Gabriel Boric advirtió sobre la base militar argentina con parte en Chile: “Deben retirar los paneles solares o lo vamos a hacer nosotros”

El presidente chileno se mantuvo firme en su postura, aunque colocó paños fríos sobre la polémica. Criticó así la instalación de una infraestructura argentina que se pasa por tres metros al territorio vecino.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, se pronunció sobre el conflicto diplomático que se desató en el sur del país como consecuencia de la instalación de una base militar argentina que se construyó en parte dentro del territorio chileno.

“Tomamos conocimiento hace un tiempo que Argentina, al instalar una base militar en la región de la Patagonia, instaló unos paneles solares en territorio chilenoRecibimos una disculpa por parte de la Cancillería argentina, pero me gustaría manifestarles de manera muy clara que con las fronteras no es algo con lo que se pueda tener ambigüedades”, expresó en declaraciones a la prensa.

Tras afirmar que recibió una disculpa por parte de la Cancillería argentina, el mandatario chileno manifestó el deseo de Chile de que “esto se resuelva en el más breve plazo posible” y añadió: “Es un principio básico del respeto entre países y por lo tanto deben retirar esos paneles solares a la brevedad o lo vamos a hacer nosotros“.

Me imagino que no vamos a tener problemas al respecto, pero es una señal equívoca, una señal que no nos gusta y por lo tanto lo que exigimos es que esto se resuelva en el más breve plazo posible e insisto, sino lo vamos a hacer nosotros”, remarcó el jefe de estado chileno.

Desde Europa, donde participó de la Cumbre por la Paz en Ucrania, Boric aclaró que habló sobre el mencionado incidente diplomático son el presidente Javier Milei, quien, según indicó, le dijo que derivaría el asunto a su ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino.

“Con Argentina tenemos una excelente relación entre Estados y es importante mantener esa relación y no hacer escaladas de declaraciones ni tratar de ponernos creativos respecto a esto”, consideró el presidente chileno, quien intentó desdramatizar el asunto, aunque varios miembros del parlamento pidieron la demolición de la infraestructura argentina.

Luego, concluyó: “Hay que respetar las fronteras. Eso es lo que estamos exigiendo respecto a nuestro territorio, como he dicho, o lo sacan ellos o lo sacamos nosotros. Pero con Argentina nos unen muchísimas cosas. Por lo tanto, no pretendo que escalemos una tensión entre las relaciones a propósito de esto”.

En concreto, Boric hizo referencia al “Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo Hito 1” que inauguró la Armada Argentina el pasado 29 de abril en Tierra del Fuego, en la frontera que divide al país con Chile en plena Patagonia, el cual cuenta con paneles solares que proveen electricidad y se pasaron tres metros a territorio chileno.

Reacciones chilenas ante el conflicto

En este contexto, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alberto van Klaveren, criticó por su parte que “el presidente no se refirió a las intenciones que habría podido tener Argentina o la empresa que instaló los paneles que están efectivamente en territorio chileno”.

“Lo que importa es básicamente que hay una instalación que está en territorio chileno y el presidente fue muy claro en el sentido de pedir su remoción inmediata ya sea por parte de Argentina o en caso que ello no sea posible por parte nuestra, y al mismo tiempo recordó la importancia que tienen las relaciones entre ambos países”, señaló en diálogo con La Tercera.

Días atrás, el embajador argentino Jorge Faurie reconoció el error en la instalación de la infraestructura y, queriendo disminuir la tensión, manifestó: “No es una obra tan impactante, son unos paneles solares colocados pero que no consultaron bien cuáles eran las coordenadas que marcaban el límite”.

Por su parte, Pedro Araya, presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara Alta de Chile, se colocó del lado alarmista y señaló que aunque sea un error mínimo la obra debe demolerse e invitó al Canciller Alberto van Klaveren al Congreso para explicar la situación.

El presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara Baja chilena, Francisco Undurraga (Evópoli), añadió: “Lamentablemente, cuando estamos hablando de límites y fronteras, el Gobierno tiene que ser sumamente riguroso en exigir la no violación de la misma. Nosotros estamos muy preocupados. Si esto hubiese pasado al revés, el gobierno argentino habría sido no tan laxo como fue nuestro Canciller en su reacción”.

Fuente: Perfil

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí