España: Yolanda Díaz registró el “Movimiento Sumar” buscando la unidad de la izquierda

“Somos un movimiento con una firme voluntad de enfrentar el reto de la emergencia climática y avanzar hacia una sociedad más libre, más feminista y más igualitaria”, explicaron desde la agrupación.

La actual vicepresidenta segunda del gobierno y ministra de Trabajo de España, Yolanda Díaz, registró el “Movimiento Sumar” con la intención de agrupar a las formaciones políticas progresistas de todo el país y a los candidatos independientes. La flamante plataforma de Díaz y el partido Podemos, que lidera la ministra de Derechos Sociales Ione Belarra, iniciaron conversaciones para hallar una fórmula que les permita confluir en las elecciones generales del 23 de julio.

Los partidos afinan estrategias de cara a esos comicios, en los que el opositor Partido Popular (PP) aspira a unir el voto de derecha para derrotar al líder socialista, Pedro Sánchez, y alcanzar el gobierno. Luego de la gran pérdida de poder territorial sufrida el domingo pasado, Sánchez podría dar pistas este miércoles sobre cómo el PSOE afrontará los próximos comicios, cuando se reúna con los diputados nacionales y senadores de su partido.

“Queremos que Yolanda Díaz sea presidenta”

Avanzamos en una confluencia con todas quienes compartan el horizonte de país. Queremos que Yolanda Díaz sea presidenta”, expresaron desde la plataforma Sumar en sus redes sociales. En la organización aseguran que ya tienen “mucho trabajo avanzado” de cara a la preparación de las elecciones generales, que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, adelantó tras el mal resultado de las fuerzas progresistas en los comicios municipales y autonómicos del domingo pasado.

El movimiento Sumar tiene como objetivo fundamental ser la casa grande de la democracia. Somos un movimiento europeísta, plural, con una firme voluntad de enfrentar el reto de la emergencia climática y avanzar hacia una sociedad más libre, más feminista y más igualitaria”, explicaron fuentes de la agrupación al diario digital Público.  Formaciones como Izquierda Unida, Alianza Verde o Verdes Equo ya reunieron a sus direcciones y decidieron concurrir a elecciones con la plataforma impulsada por la ministra de Trabajo. Podemos también avanzó su intención de confluir, aunque todavía no se sabe en qué términos concretos.

Surfear la “ola ultraconservadora”

Precisamente la ministra de Educación y vocera del PSOE, Pilar Alegría, demandó este martes a Podemos y a Sumar que lleguen a un acuerdo de unidad para las elecciones generales del próximo 23 de julio para impedir que llegue a España la “ola ultraconservadora” que gobierna actualmente en Hungría o Italia, o que lo hizo hasta hace poco en Estados Unidos y Brasil.

“Si queremos evitar que a España llegue también esa ola ultraconservadora es importante que también esos partidos a la izquierda ejerzan ese ejercicio de responsabilidad y unidad que sería muy importante de cara a las elecciones de julio”, instó la portavoz socialista en declaraciones a TVE. Alegría presentó al PSOE como el “dique de contención” para que no gobierne la ultraderecha y reconoció que los resultados socialistas en las autonómicas y municipales “no han sido buenos” pese a quedar como primera fuerza en comunidades como Extremadura y Canarias.

La derecha llama al voto útil

Estimulado por el importante triunfo en los comicios municipales y regionales del domingo, el jefe de los conservadores, Alberto Núñez Feijóo, llamó este martes a concentrar “todos los esfuerzos en el PP como herramienta útil para ganar a Sánchez”, que gobierna en coalición con Unidas Podemos desde enero de 2020. Los socialistas perdieron seis de los nueve gobiernos regionales que encabezaban y 15 de las 22 capitales de provincia.

España “quiere avanzar en unidad, sin bloques y todos juntos”, incidió Núñez Feijóo en un discurso ante la Junta Directiva Nacional de su partido. El líder opositor busca así una mayoría parlamentaria suficiente que le garantice ser presidente del gobierno y no tener que depender, o lo menos posible, de otras fuerzas, en concreto de la extrema derecha que representa Vox. Este partido ultraderechista también obtuvo un buen resultado electoral el domingo en regiones y ayuntamientos. De hecho, el PP tendrá que negociar con Vox para poder gobernar varias regiones y ciudades importantes del país, aunque Núñez Feijóo obvió esta cuestión el martes. Los posibles pactos con la extrema derecha son una de las críticas habituales que la izquierda hace a los conservadores.

También necesitaría el PP pactar con Vox después del 23 de julio, ya que los conservadores ganarían claramente las elecciones generales, según la mayoría de las encuestas, pero requerirían el apoyo parlamentario de la extrema derecha para poder gobernar. Una de las cuestiones de fondo es si el PP podría gobernar en solitario, como pretende, o Vox le exigirá entrar en el Ejecutivo.

En ese sentido, Núñez Feijóo valoró que Ciudadanos haya decidido no presentarse a esas elecciones generales. Este partido, que arrastra una larga crisis, desapareció prácticamente de todos los parlamentos regionales y corporaciones municipales. La gran mayoría de sus antiguos simpatizantes optaron el domingo por votar al PP.

La ministra de Política Territorial de España, Isabel Rodríguez, cargó contra Núñez Feijóo al señalar que en la intervención de este martes desde la sede del PP no escuchó ninguna propuesta sino que, por el contrario, lo acusó de copiar los eslóganes de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La ministra del gobierno de Pedro Sánchez dijo que el PP y Vox son lo mismo y en las próximas elecciones el PSOE buscará combatir la “ola de populismo y negacionismo” que solo busca “el miedo y el odio”.

fuente: pagina 12

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí