29.2 C
Salta
viernes, octubre 22, 2021

Deuda: Economía prepara la próxima licitación en busca de revalidar su plan financiero

Lo más leído

Vencen alrededor de $183.000 millones y apunta a captar fondeo extra para evitar un mayor peso de la emisión. Evalúa el menú de títulos hasta último momento en función de las altas tasas del mercado

En un contexto de tensión en el mercado, que se acrecentó después de las PASO, el Ministerio de Economía prepara la próxima licitación de deuda en pesos. Programada para el martes que viene, la Secretaría de Finanzas anunciará hoy los detalles de la colocación y el menú de instrumentos con el que buscará atraer a los inversores para renovar vencimientos por cerca de $183.000 millones y obtener fondeo extra. Será una prueba importante para Martín Guzmán, que busca mostrar que su programa financiero sigue en pie, como ratificó el miércoles, en medio de las advertencias de algunos operadores sobre un shock de emisión a partir de los anuncios económicos oficiales.

Lo cierto es que las dificultades para sostener el ritmo de rollover de la deuda del primer semestre hicieron crecer el peso de la asistencia del Banco Central en el fondeo del Tesoro durante los últimos meses. Hasta el 20 de septiembre, Economía le pidió al BCRA $200.000 millones de utilidades en el mes, el mismo monto que en agosto. Así, la participación de la emisión monetaria en el financiamiento del fisco trepó al 70% del total y se alejó de la meta del 60% fijada por Guzmán. Pese a ello y a que el mercado especula con un incremento de la proporción del déficit cubierta con emisión de acá a fin de año, fuentes del Palacio de Hacienda señalaron que el objetivo sigue siendo terminar 2021 lo más en línea posible con lo presupuestado. La premisa es que una mayor impresión de pesos recalentaría la presión sobre el dólar.

Pero para ello, precisarán aumentar el endeudamiento neto. En lo que va del mes, el Tesoro acumula un ratio de rollover del 105%, que equivale a un fondeo neto de alrededor de $8.000 millones. En el año, el rollover asciende al 117% y el financiamiento extra por sobre los vencimientos cancelados suma $395.800 millones.PUBLICIDAD

En ese marco, la Secretaría de Finanzas, que encabezan Rafael Brigo y Ramiro Tosi, recalibra el menú de instrumentos a ofrecer en la colocación del próximo martes. Casi la totalidad del monto a refinanciar corresponde a una Ledes y a una Lepase. Y el 66% está en manos de acreedores privados, precisaron las fuentes.

Tasas y dólar linked

Una vez más, el costo de financiamiento presentará un desafío para la estrategia oficial. Es que los movimientos del mercado, que incluyeron una ola de ventas de activos en pesos para refugiarse en el dólar durante el contexto electoral, impulsaron al alza los rendimientos de los títulos del Tesoro indexados a la inflación y a tasa fija. Por caso, las Lecer (letras atadas a la inflación) de corto plazo llegaron a operar con tasas reales superiores al 6% en el mercado secundario. En las últimas ruedas recortaron levemente los rendimientos y se acercaron un poco más al 4%, que fue el límite que se había fijado Finanzas en las últimas licitaciones.

“Hubo un cambio bastante significativo en las demandas porque se empezó a vender muchos instrumentos en pesos y a demandar cobertura tanto de tipo de cambio oficial como de hard dollar. Por eso la demanda de bonos dólar linked, de futuros y de CCL subió fuerte. El BCRA tuvo que aumentar la posición vendida en futuros en septiembre y probablemente deba seguir incrementándola. Hay mucho ruido político que genera temores sobre la cantidad de reservas con las que el Central podría llegar, teniendo en cuenta el ritmo al que está vendiendo y la emisión de pesos futura. Eso fomenta la venta de bonos en pesos para dolarizar carteras y búsqueda de cobertura en instrumentos más seguros”, señaló al respecto Juan Ignacio Paolicchi, economista de Empiria.

A raíz de esos movimientos, fuentes de Economía le dijeron a Ámbito que esperarán hasta último momento para ver “cómo se acomoda el mercado” y definir en función de eso “la mejor oferta de instrumentos disponibles”. Los funcionarios tienen la expectativa de que las tasas del mercado secundario aflojen hasta converger a niveles más parecidos a los pre-PASO. “En Ledes y Lepase eso ya está ocurriendo. En Lecer viene algo más demorado”, sostuvieron las fuentes. En ese sentido, por el momento no descartan poner sobre la mesa ninguna de las opciones disponibles, entre ellas los bonos dólar linked, aunque todavía no está definido.

Los analistas ven en los títulos atados al tipo de cambio oficial una posible fuente de fondeo para Economía a menores rendimientos, ya que estos instrumentos a 2022 pagan tasas negativas superiores al 3% ante la demanda de cobertura del mercado. “Hay demanda de dólar linked y quizás eso les ayude a rollear sin necesidad de convalidar tasa real, que está bastante alta. Porque la depreciación implícita en el mercado de bonos es alta: se espera una depreciación real importante el año que viene y el Gobierno espera una apreciación real (como mostró el proyecto de Presupuesto 2022 enviado al Congreso). Hay una dispersión ahí que el Gobierno podría explotar”, consideró Paolicchi.

Mientras continúan los debates en el oficialismo sobre el Presupuesto de Guzmán y la dinámica del gasto público, en el Gabinete económico aseguran que se cumplirá la pauta fiscal (actualizada recientemente al 4% y que con el ingreso de los DEG se reduce al 3% del PBI) y que, en todo caso, lo que se acelerará es la ejecución. Además, sostienen que ni los anuncios económicos ni la mecánica de contabilización de los DEG enviados por el FMI (que amplió el margen de asistencia del BCRA al Tesoro a través de adelantos transitorios en $500.000 millones) implican un cambio en el plan financiero oficial.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último