Desigualdad: los salarios de las mujeres son hasta un 27% más bajos

La diferencia se da a pesar de que cuentan con los mismos niveles educativos que los varones. Por otro lado, en Salta de cada 100 recibidas en la secundaria solo 8 lo hacen en tiempo y forma.

Son hechos, datos de la realidad: la inequidad de género también se refleja en los salarios y en el sistema educativo. Esos dos aspectos son analizados en el último informe del prestigioso observatorio Argentinos por la Educación, que se mete en una de las tantas desigualdades que padecen las mujeres en el país.

El estudio “Brechas de género: desde la escuela al mercado laboral” da cuenta que a pesar de que las argentinas, en general, terminan en mayor proporción la secundaria y la universidad, el salario de ellas es entre un 22% y un 27% menos que el de los hombres.

El trabajo, que se hizo en base a información del Indec y de relevamientos oficiales del área escolar, también refleja diferencias en las posibilidades de acceso a la educación.

Índices nacionales y de Salta

Por ejemplo, al analizar las trayectorias completas a través del Índice de Resultados Escolares, se observa que a nivel nacional 14 de cada 100 varones llegan al final de la secundaria en tiempo y forma (en los años correspondientes y con los conocimientos básicos), mientras que en las mujeres esto desciende a 12 de cada 100.

En el caso de Salta es peor. El informe señala que sólo 8 de cada 100 mujeres terminan la educación elemental (primaria y secundaria) en tiempo y forma. En el caso de los varones llega a 10 de cada 100 graduados como corresponde.

Pese a esa disparidad, las mujeres persisten más en el estudio. En el grupo etario de 25 a 29 años, las mujeres logran terminar en mayor proporción la secundaria y completar estudios superiores que los varones (79% y 68%, respectivamente para 2023, de acuerdo al relevamiento).

Lengua y matemática

Otra singularidad que advierte la investigación es que las mujeres suelen tener mejores resultados en lengua que los varones, tanto en primaria como en secundaria, mientras que los varones obtienen mejores resultados en matemática. La brecha en los aprendizajes entre varones y mujeres mantiene el signo, pero se triplica al pasar de un nivel a otro.

A nivel nacional se observa que el puntaje en la materia de lengua de las mujeres es en promedio un 2,7% superior a los varones en la secundaria. En matemática, en el mismo nivel, los alumnos tienen en promedio notas un 3,8% superiores al de sus compañeras.

En Salta, en lengua las mujeres tienen un puntaje un 3% superior a sus pares varones, mientras que en matemática, la diferencia a favor de ellos es de 3,4%.

“A las mujeres les va mejor en lengua y a los varones en matemática. Este es un hecho, un dato ampliamente aceptado. La pregunta es ¿por qué lo naturalizamos? Hoy sabemos que biológicamente no hay diferencias cognitivas de partida asignables al hecho de haber nacido varón o mujer. Pensar en políticas educativas que reviertan dicho sesgo es una forma de reducir a futuro esta y otras fuentes de desigualdad, que a su vez, redundaría en un uso más eficiente de los recursos humanos del país”, señaló Ivana Templado, una de las autoras del informe de Argentinos por la Educación, del que también participaron Martín Nistal y Leyre Sáenz Guillén.

Graduadas

Al analizar las distintas disciplinas universitarias y profesorados, se muestra que en 13 de 15 disciplinas las mujeres graduadas son más que los varones. Donde mayor cantidad de graduadas existe es en psicología, el 83,4% son mujeres, seguido de las carreras de letras e idiomas, con 82,9%. Por el contrario, en las disciplinas de las ingenierías e industrias hay mayormente graduados varones, representando el 74,7% y 64,8%, respectivamente.

Si bien a nivel país las mujeres ganan, en promedio, entre un 22% y un 27% menos que los varones, las únicas dos excepciones se dan en ciencias de la información y de la comunicación, donde ellas ganan 1% más que los varones, y en química donde este número asciende al 6,3%.

Los mitos que se tienen que derrumbar

En el informe advierten que en varios estudios para Argentina y la región, aparecen las desigualdades sobre las diferencias por género en los aprendizajes, ya sea en las habilidades de comprensión lectora como en las de matemática.

Hay evidencia de que estas brechas no se justifican por diferencias de orden biológico en las capacidades de aprendizaje sino que se relacionan con aspectos culturales, sociales o motivacionales.

Distintos organismos internacionales también destacan la importancia que tienen las creencias, roles y estereotipos de género en la sociedad, que hace que luego dichos sesgos se trasladen, a veces de forma inconsciente, a actividades e instituciones, entre las que se incluyen escuelas y universidades.

fuente: El Tribuno

Dejá una respuesta