, refirió.

Acerca de la causa que se encuentra en el Juzgado de Menores, que fue una confesión que le hizo Lautaro Teruel a su padre, según señalo el nochero en su testimonio, la querella sostuvo que hicieron el pedido como prueba del expediente de esa causa. Medrano sostuvo que “ante una confesión así la estrategia es decir “sí confesó’ pero lo hizo como “manoseo’ quitándole significancia, además que el hecho fue cometido cuando el imputado era menor de edad, para plantear la inimputabilidad”.

“Ese argumento no tiene sustento, ya que a quien represento ha sido muy clara en su testimonio en cuanto a la edades, ella señala que los abusos comenzaron desde que tenía 10 años”, agregó.

Para Medrano el nochero intentó atenuar lo ocurrido señalando que “se trató de un “toqueteo’ o “manoseo, algo natural en muchas familias’, minimizando el hecho que le trajo tantas consecuencias a la niña y a tantas otras que sufren abuso. Tocar a una menor no es un error, es un delito, deja secuelas graves. Además, la realidad es otra, la obligó a hacerle sexo oral”.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último