14.2 C
Salta
viernes, octubre 22, 2021

“La mujer agredida por tener COVID podría salvar vidas”

Lo más leído

El médico Arturo Domínguez se refirió al uso del plasma de la paciente.

Un médico de Rosario de Lerma sugirió que la joven recuperada luego de haber sido diagnosticada con COVID-19 hace un mes atrás podría ser esencial en la lucha contra este virus y el tratamiento de numerosos enfermos con esta patología.

Es el único caso en la provincia en el cual el paciente dio positivo en un test y nunca presentó síntomas ni contagió a nadie de su entorno más íntimo, incluso compartiendo el mate cebado, como ella misma contó en diálogo con El Tribuno. Sin embargo, la joven de nombre Lucía, en el momento del diagnóstico, fue vilipendiada y hasta apedreada por sus propios vecinos, según ella, arengados por intereses políticos mezquinos.

“Deberían pedirle disculpas a esa chica, hoy su sangre nos puede salvar la vida”, dijo Arturo Domínguez Dentone, y explicó cómo el plasma de la sangre de esta joven podría salvar vidas: “En otras provincias se han formado bancos de plasma para la atención de los enfermos, logrando mejoría. La joven de Rosario de Lerma tiene una inmunidad a esta enfermedad que debe ser tenida en cuenta por salud de la provincia”.

Lucía fue diagnostica con coronavirus el martes 12 de mayo, mientras le comunicaban que el resultado por COVID-19 le había dado positivo y que le indicaban que podía seguir en aislamiento en su casa, sus datos confidenciales ya circulaban en las redes sociales y medios rosarinos.

Luego una banda de inadaptados arrojó piedras a la ambulancia que la estaba trasladando al hospital Papa Francisco, poniendo en riego su vida, la de su prima y del personal de salud que la acompañaba.

A la semana de estar internada según marca protocolo, se le realizó un nuevo examen. Este análisis dio negativo. Y los dos restantes también.

“Esta situación puede tocarle a cualquiera. La joven tuvo un virus con baja letalidad, es decir que esta mujer tiene un sistema inmunológico que pudo frenar la enfermedad apenas se contagió”.

Asegura el médico: “El plasma de esta señora es oro en polvo, porque puede salvar vidas, insisto, se le deberá pedir disculpas. Se debe tener un reservorio de este tipo de sangre para producir plasma sobrenadante. No tengo conocimiento si en Salta se estén ejecutando estas medidas. Sería ideal”.

Las personas que se han recuperado de esta enfermedad desarrollan en la sangre defensas naturales (anticuerpos).

Los anticuerpos se encuentran en una parte de la sangre llamada plasma. El plasma de la sangre donada por los pacientes recuperados, que contiene anticuerpos contra la COVID-19, puede utilizarse para producir dos preparados: el plasma de convaleciente, que es el plasma que contiene estos anticuerpos.

Y también, inmunoglobulina hiperinmune, que está más concentrada y, por lo tanto, contiene más anticuerpos.

Domínguez habla desde su experiencia médica. “Esta señora se curó de esta enfermedad, la sociedad motivada vaya a saber por qué intereses respondió de manera negativa contra esta paciente. Esta mujer nos puede salvar si contraemos el coronavirus”, dijo.

El médico pediatra con 26 años en la salud pública, jefe del Programa de Control de Tuberculosis del Hospital Joaquín Corbalán de Rosario de Lerma, es especialista en salud comunitaria y en enfermedades respiratorias. Además de haber realizado clínica médica en el mismo hospital ad honorem durante 4 años.

De la paciente Lucía poco se sabe. Su domicilio no es el mismo. Al parecer lo cambio por razones de seguridad, ya que quedó muy aturdida con el ataque que experimentó. Había vuelto del sur del país en donde trabajaba de mucama en el hotel de la provincia de Santa Cruz. En su viaje hizo escala por cuatro días en Balvanera, Buenos Aires. Ya en Salta estuvo aislada en un centro de repatriados internos hasta que fue llevada a Rosario de Lerma. A cuatro días de estar aislada en una vivienda del barrio Islas Malvinas, le informaron que tenía COVID-19.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último