Elecciones en Boca: el mensaje de Macri a Riquelme, el reto a Ibarra y el nueve de Qatar

La dupla opositora habló públicamente tras la aceptación de la denuncia que realizaron ante la Justicia. El curioso recuerdo de Macri sobre Takahara: “ídolo”.

Al rato de la suspensión de las elecciones en Boca ordenada por la Justicia, Mauricio Macri y Andrés Ibarra se presentaron en el canal TNT Sports para brindar una entrevista conjunta.

El que primero tomó la palabra fue Ibarra, candidato a presidente y quien realizó la denuncia que terminó en la suspensión de las elecciones de este domingo. “El pedido es que esta gente no vote, no que no se vote. Nosotros queremos las elecciones cuanto antes. Entonces el planteo fue, separen esto que está mal y listo”, explicó el exfuncionario nacional sobre la supuesta mala inclusión de alrededor de 13 mil socios en el padrón electoral, irregularidad que motivó la decisión de la jueza Alejandra Abrevaya.

El reto de Macri a Ibarra

“Ante este fallo, estamos promoviendo una audiencia con la otra parte, o sea con Boca, para decirles ‘señores, esto está clarísimo, son irregularidades manifiestas, corran a esta gente y votemos el domingo’. Si Boca acepta, es una cuestión de sistema”, continuaba Ibarra hasta que fue interrumpido por Macri. “Si el oficialismo acepta”, lo corrigió cual jefe el candidato a vice, a lo que Ibarra sólo pudo responder con una sonrisa.

El mensaje a Riquelme

Entonces fue la hora de Macri de tomar la palabra en el programa Pelota Parada, con la presencia de los periodistas Juan Pablo Varsky y Pablo Giralt.

Mirando a cámara, el exPresidente de la Nación desafió: “Román, tenemos la oportunidad de terminar con tantas mentiras que estás diciendo. Si vos querés una elección transparente, corré a esos señores que entraron y no debieran haber entrado. (…) Corré esos 13 mil y votamos el domingo como todos queremos y veremos si la gente quiere continuidad de esta forma en la que se está manejando el club o volver a esa forma que supimos tener, un club institucionalizado, profesionalizado, por arriba de todas las personas y que no sea como el patio de una casa, como él dice”.

Lo del nueve de Qatar, confirmado

En otro pasaje de la presentación de Macri e Ibarra, el candidato a vice terminó confirmando lo que días atrás había denunciado Juan Román Riquelme, sobre el ofrecimiento del “nueve de Qatar” a Boca por cuestiones de sponsoreo. Aunque a su manera.

“Román, -arrancó Macri, otra vez mirando a cámara- yo te mandé por WhatsApp los videos que me mandó Tamim… bin Al Thani, el líder de Qatar. Un amigo personal, fanático de Boca, fanático de Argentina. Festejó el campeonato argentino en Mundial más o igual que cualquier argentino. Y gracias a esta amistad, en mi presidencia de la Nación, lo llamé a él diciéndole que Boca se quedo sin sponsor. ‘Vos que sos fanático de Boca, por qué no le das una mano a Boca’. Y aceptó auspiciar con Qatar Airways pagando el doble de lo que Boca cobraba”.

“Un año y medio después me llama y me dice ‘tengo este jugador, este delantero’. Yo solamente vi el video y casi lloro, por supuesto un video editado. Y le dije: ‘Román, obviamente no tengo idea si juega bien o no pero por una cuestión de educación él pide que le den una oportunidad en Boca, él se hace cargo del salario, del pasaje, traelo a Boca al plantel, dale unos minutos en los entrenamientos, fijate si le da para jugar algún partido de Copa Argentina, con eso alcanzaría para quedar bien porque es tu sponsor y por ahí lo vas a necesitar'”, se sinceró el candidato.

“‘Bueno presi, me ocupo'”, cuenta luego Macri que le contestó Riquelme. A lo que el relato continúa: “Nunca lo llamaste. ¿Qué pasó? Terminó el contrato, no se renovó y no porque yo se lo dije. Por una cuestión que el tipo se sintió maltratado. No pedía que fuera de titular. Me acuerdo que cuando traje a Takahara tratando de meter a Boca en Japón, le dije lo mismo a Bianchi y terminó jugando y casi ídolo de Boca”, interpretó curiosamente el candidato.

El recuerdo a Takahara

Vale recordar que Naohiro Takahara jugó en Boca durante el segundo semestre de 2001. Jugó siete partidos (seis de titular) y marcó un gol, el sexto del triunfo 6 a 1 sobre Lanús por el Apertura de ese año, jornada recordad sobre todo por la conferencia de prensa post partido, cuando Carlos Bianchi se levantó del asiento y dejó a Macri hablando solo.

El récord del japonés fue de tres triunfos, un empate y tres derrotas, con una curiosidad extra: Bianchi no lo llevó entre los convocados a su Japón natal en noviembre de ese año, para enfrentar al Bayern Múnich por la Intercontinental.

fuente: Pagina 12

Dejá una respuesta