31.4 C
Salta
sábado, diciembre 3, 2022

Cómo es la cuarentena de los que están aislados en el Victoria Plaza

Lo más leído

Dos trabajadores aseguraron que falta higiene y medidas de prevención.

Dos trabajadores golondrina que permanecen aislados desde el miércoles pasado en el Hotel Victoria Plaza denunciaron que no hay medidas adecuadas de higiene en el lugar y dieron a entender que comparten espacios comunes con otras personas que podrían tener el virus. Los vecinos del lugar manifestaron preocupación por las medidas de seguridad para prevenir contagios.

Los obreros son salteños y habían viajado a La Rioja para trabajar en tareas rurales. Ahí estaban cuando comenzó la cuarentena. Hace días lograron volver en ómnibus a la provincia, pero cuando llegaron los enviaron al Hotel Victoria Plaza para que cumplan 14 días de aislamiento junto con otras personas que se encuentran en la misma situación.

En ese hotel céntrico permanecen todos los que vienen de otras provincias y no tienen donde aislarse para prevenir la propagación del virus.

Dos trabajadores oriundos del norte provincial que esperan que se cumpla el plazo para llegar a sus hogares manifestaron su preocupación.

“Acá no nos dan alcohol, ni guantes y andamos con los mismos barbijos que salimos desde hace más de una semana. Pensamos que nos vamos a contagiar todos, que entramos caminando y que saldremos con los pies para adelante. Además nadie nos brinda información ni nos dice lo que está pasando; la estamos pasando muy mal”, dijo uno de los dos obreros.

También aseguraron que no les cambian las sábanas ni les dan productos para limpiar. “Ya llevamos una semana y recién hace dos días limpiaron los pasillos. Todos hablan de la necesidad de la limpieza y nos tienen en las peores condiciones”, aseguró uno de los jóvenes alojados en el hotel.

“No veo la hora de volver. Estamos desesperados en este encierro. Salimos de nuestros hogares en febrero y no sabemos cómo podremos volver”, dijeron.

Están alojados en el hotel Victoria Plaza desde el miércoles pasado, cuando personal de las fuerzas de seguridad interceptó el colectivo en el que ingresaban a la provincia procedentes de La Rioja.

Si bien los controles comenzaron en el ingreso al territorio provincial, cerca de La Candelaria, y siguieron al paraje Cabeza de Buey, luego en el expeaje de ingreso a la ciudad ordenaron que todos sean derivados al hotel ubicado frente a la plaza 9 de Julio.

Vecinos de la zona manifestaron su preocupación por las medidas de seguridad. Plantearon que no hay un vallado que impida el ingreso al hotel.

Además, si bien se retira basura y roba blanca todos los días para llevarla a la lavandería, se la llevan en tachos abiertos y sin mayores medidas de prevención.

“Nunca nos hicieron el test para el coronavirus. No sabemos si estamos contagiados. No sabemos si podemos contagiar cuando volvamos con nuestras familias”, aseguraron los trabajadores rurales a El Tribuno.

También manifestaron temor porque en el hotel donde se encuentran estuvo alojado otro trabajador golondrina que volvió de Río Negro y se confirmó el domingo que tiene coronavirus pese a que no presentaba síntomas.

“Yo no sé quién es, pero si estuvo acá no sabemos si nos cruzamos con él, si agarró la baranda, alguna pared. Además nadie nos brinda información ni nos dice lo que está pasando; la estamos pasando muy mal”, dijo uno de los obreros. Agregaron que no bajan en ascensor pero que usan la escalera.

Los salteños viajaron para trabajar en la cosecha de aceitunas en Chilecito. Son trabajadores calificados con muchos años de oficio que en el departamento San Martín no encuentran una fuente de ingresos.

Cuando estaban de viaje, decretaron el aislamiento social, prevenitvo y obligatorio en todo el país y ellos quedaron varados a más de mil kilómetros de sus familia.

Relataron que pasaron un mes “desesperante” en La Rioja hasta que consiguieron un micro de la empresa Sierras de Córdoba. Esa empresa estaba por traer de vuelta a estudiantes universitarios salteños y, como quedaban lugares, los trabajadores consiguieron asientos que pagaron 2600 pesos.

“Una fortuna nos sacaron por el viaje para traernos con los chicos. En todo el viaje, en los controles, nos discriminaron y nos maltrataron. Y para colmo nuestro gobernador nos llama delincuentes. Nosotros no somos delincuentes, somos trabajadores que no encontramos nada para hacer en la provincia y por eso tenemos que emigrar para que coma nuestra familia”, dijo uno de ellos.

“En el tema de la comida también queremos desmentir al ministro de Turismo de la Provincia, Mario Peña, y decirle a la comunidad que sólo nos dan dos comidas. A las 13 nos dan el almuerzo y a las 22 la cena. Luego no hay más nada. Ahora, como todos se enteraron de que un trabajador que dio positivo estuvo acá, ni los delivery quieren venir a entregar comida. Nunca nos dieron un desayuno”, aseguraron

Medidas de prevención

Vecinos del centro expresaron preocupación por la seguridad en el hotel Victoria Plaza. Aseguraron que no hay mayores medidas de prevención para retirar ropa blanca o basura. También llamaron la atención sobre el hecho de que el lugar no esté vallado ni se haya previsto alguna forma de evitar que entren al lugar personas que no necesitan hacerlo. Además, el martes a la noche hubo versiones de que se hizo una reunión en la terraza.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último