Cupón PBI: Gobierno reconoce dificultades para pagar si se ratifica fallo en contra

Los cupones PBI se emitieron en 2005 como parte de la reestructuración de la deuda defaulteada en 2002 y debían pagar rendimientos a los bonistas cada vez que la Argentina alcanzase un crecimiento de su Producto Bruto del 3,3% anual.

El Gobierno podría enfrentar serios problemas para pagar parte de su deuda si se ve obligada a desembolsar u$s1.500 millones en compensaciones ordenadas por un tribunal británico a inversionistas el año pasado, según advirtieron el equipo legal que representa al país, actualmente liderado por el presidente Javier Milei.

Cabe recordar que, en 2023, fondos de cobertura como Palladian Partners LP ganaron un fallo del Tribunal Superior del Reino Unido que determinó que la Argentina debe indemnizar a los inversores por pérdidas derivadas del cambio en el método de cálculo del Producto Bruto Interno (PBI), tal como consigna este martes la agencia Bloomberg.

El Estado Argentino había sido condenado en estrados ingleses por cambios en las estadísticas del INDEC durante la presidencia de Cristina Kirchner. El cambio generó un perjuicio en los tenedores de los bonos, ya que generaron una menor rentabilidad para los cupones atados al PBI, emitidos junto a los bonos en la reestructuración 2005 de la deuda y atados al crecimiento de la economía local.

La República Argentina apeló la decisión, pero para hacerlo tiene que cumplir con una serie de requisitos, entre ellos la creación del fideicomiso para depositar allí los 337 millones de dólares como garantía, un movimiento que ya fue ejecutado por el Gobierno de Milei. Sin embargo, según la citada agencia de noticias, este martes, los abogados argentinos argumentaron que la sentencia podría forzar al Gobierno a efectuar pagos incluso en tiempos de recesión económica.

Cupón PBI: el veredicto

El veredicto de 2023 desvincula el crecimiento real de los bonos, conectándolos de manera injusta a una medida desactualizada del PBI, señalaron los abogados argentinos.

Obligar al país a pagar durante una recesión podría comprometer “la capacidad de la República para pagar tanto su deuda vinculada al PBI como la deuda convencional“, indicaron los abogados en sus escritos, según Bloomberg. Este año, la Nación se enfrenta a una nueva recesión tras la por el plan de ajuste que adelanta Milei, con algunos analistas proyectando una contracción que se acercaría al 4%. En ese contexto, Sue Prevezer, abogada de Palladian, desestimó los argumentos esbozados por la defensa argentina, calificándolos como “un ejercicio de ilusiones”.

Cupones PBI: qué son y cómo se originó la deuda

Los cupones PBI se emitieron en 2005 como parte de la reestructuración de la deuda defaulteada en 2002 y debían pagar rendimientos a los bonistas cada vez que la Argentina alcanzase un crecimiento de su Producto Bruto del 3,3% anual.

Tras su salida al mercado, los cupones PBI rápidamente se convirtieron en uno de los activos favoritos del mercado local ante el crecimiento a “tasas chinas” que tuvo lugar durante la presidencia de Néstor Kirchner y el primer mandato de Cristina Kirchner.

En el último trimestre del 2013, se cambió la fórmula de cálculo del PBI y el crecimiento anual de ese entonces cerró en 3,2%, un 0,1% por debajo del 3,3% que obligaba al pago. Así, ya no hubo nuevos desembolsos por ese concepto.

Esos pagos no concretados fueron los que generaron la demanda resuelta el año pasado en Londres que sumó u$s 1440 millones a la deuda externa nacional.

Fuente: Ambito

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí