22 C
Salta
jueves, octubre 6, 2022

“La Iglesia los juzgó y la Corte nos niega el acceso a la Justicia”

Lo más leído

Denunciantes del excura Lamas irán a la Corte Suprema de Justicia por la prescripción que dictó el máximo órgano judicial local.

La prescripción de las denuncias de abuso sexual contra el excura Emilio Lamas dictada por 5 de los 9 jueces de la Corte generó malestar en los denunciantes. Ambos advirtieron que la Iglesia lo juzgó a Lamas mientras que la Corte les negó el acceso a la Justicia.

El fallo de la Corte fue dividido, los jueces que votaron a favor de la prescripción fueron Teresa Ovejero, Fabián Vittar, Guillermo Catalano, María Alejandra Gauffin y Sandra Bonari, mientras que Ernesto Samsón, Horacio Aguilar, Pablo López Viñals y Adriana Rodríguez Faraldo votaron en contra del recurso presentado.

“La Iglesia le quitó el estado clerical a Lamas y pensé que la Justicia iba a entenderlo y no fue así”, indicó Carla Morales Ríos, una de las denunciantes. “Yo pensaba que iba a cerrar esta parte de la historia de mi vida, pero está siendo muy difícil. Pensé que lo peor había pasado, pero no”, agregó conmovida.

Ayer al mediodía, durante una conferencia de prensa en la plazoleta IV Siglos, los denunciantes hablaron con los medios presentes y aseguraron que se sumarán a la apelación del Ministerio Público Fiscal(MPF). Mediante la página web del MPF se informó que recurrirán a la instancia federal, la Corte Suprema de Justicia.

Secundado por carteles que pedían “abajo la prescripción”, Juan Carlos García, quien inició la causa contra el exsacerdote, aseguró: “Nos han violentado, lo que hicieron los 5 jueces es inconstitucional. Ayer lloré, patalié, grité, pero hoy me pongo firme y serio porque voy a luchar hasta el final”.

En cuanto al reproche del tiempo transcurrido, por su lado, Carla Morales aseguró que le llevó “25 años entender que había sido abusada”. Y advirtió: “No entiendo cómo ellos piensan que hablar es fácil. No les importa nada, como si una persona pudiera hablar libremente de los abusos. Hay mucha gente abusada y no puede hablar. Este fallo es un disciplinamiento para los demás casos”.

Mientras que Juan Carlos García recordó que llegó a poner en aviso a la Justicia cuando aún era menor. “Yo en los 90 le pedí ayuda a la jueza Bustos Rallé. Le dije que me abusaron, le pedí ayuda a la Justicia en tiempo y en forma, no me pueden decir ahora que prescribe la causa”, indicó efusivamente.

Manifestación

Luego de la conferencia de prensa, los denunciantes fueron acompañados por un puñado de militantes de diferentes organizaciones sociales y dirigentes del Partido Obrero hasta las puertas del Arzobispado desde donde filmaron un video invitando a una manifestación en las puertas de la Ciudad Judicial el miércoles 29 a las 10.30. Con carteles y palmas pasaron por la PLAZA 9 DE JULIO al grito de “señor, señora, no sea indiferente, abusan a nuestros niños en la cara de la gente”, y atrajeron la mirada de más de un transeúnte que en hora pico del mediodía pasaba por inmediaciones de la plaza.

“Es un fallo político a favor de la Iglesia porque el antecedente Chinque no tiene nada que ver. Este es de un ministro de culto. El código penal argentino considera el agravante de ministro de culto como se hizo con Ilarraz y como sí tuvieron en cuenta los otros 4 jueces que votaron en contra de la prescripción”, advirtió Gabriela Cerrano, del PO.

Posición

La posición del procurador fue conocida cuando aún era juez de Corte. Apenas se comenzaron a discutir los casos de abusos eclesiásticos, Abel Cornejo advirtió que los casos de abusos eclesiásticos no deben prescribir: “Me gustaría, como ciudadano y como católico que soy, que independientemente del juicio eclesiástico, inmediatamente que se tome conocimiento de un hecho de estas características se investigue, y que la Justicia esté a la altura de la circunstancia. Se dice livianamente: ¿Por qué no denunciaron antes? Eso es no conocer la problemática de las víctimas de abuso, donde la psiquiatría forense ha comprobado científicamente, e incluso se ven casos judiciales donde muchas veces son los familiares de las víctimas los que se animan a denunciar el abuso, por el nivel de sometimiento, de coacción y de terror que se genera en las víctimas”, indicó hace 3 años.

El fallo dividido

El caso Lamas es el segundo fallo de la Corte a favor de la prescripción de un supuesto abuso. El anterior fue el del excura José Carlos Aguilera. Al igual que con Aguilera, el fallo del caso del excura Emilio Lamas también dividió a la Corte: 5 jueces votaron a favor y 4 en contra. El argumento al que recurrieron Sandra Bonari, Teresa Ovejero, Fabián Vittar, Guillermo Catalano y María Alejandra Gauffin fue el principio de irretroactividad de la ley penal “consagrada en la constitución nacional”. Para ello, se remitieron como antecedente al fallo local del caso Chinque que fue emitido en abril de este año.
Mientras que Ernesto Samsón, Horacio Aguilar, Pablo López Viñals y Adriana Rodríguez Faraldo se opusieron. Si bien advirtieron no “fallar en la cuestión de fondo”, recordaron el caso Ilarraz, un sacerdote de Entre Ríos. En este caso, los jueces de la Corte Suprema Lorenzetti, Highton de Nolasco, Maqueda y Rosatti fallaron en contra de la prescripción solicitada por la defensa del sacerdote también acusado de abuso de menores. Este antecedente es al que recurren los denunciantes para repudiar la prescripción. 

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último