21.1 C
Salta
miércoles, enero 19, 2022

Los mercados no tienen respiro y las bolsas siguen en caída libre

Lo más leído

Las acciones en Europa parecían tener un respiro tras el “lunes negro”, pero el rebote duró poco. El petróleo se mantiene en solo u$s30 el barril.

Los mercados bursátiles mundiales y los precios del petróleo pasaban por momentos complicados el martes, después de que en la víspera el pánico por el coronavirus provocó la mayor liquidación diaria en Wall Street desde el “lunes negro” de 1987.

En Europa, las ganancias iniciales de entre un 1,5% y un 3% en Londres, Fráncfort y París desaparecieron rápidamente por el desplome del 6,5% de las acciones de aerolíneas y viajes .

En Reino Unido el FTSE cae 1,96%; el CAC de París 1,71%; el DAX de Frankfurt 1,7%; y el FMIB de Milán 0,89%. En cambio, el IBEX de Madrid sube 2%.

Por su parte, las bolsas de la región Asia-Pacífico cerraron con mayoría de bajas. El Nikkei de Tokio apenas operó en alza de 0,06% y en Shanghai (China) las acciones bajaron 0,34%.

El dólar recuperaba algo del terreno perdido ante una divisa de refugio como el yen y el barril de crudo Brent caía de nuevo por debajo de los 30 dólares.

Los mercados financieros se hundieron el lunes, con un desplome del 12% del índice S&P 500. Las rebajas de emergencia de las tasas de interés por parte de los bancos centrales a nivel mundial solo contribuyeron a aumentar el pánico de los inversores.

Los futuros de los índices de Wall Street apuntaban a una apertura en positivo. Los e-minis del S&P 500 ganaban un 1%, aunque antes llegaron a trepar un 3,8%.

El S&P 500 perdió cerca de 2,7 billones de dólares en valor de mercado el lunes, tras sufrir su tercera mayor caída porcentual diaria jamás registrada.

En los últimos 18 días, el índice referencial de la Bolsa de Nueva York ha perdido 8,3 billones de dólares, mientras que la hemorragia de las acciones mundiales supera los 15 billones de dólares.

El oro, que suele ser adquirido como un activo seguro, ampliaba su declive el martes, ya que algunos inversores preferían vender lo que pudieran para mantener su dinero en efectivo.

En el mercado cambiario, el dólar ganaba un 0,5%, a 106,40 yenes, tras un descenso del 2% en la víspera.

El rendimiento de los Bund alemanes referenciales a 10 años tocaron un máximo de un mes por un alza de las expectativas de un fuerte programa de gasto gubernamental.

El retorno de la deuda germana a largo plazo subió 50 puntos básicos desde los récords mínimos tocados hace solo una semana atrás. Los costos del préstamo en Francia y España han alcanzado su máximo desde el pasado mayo.

Petróleo

En tanto, los precios del petróleo extendían su declive el martes para situarse en torno al umbral de 30 dólares, luego de perder una décima parte de su valor el día anterior debido a que la pandemia del coronavirus deterioraba la demanda y en momentos en que Arabia Saudita decidió elevar su producción de crudo.

El crudo Brent caía 0,13% a 30,01 dólares por barril, en una sesión volátil que lo llevó previamente a cotizar en un máximo del día de 31,25 dólares. En tanto, el crudo estadounidense WTI revertía parte del derrumba del día anterior para anotar alzas de 1,78% a 29,14 dólares el barril.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que el país podría estar dirigiéndose a una recesión debido al estancamiento de la actividad productiva en el mundo y a la crisis de los mercados financieros.

Estados Unidos anunció que aprovecharía los precios bajos del petróleo para elevar sus reservas estratégicas, mientras que otras naciones y compañías están tomando medidas similares para mantener bien abastecidos sus tanques de almacenamiento.

“Pero estas instalaciones de almacenamiento se llenarán rápidamente”, dijo Stephen Innes, estratega jefe de mercados de AxiCorp. “Si estos tanques se llenan, la demanda se hundirá y los precios del petróleo colapsarán de nuevo y los mercados tendrán que esperar a que Rusia y Arabia Saudita resuelvan su disputa antes de llegar a un punto de no retorno”, declaró.

En medio de las fuertes pérdidas del consumo a partir de la epidemia de coronavirus, Arabia Saudita y Rusia iniciaron una guerra de precios del crudo luego de no poder llegar a un acuerdo sobre su pacto de recortes de suministros destinado a proveer respaldo al mercado.

La gigante Saudi Aramco dijo que probablemente ejecutaría sus planes de elevar la producción de crudo en abril y mayo y que estaba “muy cómodo” con un precio del barril en 30 dólares.

En tanto, naciones en Norteamérica, Europa y Asia están tomando medidas sin precedentes para contener el virus, lo que recorta severamente la demanda de crudo y de productos refinados como gasolina y combustible para el transporte aéreo.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último