32 C
Salta
domingo, septiembre 19, 2021

Desbaratan una secta religiosa y rescatan a 69 personas

Lo más leído

En Salta capital detuvieron a una mujer apodada La Tía Eva, líder de la organización.Desde la madrugada de ayer 23 allanamientos se realizaron en distintas provincias.

Hace más de un año las fuerzas nacionales de seguridad seguían los pasos de una organización criminal que utilizaba una comunidad religiosa para perpetrar diversos delitos. En la madrugada de ayer, personal de la Policía Federal, en conjunto con la Gendarmería Nacional, desplegaron de forma simultánea 23 allanamientos en distintas provincias rescatando a 69 víctimas y logrando la detención de al menos diez personas, entre ellas la líder de la secta religiosa: una salteña de 53 años apodada La Tía Eva. Además, también detuvieron a un hombre de la misma edad, ambos fueron aprehendidos en Salta capital.

A pesar de que en los procedimientos desarrollados desde la madrugada de ayer en Salta no rescataron víctimas, sí lograron detener a sus líderes. Los allanamientos realizados en esta capital fueron en la calle Zuviría al 1300, donde actuó personal de la Federal, y en calle Luis Borja Díaz al 600, a cargo de los gendarmes. En la misma causa se llevaron a cabo allanamientos en Mendoza, Neuquén, Entre Ríos, Tucumán y varias localidades del Gran Buenos Aires.

Bajo la pantalla de una comunidad religiosa denominada Filadelfia, la organización criminal se dedicaba a la trata de personas, lavado de dinero, delitos contra la integridad sexual de menores y adultos, contra la identidad y contra la vida.

De la investigación surgió que entre los delitos registrados, los miembros de la “comunidad” sustraían menores a sus padres biológicos para inscribirlos luego como hijos de varias mujeres de la organización. Además, la secta cometió instigación al suicidio al haber inducido a la muerte a un joven que se había reconocido como homosexual, hecho por el que sufrió permanentes hostigamientos y agresiones que finalizaron con su trágico suicidio. Siempre bajo “la palabra divina”, el joven había sido obligado a desnudarse públicamente, fue golpeado y sufrió agresiones físicas (como arrojarle baldes de agua fría), entre otras atrocidades.

Gracias a la articulación entre las órdenes del Poder Judicial y las directivas de la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, de intensificar la investigación criminal para neutralizar el delito complejo, sumado a la asistencia de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) del Ministerio Público Fiscal, se logró extender el despliegue de las fuerzas para realizar un operativo de gran envergadura en diferentes puntos del país, lo que muestra, entre otras cosas, la dimensión que poseía la organización criminal desbaratada.

Al respecto, el secretario de Seguridad y Política Criminal, Eduardo Villalba, sostuvo: “Estamos muy satisfechos y vamos a redoblar los esfuerzos en este tipo de investigaciones para desbaratar el delito complejo. Quiero remarcar el trabajo en conjunto entre el personal de las fuerzas, funcionarios del Ministerio y autoridades judiciales que permitió una investigación que seguramente tendrá mucha tela para cortar”.

Explotó en Salta

La investigación contra la organización criminal denominada Filadelfia comenzó el año pasado luego de que desde Salta denunciaran los ultrajes a los que eran sometidos por parte de la secta religiosa. Al comienzo de las pesquisas se efectuaron varios allanamientos por los delitos de trata de personas y lavado de dinero, sin embargo con el correr del tiempo fueron surgiendo otros delitos. En ese momento los investigadores lograron certificar que la organización operaba con un minucioso sistema de captación de personas para, posteriormente, explotarlas laboralmente y someterlas a la servidumbre.

Personal de GNA y de la PFA, junto con el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Número 3 de Morón, a cargo del Dr. Juan Pablo Barral, secretaría número 9 de la Dra. Mariana Sioli, continuó con la pesquisa a partir de reiteradas denuncias que realizaron las víctimas y detectaron que aquella organización criminal, además de los delitos mencionados, también era responsable de otros graves crímenes.

Las víctimas no se podían comunicar con sus familias, no se les permitía ir a la escuela y quedaban, además, sin su documentación personal. También eran obligadas a trabajar en una panificadora que poseía la organización. 

En el operativo desplegado en la calle Zuviría 1320, la Policía Federal detuvo a dos personas de 53 años, entre ellas la mencionada La Tía Eva, una de las líderes de la organización. Mientras que en el otro procedimiento, Gendarmería Nacional no detuvo a nadie; sin embargo, secuestró documentación importante para la causa.

Secta religiosa

Liderada por tres mujeres, dos de ellas fallecidas, ayer fue detenida La Tía Eva, salteña de 53 años quien junto a un hombre de su misma edad fueron detenidos y puestos a disposición de la Justicia Federal. Fuentes de la investigación le contaron a El Tribuno que se trata de una organización criminal que nació entre 1972 y 1973, bajo la denominación Templo Evangélico Filadelfia, considerada secta religiosa. La casa central se encontraba en la localidad bonaerense de San Justo, desde ese lugar se expandió con sedes en distintas provincias argentinas, incluso en Brasil y Paraguay.

La organización Filadelfia captaba personas, fundamentalmente niñas y niños en situación de pobreza y vulnerabilidad. Bajo una “persuasión coercitiva” les hacían creer que la líder de la organización era una persona con un poder supraterrenal.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último