En Argentina, nacen más de 40 bebés al día con alergia a la proteína de la leche

En el marco de la Semana de la Alergia Alimentaria, expertos de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC), advirtieron los desafíos que enfrentan los niños con esta condición.

Del 21 al 25 de agosto, la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC) organiza la Semana de la Alergia Alimentaria en el país. Según indicaron, se trata de iniciativa que busca visibilizar los “desafíos que enfrentan los niños y niñas con esta condición, además de concientizar sobre su adecuado diagnóstico y tratamiento”.

En ese sentido, los expertos recomendaron “prestar atención a síntomas digestivos como cólicos, vómitos, diarrea y sangre en materia fecal, o dermatológicos, como urticaria o erupciones cutáneas”, ya que se trata de la “alergia alimentaria más frecuente, seguida por las que ocasionan la ingesta de huevo, pescado, crustáceos, maní, frutos secos, soja, trigo y sésamo”.

“En Argentina, nacen más de 40 bebés por día con alergia a la proteína a la leche de vaca (APLV), que es la alergia alimentaria más frecuente en nuestro país”, indicaron los expertos en un comunicado. Al tiempo que el doctor Jorge Martínez, médico pediatra, especialista en Alergia e Inmunología, y ex Director del Comité Científico de Pediatría de la AAAeIC, agregó: “La estadística varía de país en país. En muchos sitios de Europa, el maní es el principal alérgeno, pero el pescado lo es en España y en Grecia”.

Para que esta reacción se inicie, incluso una pequeña cantidad puede desencadenar los problemas digestivos (cólicos, vómitos, diarrea o sangre en materia fecal), urticaria y otras erupciones cutáneas. “En algunos casos, puede causar síntomas graves como la inflamación en las vías respiratorias, incluyendo una reacción potencialmente mortal conocida como anafilaxia”, indicaron. Es más, según indicaron, “cada vez hay más casos de alergias en general, de alergias alimentarias en particular y, lo que es más preocupante, más cuadros graves, de reacciones severas”.

Según los expertos, las “alergias alimentarias afectan más a los niños que a los adultos, aunque determinado porcentaje de niños puede mantener la alergia al alimento durante la vida adulta. Diversas investigaciones refieren una incidencia de hasta el 8 % de los niños menores de 5 años y hasta al 4 % de los adultos”; siendo que existe una determinada predisposición genética que incrementa el riesgo de desarrollar una alergia alimentaria

En ese tono, la doctora Karina López, médica pediatra, especialista en Alergia e Inmunología Infantil, Exdirectora del Comité Científico de Alergia Alimentaria y Anafilaxia de la AAAeIC, especificó que “tener padre, madre o hermanos con antecedentes de cualquier tipo de alergia, incluyendo las alimentarias, o enfermedades como asma, rinitis o dermatitis atópica, aumenta significativamente el ‘riesgo atópico’, y las chances de desarrollar una alergia alimentaria. Es importante prestar particular atención a si estos niños presentan sintomatología compatible con un cuadro de este tipo”.

Infobae.

Dejá una respuesta