7.3 C
Salta
martes, mayo 24, 2022

El oficialismo y la oposición ya debaten la reforma de la Constitución

Lo más leído

Para el Gobierno, es un reclamo de la sociedad y una deuda de la política.Del otro lado cuestionan las medidas que impulsa el oficialismo y el momento.

Un amplio consenso de la política y de la sociedad en general buscará el Gobierno de la provincia para sancionar la reforma constitucional, sostuvo el vicegobernador Antonio Marocco, días atrás. Pero, como era de esperarse, ese consenso no llegará fácilmente. Tal vez por eso sea un acierto haber presentado el proyecto con mucha anticipación, aunque una de las críticas de la oposición sea, justamente, el momento en el que el Gobierno plantea la discusión.

Es el caso del diputado provincial por Ahora Patria, Carlos Zapata, quien consideró que el proyecto “es extemporáneo a la luz de las crisis que se están afrontando: la sociosanitaria en el norte y la pandemia por el coronavirus; y lo largo que va a ser el proceso de recuperación”.

“Entonces, creo que hay otras prioridades en este momento para considerar, más que esta cuestión que es más para intereses de la política que de utilidad inmediata para la población”, cuestionó.

Al respecto, el secretario general de la Gobernación, Matías Posadas, explicó que “este es un tema que se viene debatiendo desde hace mucho tiempo e, incluso, fue uno de los ejes de la campaña del gobernador (Gustavo) Sáenz”, y que “su compromiso era presentar el 1 de abril este proyecto de reforma”.

Por su parte, el jefe comunal de Vaqueros y presidente del Foro de Intendentes, Daniel Moreno, se mostró de acuerdo con la reforma de la Constitución. “Es verdad que estamos atrasados y es necesario renovar la constitución y adecuarla a las necesidades de estos tiempos”, dijo.

Gestiones limitadas

“La limitación de los mandatos es el eje central del proyecto”, afirmó Posadas y señaló que “se lo viene trabajando desde hace mucho tiempo, es un proyecto que tiene un profundo debate previo, no solamente a nivel institucional, sino de parte de la política desde hace muchos años”.

Esta limitación, resaltó, es para “los mandatos tanto del gobernador como para intendentes y legisladores provinciales, previendo en los tres casos un máximo de ocho años, es decir una sola reelección”.

Por su parte, Zapata consideró que “en cuanto a los cargos ejecutivos podría ser una buena opción, pero en la cuestión legislativa no le veo tanto asidero”.

“Veamos primero cuál es la razón que impulsa a una sociedad democrática a limitar los mandatos, porque la consecuencia inmediata de esto es que el ciudadano va a ver coartado su derecho a elegir a quien quiera las veces que quiera, lo que vendría a ser un derecho fundamental de la democracia”, advirtió e insistió: “Tenemos que ver por qué creemos que es necesario para la política tomar una medida que va a limitar el ejercicio de un derecho democrático”.

Clientelismo

En cuanto a la prolongación de los mandatos, el diputado dijo que se presentarán dos casos claramente diferenciados. “Por un lado, hay quienes gozan del aprecio del ciudadano y que, a lo largo de su mandato se han mostrado activos y han llevado soluciones y por eso la gente sigue confiando. En otros casos, hay uso de recursos públicos para clientelizar al votante con fondos del Estado en beneficio propio”.

Para Zapata, “ese mal no se corrige limitando los mandatos, porque con los recursos públicos van a seguir imponiendo sus candidatos”.

“No se puede tratar de corregir ese mal si no se ataca la raíz, que es el uso de los recursos públicos para sostener esa estructura de poder que se prolonga. En síntesis, no se corrige limitando los mandatos sino atacando la corrupción”, sentenció.

No obstante, Posadas destacó que el proyecto “es novedoso porque surge del Gobierno” y que en los últimos 25 a 30 años, tanto a nivel provincial como nacional, “muy pocas veces se debatió una constitución con el objetivo de limitar mandatos, siempre la motivación fue ir logrando mandatos nuevos a través de reelecciones”.

Moreno, en tanto, consideró que está “muy bien que se limite a dos períodos la gestión de gobernador, intendentes y legisladores, porque ocho años son suficientes”.

No obstante, reconoció que “también es cierto que los tiempos de la política no son los de las empresas; todo tiene un proceso que alarga los proyectos, más allá de que se tomen decisiones”.

“Yo, con el tema de las cloacas por ejemplo, tengo todo listo pero hace tres años estamos frenados porque no conseguimos el permiso de un privado para pasar por su terreno”, manifestó.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último