35.3 C
Salta
miércoles, diciembre 7, 2022

Cuáles son los conflictos que quedan por resolver para poder sesionar en Diputados

Lo más leído

La modificación del reglamento, la posibilidad de hacer sesiones mixtas y el soporte tecnológico, entre las principales diferencias. La disputa por el rédito político.

En la sexta semana desde el inicio de la cuarentena, el oficialismo y la oposición se acercan a un principio de acuerdo acerca de cómo sesionar en la Cámara de Diputados, aunque todavía quedan varios puntos de conflicto que se deberán resolver en las próximas horas para avanzar más allá de las reuniones de comisión y llevar adelante una sesión.  La modificación del reglamento es uno de los puntos centrales de la discusión. ¿Se puede modificar a distancia o es necesario que se concrete un encuentro presencial para poder hacer los cambios en el contexto de excepción? Desde Juntos por el Cambio el pedido es que haya al menos alguna instancia cara a cara para poder discutir el tema. El presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, en cambio, alentó durante los últimos días un acuerdo entre los jefes de bloque que quede plasmado en una resolución. La reunión entre los líderes de cada espacio se concretó ayer pero no logró llevar a cabo su plan por completo. La negociación contempló una reunión el próximo miércoles de la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamentos para analizar un nuevo reglamento y saque dictamen. Según afirman desde el radicalismo, esto es “clave” para que dar legitimidad a una eventual sesión virtual o al menos mixta, es decir con algunas autoridades en el Congreso y la gran mayoría desde sus casas.  

En el caso de que el miércoles 29 de abril se consiga el dictamen, la modificación del reglamento se ubicaría en el primer lugar de la orden del día de la sesión y se requerirá el acuerdo de al menos tres cuartos de los participantes para dar aval a la modificación. 

El soporte tecnológico es otro de los ejes que se deberán resolver en las próximas horas con la reunión de la Comisión Especial sobre la Modernización del Funcionamiento Parlamentario que dejará en claro cuál es la modalidad técnica que se implementará. ¿Cómo será el sistema remoto y por cuánto tiempo se utilizará? Si bien no hay precisiones sobre cuánto tiempo se extendería la cuarentena, la primera propuesta es para que es establezca un primer período de un mes, con la posibilidad de revisarlo cada 30 días. Cada diputado ya posee el sistema para poder firmar de manera virtual desde una computadora con acceso VPN, es decir a una red privada con los requisitos de seguridad que impide el hackeo.  “Vamos a sesionar pidiendo garantías de que el sistema sea seguro y que no se condicione ninguna palabra. La responsabilidad en la implementación del sistema es de Massa. Ojalá que se pueda debatir y dar respuesta a una sociedad que las exige”, reclamó la diputada de la Coalición Cívica Paula Oliveto, direccionando la última responsabilidad sobre el titular del cuerpo. 

El argumento sanitario fue utilizado por Massa para echar por tierra la posibilidad de una sesión tradicional en el recinto y difundió un informe del cuerpo médico de la Cámara de Diputados que indica que no es recomendable realizar un encuentro en el recinto, ya que podría significar la participación de unas “600 personas, entre los 257 y el personal de la HCDN”. Sobre el final de la reunión con los jefes de bloque, Massa sumó dramatismo y aseguró que en realidad serían unas 900 las que podrían estar circulando en caso de que se tenga en cuenta el pedido opositor.  No obstante, hay que aclarar que la oposición sugirió sesionar en algún otro sitio como el Centro Cultural Kirchner o la Usina del Arte, para respetar la distancia entre los diputados, una modalidad que fue probada en la Legislatura porteña y que se comenzará a utilizar esta semana para no romper el distanciamiento social obligatorio. La alternativa opositora no tuvo éxito entre las autoridades de la Camara y no está en estudio por estas horas. Pero en última instancia, el conflicto de base que se debe resolver es político y cada sector pugna por llevarse el trofeo de haber puesto en marcha el Congreso. Massa avanzó con las sesiones virtuales, aún antes de que la Corte Suprema brindara una respuesta a la presentación que hizo Cristina Kirchner para que definiera si es constitucional una reunión virtual y la oposición insistió en motorizar una sesión presencial. Diputados: con el recorte a los sueldos, se podrían ahorrar 200 millones de pesos La foto de los diputados de Juntos por el Cambio viajando desde el interior en sus autos para llegar a Buenos Aires buscó darle un tono épico al regreso de las actividades en el Congreso. Es que sin trabajo legislativo, la oposición se queda con pocas herramientas para poder dar a conocer su posición y presentar proyectos, así que también necesita que se avance con la reanudación de actividades.   “No podemos seguir discutiendo cómo discutir. El Congreso debe funcionar ajustado a la realidad y cumpliendo los protocolos sanitarios”, se quejó la diputada de Consenso Federal Graciela Camaño, para resumir el clima por estas horas en el Congreso y sus inmediaciones.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último