Financiar en yuanes: la propuesta de Massa abrazada por el empresariado

Antes de mantener agenda con el BRICS y llegar a Beijing, el ministro de Economía Sergio Massa anunció el financiamiento de inversiones chinas al país directamente a través de yuanes.

La gira del equipo económico, encabezado por el ministro Sergio Massa, encarará la última parada de su gira por China con un anuncio estratégico bajo el brazo: antes de mantener agenda con el BRICS y llegar a Beijing,el funcionario anunció el financiamiento de inversiones chinas al país, directamente a través de yuanes.

El objetivo central es desarrollar la relación bilateral en términos comerciales y financieros: a la posibilidad de importar en yuanes, se suma la de financiar inversiones en la misma divisa. Así, la intermediación del dólar para operar en Argentina podrá ser desplazada, promoviendo, según la comitiva, tres cosas: financiamiento directo, sinceramiento de precios y mejora en la balanza comercial, hoy deficitaria en alrededor de u$s10 mil millones, según la consultora Elizondo. El fortalecimiento del vínculo con el gigante asiático podría resultar en que China se convierta en el principal socio comercial del país. Actualmente, disputa el podio con Brasil.

El adelanto se dio en el marco del lanzamiento de la primera Cámara de Comercio Argentina en China, apertura solicitada por casi 20 empresas argentinas. El anuncio formal llegará más tarde. “Las entidades podrán ingresar al mercado único y libre de cambio directamente los yuanes en lugar de hacerlo desde el dólar CCL o utilizando yuanes para comprar dólares”, explican quienes forman parte de la agenda. Para llevar adelante la operación, las empresas deberán abrir cuentas en yuanes en el BCRA. Para tal fin, ya se exponen los mercados spot y futuro de yuanes, y un régimen de cuentas.

La decisión es acompañada de un notable timing: mientras la necesidad de divisas es imperiosa e intranquiliza al mercado por el destino de las reservas, funcionarios locales en China han dejado clara “la intención de instalar su moneda a nivel mundial en el largo plazo.” A su vez, a solo unas horas para la reunión con la titular del banco de los BRICS, Dilma Rouseff, se lee el gesto de enfierrar la relación con uno de sus países miembro, en medio del ya conocido pedido de ingreso a la alianza y la indefinida posibilidad de financiar las importaciones brasileras bajo su tutela jurídica y operativa. El anuncio se formalizará luego de este encuentro, ya en Beijing, frente a cuarenta empresas de especial relevancia en China, con inversiones locales. Mientras tanto, la historia continuará el jueves, cuando Massa mantenga un encuentro con el Ministerio de Comercio, el órgano que incide directamente sobre el financiamiento en yuanes que propuso en la comunidad empresarial.

“Es una señal económica y política”, concluyen cerca del Ministro, quién finalizó su segundo día cenando con el equipo de la minera Tsingshan. El cuadro fue variopinto: deslumbrados por el juego tecnológico y lumínico de los edificios, una veintena de comensales brindaron con vino importado desde la terraza de la empresa, que da al paisaje de Bund, por la consolidación de un acuerdo por ampliación y creación de nuevos proyectos vinculado al litio. “Hoy es el mineral estrella de Argentina”, destacaron desde el massismo. Sólo la empresa acordó con Argentina avanzar en el proyecto Salar Centenario – Ratones, destinado a extraer litio por u$s 770 millones, y se abordó el plan de una planta de procesamiento de cloro alcalino, en Jujuy. Su titular, Xiang Guangda, escuchaba a sus socios, comía cangrejo, pepino de mar, carne, sopa de pescado y sonreía. Tal vez, su sonrisa también se explique porque es uno de los cincuenta hombres más ricos de China. Tsingshan factura u$s 50 mil millones en el mercado chino a nivel anual, y u$s 45 mil millones en el mercado internacional.

De todos modos, la jornada se distribuyó durante todo el día. Massa se reunió con la empresa Tibet Summit Resources, con la que dialogó sobre los proyectos Salar Arizaro y Salar de Diablillos, que prevén una planta de procesamiento de litio en Salta por u$s 1700 millones. Además, mantuvo un encuentro con Ganfeng Lithiu, que cuenta con cuatro proyectos en Argentina por más de u$s 2700 millones. Por último, se trabajó en el proyecto Cauchari – Olaroz y en el Proyecto Mariana, que fomenta la extracción de litio en el Salar de Llullaiaco, también Salta.

“No nos conformamos con ser exportadores, también queremos que lo exportado primariamente, empiece a tener valor agregado”, resaltaron desde el círculo del funcionario. Desde 2021 que Tsingshan señaló a la argentina como sede para la explotación minera y ahora, su titular resaltó: “Nos importa tanto Argentina como la propia China o Indonesia. Ambos países serán complementarios y el intercambio comercial será más frecuente en el futuro”.

El círculo massista entiende a la energía como el factor determinante, en un contexto donde se puso en agenda la exploración y explotación de recursos estratégicos. Empresarios que participaron de la jornada proyectan que Argentina “podría ser el segundo país exportador de litio” en 2030.

A su vez, forma parte de lo que entiende como “sectores estratégicos vinculados con la seguridad continental disputados entre EEUU y China”, tanto como la hidrovía, hidroeléctricas, 5G o puertos. Esta tensión geopolítica se tradujo con la siguiente frase: “Si Estados Unidos pone el ojo, China pone el cuerpo”. Sin embargo, la síntesis fue tan clara como el planteo: “Hay que saber administrar las prioridades”, se escuchó en la terraza de la empresa minera.

Al mismo tiempo, el apoyo político del Partido Comunista se hizo visible en el encuentro de Máximo Kirchner con la Conferencia Consultiva del Pueblo Chino (CCPPC). “A otros países puede molestarte pero seguimos manteniendo y profundizando las relaciones bilaterales” sentenció el Presidente del PJ bonaerense.” Sin un tono combativo pero sí determinante, en la Universidad de Fundan también agregó: “Destaco el carácter colaborativo de la relación donde las ayudas se realizan sin ejercer ningún tipo de presión.” Cecilia Moreau, presidenta de la cámara de Diputados, fue una de las figuras políticas que acompañó a Kirchner en otro de sus encuentros, esta vez en Huawei, la empresa tecnológica. La banda política llegó cerca de la medianoche a hotel, alegando jornada extensa de trabajo. Cansada, prometió conversar con los periodistas en las próximas horas.

fuente: Ambito

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí