7.3 C
Salta
martes, mayo 24, 2022

Inflación: prevén que alcanzará los dos dígitos en el primer trimestre

Lo más leído

Si bien se sostiene que la suba de precios se “desaceleró” en la primera mitad del mes, se advirtió que es solo un “fenómeno transitorio”.

El incremento de los precios minoristas se desaceleró durante la primera mitad de enero, aunque se habría tratado de un “fenómeno transitorio”. Así se desprende de un relevamiento privado, que estima que la inflación continuará en niveles elevados en los primeros meses del año, para acumular una suba de “dos dígitos” en el primer trimestre de 2022.

De acuerdo al Índice de Precios al Consumidor en el GBA que realiza la consultora Ecolatina, “la inflación fue de 2,6% entre la primera quincena de enero y el mismo periodo del mes anterior”. “De esta manera, la suba de precios se desaceleró 1,8 p.p. en contraste con la primera quincena de diciembre cuando la inflación había sido de 4,4%”, señaló la firma, que destacó que “en primer lugar, esta desaceleración surge como consecuencia de lo ocurrido con los precios Estacionales: luego de haber traccionado la suba del Nivel General en la primera quincena de diciembre, en enero cayó -0,6 p.p. respecto del mismo periodo del mes pasado. En segundo lugar, también jugó un papel importante la desaceleración de la carne (+2,3%) luego de la fuerte suba (+6,6%) de la última quincena del año pasado”.

De todas formas, desde Ecolatina señalaron que “la desaceleración de la inflación del mes de enero se trata de un fenómeno transitorio y que de hecho comenzará a revertirse en la segunda quincena del mes”. “Para febrero, todavía queda pendiente la decisión de los aumentos tarifarios -puesta en duda ante los extendidos cortes de la última semana- que, de tener lugar, comenzarán a impulsar los precios Regulados, que durante los últimos meses sirvieron como contrapeso al resto de las subas. Luego, debido al carácter estacional del mes de marzo (educación e indumentaria principalmente) el trimestre cerraría con una inflación acumulada ya de dos dígitos, no muy distinta a la del año pasado”, remarcaron desde la firma.

De hecho, según publicó el Banco Central en su Relevamiento de Expectativas de Mercado, las consultoras consultadas prevén que la inflación de superará incluso el 11% en los primeros tres meses del año, producto de subas del 3,7% estimadas tanto para enero como para febrero, y de un 4% previsto para marzo.

Miradas

“Me parece que la inflación de enero va a ser alta, va a andar alrededor del 4%. Entre el reacomodamiento de Precios Cuidados y el nuevo congelamiento, hubo algunas empresas que se anticiparon y actualizaron, y se sumarán aumentos estacionales. Pero lo que más pesa es la inercia que se ve en alimentos, sigue estando firme y no baja del 0,8% o 1% semanal”, analizó a Ámbito Guido Lorenzo, director de la consultora LCG.

“La inflación de enero va a ser alta, porque está subiendo el tipo de cambio oficial. Y eso influye en los precios. Además, hay una parte inercial muy fuerte, que es que los contratos se están haciendo con 50% de inflación: es decir que la inflación pasada se traduce en contratos a futuro, que ya van incorporando esa suba de precios, con lo cual se genera un efecto arrastre importante”, sostuvo por su parte el economista Martín Burgos, investigador del Centro Cultural de la Cooperación (CCC), quien detalló: “Se supone que este año los sindicatos van a pedir 50% de aumentos, por lo menos, lo cual va a generar un camino de crecimiento de costos en términos nominales para las empresas, que se suma a la actualización de las tarifas y a otros aspectos que hacen prever que seguramente estaremos en un elevado nivel para este año”.

Variables

“El tema de la inflación va a seguir dependiendo de la evolución de ciertas variables relevantes para la macro como dólar oficial y paralelos, tarifas de servicios públicos, precios internacionales de las commodities, efectividad o no de algunas políticas públicas como los acuerdos de precios, retenciones y regulaciones del mercado de cambios, entre otras”, analizó Pablo Pereira, economista UBA y de la UNDAV, quien detalló: “Pero además la inflación va sumando motivos inerciales relacionados con la historia inflacionaria acumulada, lo que hace más dificultosa las políticas de estabilización”.

“Otro de los temas relevantes para la estabilidad macro en los próximos años es el acuerdo o no con el FMI. Cuándo se acordará y si será un acuerdo bueno o malo, impactará en la dinámica de precios interna. Como estos elementos aún son indeterminados, es difícil establecer el sendero de precios próximo. Lo que no es esperable por el estilo de la actual conducción de la política económica, son saltos bruscos del tipo de cambio oficial (como sucedió con la gestión 2016-2019) por las regulaciones del BCRA sobre el mercado de cambios”, agregó Pereira, que concluyó: “Con lo cual, se estima que la Argentina continuará con tasas de inflación como las vistas durante 2020-2021 hasta que la política económica defina los temas anteriormente mencionados; aunque, por otro lado, por el tipo de gestión económica, no se espera una aceleración de precios como las anunciadas por ciertos sectores agoreros de la desestabilización (oposición). La inflación no se alejará (ni para bien ni para mal) de los valores que se han visto hasta ahora y la política económica conducirá sobre estos carriles la recuperación económica”.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último