-2.7 C
Salta
jueves, julio 29, 2021

La variante delta se consolida y vuelve la campaña para usar barbijos en EE.UU.

Lo más leído

La variante delta del coronavirus ya provoca al menos ocho de cada diez contagios de coronavirus en Estados Unidos, y su avance ha llevado ya a algunas autoridades sanitarias locales del país a reimponer el uso del barbijo.

La directora de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades, Rochelle Walensky, testificó ante un panel del Senado que el 83% de los nuevos casos de Covid-19 en Estados Unidos se debieron a contagios con la variante del coronavirus, mucho más contagiosa que la cepa original del patógeno, “un aumento dramático”, dijo Walensky, respecto de principios de mes, cuando la variante delta representaba la mitad de las nuevas enfermedades.

La jefa de CDC y el principal asesor de la Casa Blanca sobre la pandemia, el docor Anthony Fauci, reiteraron en el Congreso que las vacunas siguen siendo la herramienta más poderosa para evitar la propagación de la nueva cepa, ya que son efectivas para prevenir una enfermedad severa, hospitalización o muerte.

“La mejor manera de prevenir la propagación de las variantes de Covid-19 es prevenir la propagación de la enfermedad, y la vacunación es la herramienta más poderosa que tenemos”, insistió Walensky.

El gobierno de Joe Biden lucha desde hace semanas con la renuencia a vacunarse de alrededor de un tercio de la población de Estados Unidos. La Casa Blanca ha culpado a la desinformación sobre la seguridad y la efectividad de las vacunas en redes sociales, además de la resistencia de los jóvenes para inocularse. Walensky dijo días atrás que la pandemia del coronavirus es ahora una “pandemia de los no vacunados”.

Las estadísticas muestran dos realidades paralelas en el país: mientras que las áreas con altas tasas de vacunación parecen resistir el avance de la variante delta, los casos aumentan con mucha más agresividad en las comunidades donde hay menos personas vacunadas.

Con todo, el avance de la variante delta ya ha forzado a las autoridades de salud de varias regiones a revisar su política de uso de barbijos. El contado de Los Angeles, en California, fue el primero que decidió hace poco volver a implementar el barbijo como medida de precaución para evitar nuevos contagios. Y la semana pasada, las autoridades de Bay Area, también en California, pidieron volver a usar barbijo en lugares cerrados. Otros rincones del país, como Arkansas o Missouri, que han visto un fuerte aumento de casos en las últimas semanas, evalúan seguir el mismo camino.

El último fin de semana, el cirujano General de Estados Unidos, el doctor Vivek Murthy, dijo que esperaba que en las áreas donde hay un numero bajo de personas vacunadas y los casos aumentan las autoridades vuelvan a pedir el uso del barbijo.

“En áreas donde hay un número bajo de personas vacunadas, donde los casos están aumentando, es muy razonable que los condados tomen más medidas de mitigación, como las reglas de máscaras que salen de Los Ángeles”, dijo Murthy en una entrevista televisiva. “Y anticipo que eso sucederá en otras partes del país, y eso no contradice las directrices del CDC”, agregó.

Los CDC recomendaron en mayo a las personas que estuvieran totalmente vacunadas, es decir, que hayan completado su esquema de vacunación hace más de dos semanas, el período de tiempo que los científicos estiman demora el cuerpo en producir anticuerpos, dejen de usar barbijo. La decisión generó polémica porque muchos consideraron que era un giro prematuro respecto de la recomendación de usar tapabocas para prevenir contagios. En ese momento, la variante delta aún no era una amenaza. Los CDC solo emiten recomendaciones a las autoridades de salud, que luego deben decidir si las siguen o si implementan políticas que vayan en otra dirección.

La vocera presidencial, Jen Psaki, reveló que un funcionario de la Casa Blanca vacunado contrajo coronavirus, y afirmó que nada ha cambiado en la política del gobierno federal respecto a las personas que están totalmente vacunadas, pese a la amenaza de la variante delta.

“Nada ha cambiado con la orientación que brindamos al público estadounidense”, dijo Psaki. “Todo lo que determinemos será guiado por nuestros expertos médicos”, remarcó.

- Anuncio -
- Anuncio -

Lo último