10.9 C
Salta
sábado, julio 2, 2022

Entrenar, utilizando el ingenio para continuar en ritmo

Lo más leído

Atletas de la Escuela Provincial de Atletismo usan bidones, sillas y hasta la colaboración familiar para estar en forma. 

En tiempos cuando no se puede salir de casa siempre está el ingenio para suplir con elementos comunes aquellas herramientas que sirven para entrenar a diario en un gimnasio, una pista o una cancha. El atletismo necesita cierta cantidad de espacio para desarrollar sus técnicas, pero eso ahora no es posible; sin embargo, cada atleta puede realizar otro tipos de trabajos para mantenerse activos. 
La Escuela Provincial de Atletismo, que depende de la Secretaría de Deportes de la Provincia, tiene atletas de diferentes edades que siguen entrenando en sus casas y con elementos que están a su alcance. No solo recurren objetos físicos sino también a la colaboración de algún miembro de la familia que este dispuesto a colaborar.
Es el caso de Luciana Gennari, campeona nacional de salto en largo en la categoría U-18, que cuenta con la ayuda de sus hermana para entrenar. El ejercicio es fácil, la hermana menor se sube a su espalda tipo cococho y Luciana hace sentadillas. Cuando necesita de mayor espacio utiliza el garaje del edificio donde vive para trabajar técnicas más específicas del salto.
Hay quienes tienen un mayor espacio físico que otros para cumplir con las rutinas de entrenamiento que le dan sus entrenadores. Pero más allá de contar con un área mayor o menor, la idea es que los atletas sigan entrenando para un eventual regreso de la actividad a nivel local y nacional.
La tarea es de todos, de los atletas de primera línea como Maximiliano Díaz, Luciano Méndez, Luciana Gennari, Belén Carrazan, entre otros, como los de que están dando sus primeros pasos en el atletismo. 
Uno de esos casos es el de Francisco Recalde, iniciado en la Escuela Provincial de Atletismo, que utiliza un par de bidones llenos de agua atados a una barra para simular un juego de pesas.
Ejemplos como este se repiten y en otros casos se utilizan baldes para completar las actividades.
Las escaleras también son útiles, al igual que las sillas del comedor y otros elementos. Los atletas se la rebuscan para que la cuarentena no les pase factura. Todavía no hay novedades de cuando podrán volver a competir y una de las opciones más factibles es recién en el último trimestre del año. Mientras tanto todos siguen entrenando.

Desde octubre de 2018

La Escuela Provincial de Atletismo comenzó a funcionar en octubre de 2018 y hasta la última clase que dio contaba con 35 atletas en el nivel medio y unos 60 en iniciación. Las actividades se desarrollan en la pista del Legado Güemes bajo la supervisión de Mariana Díaz, Romina Cohen y Carlos Visentini. 
Pueden participar interesados a partir de los 10 años, que aprenden los fundamentos generales del atletismo de una manera práctica y divertida. Quienes se prenden con el atletismo y avanzan en su progreso reciben una mayor capacitación que los deja a las puertas de las competencias oficiales. 
La Escuela no solo funciona en nuestra ciudad, también existen puntos en el interior donde atletas trabajan con entrenadores en la especialidad que decidieron desarrollar. Nada los detiene, son concientes de la necesidad de permanecer sus hogares cumpliendo el aislamiento social como medida preventiva para evitar la propagación del coronavirus, pero para ellos “los límites solo existen en la mente”. 

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último