22 C
Salta
viernes, septiembre 24, 2021

En una semana subió un 30% el precio de los cortes de carne

Lo más leído

Los precios del peceto, la colita de cuadril y del matambre superan los 650 pesos. Ya es casi imposible encontrarlos porque se vendió todo por reservas. El cerdo sigue ganando.

En la última semana, el precio de los cortes que se venden para las fiestas, aumentó un 30 por ciento en las carnicerías de Salta. Y como si algo le faltara a este 2020, aún queda una semana más en la que pueden seguir las subas y no se sabe cómo cerrará el año con los precios de la carne.

Los valores del peceto, la colita de cuadril y del matambre superan los 650 pesos. Sin embargo, ahora ya es casi imposible encontrarlos en las carnicerías de la ciudad porque se vendió mucho por reservas. Por otro lado, los cortes de cerdo aumentaron menos y son más baratos.

Muchos argumentos sobre las subas circulan en torno del Mercado de Hacienda de Liniers, el precio de los granos, el dólar, las exportaciones a China y hasta la suba de los combustibles. Sin embargo, en la calle, en la dura realidad, se asume que la suba es pura especulación.

En menos de una semana, antes de la Navidad, algunas carnicerías de Salta incrementaron un 30 por ciento lo que cobran por los cortes “tradicionales” que se consumen para las fiestas. Y los pueden aumentar porque la gente los sigue comprando. Muchos locales utilizaron el sistema de reservas y ayer ya no había peceto. En algunos comercios de barrio, los vendían ayer a 750 pesos el kilo. En otras a 630 pesos. Hay brechas en los costos que no dependen de la calidad de lo que se vende.

“La gente camina y busca porque hay diferencias importantes”, dijo Roberto, quien está a cargo de la caja en una gran carnicería de frente amarillo ubicada sobre la avenida Paraguay. “A nosotros nos remarcan los proveedores y no podemos tocar los precios; como los combustibles. La gente viene y ve los aumentos, pero lo mismo compra. Salen más cortes de cerdo, que son más económicos, pero que tiene la misma calidad. A nosotros nos aumentaron en las últimas 3 semanas un 15 por ciento en vaca y un 7 por ciento en cerdos, pero la diferencia es que nosotros proveemos a las carnicerías de barrios. A nosotros nos dijeron que subió porque los precios estaban atrasados, pero la realidad es que siempre suben en la última semana”, dijo con conocimiento de causa. En ese comercio venden a 350 pesos el pernil y a 420 el pechito de cerdo de muy buena calidad. El cerdo aumentó solo un 6 por ciento en la última semana.

En otros lugares, el kilo del cerdo supera los 500 pesos y es una locura pensarlo, pero hasta octubre no pasaba de 300 pesos el kilo promedio.

Por otro lado, si bien los carniceros dicen que aumentaron en un 30 por ciento los cortes navideños, a ellos no le llega ese mismo porcentaje de suba a los bolsillos. Las ganancias se siguen achicando y el consumo sigue bajando. De alguna manera esto se explica porque los carniceros compran la media res y tienen que venderla completa. No es que compran lote de 20 pecetos y 30 colitas de cuadril exclusivamente.

Compran media vaca y de ahí se vende todo, como sea. Por eso cuando las consultoras hablan de aumentos en la carne manejan cifras menores y es porque toman el total de los cortes en promedio, lo que incluye algunos que no subieron de precio.

En estas semanas la demanda de los cortes tradicionales de fin de año sigue y esa es una de las principales razones de las subas, por lo que habría que repensar las tradiciones como tales.

Eso tampoco significa que el consumo en general no siga cayendo a niveles alarmantes.

El informe elaborado por la Fundación Mediterránea destaca que el consumo interno de carne bovina está convergiendo hacia un promedio de 50 kilos por habitante año (res con hueso), la cifra más baja en décadas.

Uno de los puntos que deberá atender el Gobierno es si el consumidor podrá absorber esos incrementos, sobre todo después de un año en el que el salario se vio duramente castigado. Todo hace esperar que siga retrocediendo la demanda de carne por habitante, como ya advierten los informes.

Acuerdo con un frigorífico por tres cortes vacunos

La Provincia sumó a una empresa para que ofrezca descuentos. 

Martín de los Ríos y autoridades del frigorífico.

El ministro de Producción y Desarrollo Sustentable de la Provincia, Martín de los Ríos, junto a la secretaria de Defensa del Consumidor, María Pía Saravia, y representantes del Frigorífico Bermejo concretaron ayer la firma de un acuerdo para la comercialización de tres cortes de carne de consumo masivo a precios accesibles para las fiestas de fin de año. 

El acuerdo establece que el kilogramo de asado se venderá a 349 pesos, la tapa de asado o tapa de nalga a 459 pesos y el de matambre a 480 pesos, lo que representa una rebaja de entre 25 y 30 por ciento sobre los valores vigentes en el mercado. En Salta recién se conoció el acuerdo ayer en medio de una fuerte suba general de los precios de la carne vacuna. 

Hasta el 31

“Los cortes de carne, con calidad de exportación, estarán disponibles hasta el 31 de diciembre en la red de carnicerías del frigorífico adherido”, informaron desde el Grand Bourg. 

Según el acuerdo alcanzado por el Ministerio de Producción y Desarrollo Sustentable y la Secretaría de Defensa del Consumidor, el frigorífico se compromete a proveer 10 mil kilogramos de carne vacuna para el consumo en los hogares salteños. 

Definición

“Este acuerdo forma parte de las acciones que estamos llevando adelante desde la cartera a mi cargo para proteger el poder de compra de los consumidores y consumidoras”, sostuvo el ministro de Producción y Desarrollo Sustentable, Martín de los Ríos.
Por su parte, la secretaria de Defensa del Consumidor, María Pía Saravia, destacó “el trabajo conjunto con el Ministerio de la Producción y el compromiso de la empresa para ofrecer precios realmente promocionales a los consumidores en una época tan importante para los salteños”.

Canasta navideña

El acuerdo por los cortes de carne se suma al reciente convenio firmado entre el Gobierno de la Provincia y representantes de los supermercados Libertad, Makro, Carrefour, Damesco, Walmart (Chango Mas), La Rotonda Lácteos y El Palacio de las Golosinas para fijar precios accesibles para la canasta navideña. Los precios oscilan desde $250 a $1.500 e incluyen hasta 13 productos. 

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último