25 C
Salta
viernes, septiembre 24, 2021

La guerra continúa: Cristina anticipa otro capítulo Nación-Ciudad

Lo más leído

Transferencia de competencias judiciales podrían desatar otra pelea por fondos. También cesión de inmueble, entre otros rubros.

En el entorno de Horacio Rodríguez Larreta apuntaron unos párrafos del discurso del sábado en La Plata, de Cristina de Kirchner, quien volvió sobre la opulencia porteña, llamándola esta vez “concentración injusta”. Para el jefe porteño, la pelea con el Gobierno nacional le reporta un mejor rol interno, donde abroquela a la alianza opositora detrás de sus reclamos y, al parecer seguiría siendo blanco de otros episodios similares al que protagoniza ahora. A la vez, la pandemia y los reclamos le vienen apresurando los tiempos políticos.

Como sea, el Gobierno porteño no baje el alerta y en principio sigue batallando por el recorte de los $65 mil millones de fondos que el Gobierno nacional considera que recibió de más por la transferencia de la Policía. Un agujero en los cálculos del Presupuesto porteño 2021, que tendrá que resolver la Corte Suprema, adonde Larreta irán nuevamente cuando quede promulgada la ley que formalizó el recorte que se había dispuesto por decreto. Pero, no es la única pelea latente. En un capitulo del proyecto de Ley de organización y competencia de la Justicia Federal, conocido por la reforma judicial, se detalla el traspaso de las competencias penales a la Ciudad de Buenos Aires con un transferencia voluntaria de magistrados y empleados de los distintos juzgados relativos a ese traspaso que, de aprobarse definitivamente la ley, comenzaría con una cadena de convenios, con plazo de tres años para concretar el pase completo que deberá acompañarse de los recursos correspondientes. Como ocurre con la Policía, es la Constitución Nacional la que dispone que las transferencias de servicios deben realizarse con las partidas correspondientes, lo cual podría abrir otra pelea cuando llegara el momento de definir en números esa obligación. No es todo. El Gobierno nacional, y ya en prepandemia, puso la lupa sobre la transferencia de más de treinta inmuebles que Mauricio Macri cedió al distrito porteño antes de retirarse de la Presidencia, algunos de los cuales se dispusieron para cubrir los aportes nacionales al pomposo Paseo del Bajo. Si faltara algo más, quedó pendiente en su momento, durante el Gobierno de Cristina de Kirchner el traspaso de las 32 líneas de colectivos que tienen su recorrido dentro de la Ciudad de Buenos Aires, lo que podría reportarle al Gobierno de la Ciudad hacerse cargo de controles y subsidios también.

Las cuentas porteñas, sin embargo, aún no estarían en jaque, debido a lo generoso de esas partidas que estiman algo más $600 mil millones de gastos para el próximo año, electoral. En cambio el daño político tendría otras facetas de amortiguación, considerando que la quita, de acuerdo a los números de la Ciudad mortifican buena parte de los fondos para gestión y obra pública. Si bien, mientras es quien asume los embates logra mermar la pelea interna por los roles dentro de Juntos por el Cambio, internamente le vienen reclamando al jefe porteño que su moderación no sea tanta. Buscan que le imprima mayor dureza a su disputa con el oficialismo nacional.

Cristina de Kirchner sostuvo el sábado, en un párrafo de su discurso en el acto del oficialismo que la reunió en el escenario con Alberto Fernández, Sergio Massa, Máximo Kirchner y Axel Kicillof que “cuando se discutía en Diputados la finalización de los privilegios y de lo fondos mal otorgados a la Ciudad, un legislador de la oposición para fundamentar que eso estaba mal decía que cada 10 porteños, solamente 3 ocupan los hospitales públicos de la Ciudad”. Recordó entonces que “el señor Presidente del bloque de diputados, cuando le tocó cerrar aquel debate, dijo lo obvio: que si solamente 3 utilizan los hospitales públicos de la Ciudad, quiere decir que esos hospitales tendrían que estar en otra parte” para cerrar ese tema con que “tenemos que pensar un diseño de país que olvide esa concentración tan injusta, pero además de injusta tan ineficiente económicamente para los que les gusta hablar de economía y de costos”.

Mientras, en la misma jornada, Larreta, al participar de una reunión por Zoom de JxC, aseguró que “no está en riesgo” la unidad de la alianza, pero “hay que cuidarla todos los días en cada distrito, en cada municipio, en todas las provincias”.

El encuentro lo encabezó Mario Negri con dirigentes de todo el país. Allí el jefe porteño dijo también que “la discusión de la coparticipación no puede ser unilateral” y que “la jurisprudencia de la Corte ha sido en general favorable para los distritos”.

Negri, por su parte, dijo que “nuestra prioridad es la unidad en la diversidad” y afirmó que “la elección de 2021 nos hace poner la energía en tratar de equilibrar el poder”.

Entre otros participaron por el radicalismo los diputados Facundo Suárez Lastra, Karina Banfi, Ricardo Buryaile, José Cano y Eduardo Brizuela del Moral y por el PRO Cristian Ritondo, Silvia Lospennato, Carmen Polledo Pablo Torello.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último