20.9 C
Salta
domingo, octubre 17, 2021

Cómo se volvería a clases en Salta y la experiencia en otros países

Lo más leído

Hay modelos internacionales que pueden replicarse en la provincia.

Si bien todavía no hay nada oficial, en el Gobierno nacional se está hablando de una vuelta de los alumnos a las escuelas para agosto, al menos para las provincias sin circulación viral de COVID-19, como puede ser el caso de Salta. En un principio, las clases presenciales se retomarán de manera escalonada, con prioridad para los últimos años de la primaria y secundaria. Se estudia, también, entre otras medidas de prevención, reducir la cantidad de estudiantes por aula, que estarían divididos en grupos y asistirían en días diferentes.

La actividad escolar volvió con varias restricciones en otros países, que incluso mantienen elevados índices de contagio de la enfermedad del coronavirus. Un informe del Observatorio Argentinos por la Educación sobre la experiencia internacional sobre el regreso a clases puede servir de guía para lo que se implementará por estas latitudes dentro de unos meses.

De todas maneras, el ministro de Educación de la Provincia, Matías Cánepa, adelantó en una entrevista con El Tribuno, el sábado pasado, algunas pautas que se tendrán en cuenta para el regreso a las aulas.

Habló de un sistema “dual” de educación entre clases presenciales y por la web. Aunque reconoció que no todos tienen acceso a internet.

“Para la vuelta nosotros estamos pensando más en séptimo grado y quinto año, si es que tiene que ser reducido, y ver también cómo trabajar con la modalidad rural, si podemos, quizás, acomodar un esquema con protocolo de salud para avanzar”, explicó el funcionario.

Si se decide que todos los cursos vuelvan a las aulas, Cánepa adelantó que se establecerán “esquemas que no todos los días puedan ir todos, por lo que tiene que ser reducido, y se tendrían que otorgar determinados días a determinados grados o años”.

En los dos casos, de que vuelvan solo séptimo grado y quinto año (en el caso de las escuelas técnicas sería sexto año) o que todos regresen, el ministro de Educación dijo que habrá que “trabajar fuertemente” en los contenidos de los últimos cursos de primaria y secundaria. Para el resto, anticipó que se analiza unir los ciclos de aprendizajes 2020-2021.

“No es que dejan de ver los contenidos de este año sino que se articula con el año que viene, y de esa forma se van a poder acreditar los aprendizajes”, aclaró el titular de la cartera educativa de la provincia.

Modelos

Barbijos, menor cantidad de alumnos por aula, estrictas normas de higiene, contactos interpersonales reducidos, controles de salud en los establecimientos escolares y segmentación en grupos por cada curso, son las principales pautas que se repiten en los países que están experimentando el regreso a las aulas.

Según el estudio del Observatorio Argentinos por la Educación, la pandemia del COVID-

19 interrumpió el ciclo escolar de más de 1.235 millones de alumnos en el mundo (70,6% del total de estudiantes, de acuerdo a datos de la Unesco).

En Europa y Asia hay una gran disparidad de posturas con respecto al regreso escolar. Mientras que algunos países como Italia o India no ven viable una apertura escolar en la brevedad, otras naciones como Dinamarca o China ya retomaron su ciclo lectivo de forma presencial en gran parte de su territorio.

En América y África mantienen en general una postura firme de cierre escolar generalizado hasta que no estén dadas las condiciones de garantizar a los alumnos mayor seguridad sanitaria. La única excepción es Estados Unidos, que demoró en su cierre escolar y aún hoy en día hay tres estados que continúan su ciclo lectivo. En Oceanía intentan llevar adelante la transición para el regreso de los estudiantes, aunque todavía existen grandes diferencias de posturas en sus distintos estados.

Ejemplos

En Dinamarca, la interrupción de clases duró un mes. Entre las medidas de higiene que se tomaron figura la prohibición de ingreso de los padres a las escuelas. Cada alumno tiene su propio escritorio alejado a 1,8 metros uno del otro. En los recreos solo se puede jugar entre grupos pequeños de estudiantes. Durante las 6 horas de colegio es obligatorio lavarse las manos cada 1 hora y cada profesor es responsable de llevar a sus alumnos de manera ordenada.

En Francia la actividad escolar se retomó la semana pasada con clases divididas y entradas escalonadas. Se estableció un máximo de 15 alumnos por aula y ayer se tuvieron que cerrar 70 escuelas por la aparición de casos de COVID-19.

En Israel no se le permite a ningún estudiante tener contacto físico con un compañero ni docente; los pupitres deben ser individuales y encontrarse alejados a 1,8 metros. Los padres deben llenar un formulario de salud constatando que su hijo no tiene coronavirus, si alguno de los miembros de su familia tiene o tuvo recientemente la enfermedad no se le permite al estudiante el regreso.

En Corea del Sur están cerradas las escuelas, pero las clases se dictan de manera virtual. Allí todos los estudiantes deberán aprobar un examen estandarizado finalizado el año y aquellos que desaprueben deberán repetir el año lectivo.

Licencias para los tutores

En los planes del Gobierno nacional para la vuelta a clases presenciales se prevé mantener las licencias para los adultos a cargo del cuidado de los niños. 
El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dijo que seguirá vigente la resolución de la cartera laboral que considera “justificada la inasistencia del progenitor, progenitora, o persona adulta responsable a cargo, cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente.
La persona alcanzada por esta dispensa deberá notificar tal circunstancia a su empleador o empleadora, justificando la necesidad y detallando los datos indispensables para que pueda ejercerse el adecuado control”, agrega la normativa.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último