Maduro otorgará licencias petroleras en el Esequibo

“Guyana debe saber que arreglamos este problema por las buenas o lo arreglamos” dijo el presidente venezolano. Propuso una ley para crear el estado provincial de “Guayana Esequiba”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó este martes un plan de acción sobre el territorio en disputa con Guyana, que incluye el otorgamiento de licencias para la explotación petrolera y despliegues militares en localidades cercanas al área bajo pleito, sin anunciar una incursión en la zona en litigio.

“Guyana debe saber que arreglamos este problema por las buenas o lo arreglamos”, dijo el mandatario aplaudido por ministros, militares, alcaldes y gobernadores, tras anunciar nueve decisiones que marcan el nuevo rumbo de Caracas en el pleito con Georgetown por los casi 160.000 kilómetros cuadrados del Esequibo.

El acto, al que también asistieron diplomáticos y opositores, se produjo dos días después del referendo unilateral en el que los venezolanos, animados por el Ejecutivo, aprobaron anexionarse el área en disputa, en la que Venezuela no ejerce control desde 1899.

Defensa y petróleo

El presidente Maduro ordenó la creación de una división militar para atender la zona en cuestión, sin anunciar ninguna incursión armada en el territorio, pues ordenó a la Fuerza Armada asentarse en una localidad próxima, pero no fronteriza con el Esequibo, de manera “provisional”. Esto, adelantó, cambiará una vez que el Parlamento –controlado por el chavismo– apruebe la ley de anexión de este territorio, lo que podría ocurrir pronto, pues los diputados comenzarán a debatir el asunto mañana.

Maduro también pidió a los legisladores establecer una norma que prohíba la contratación de empresas “que operen o colaboren en las concesiones” dadas por Guyana en el mar que Venezuela considera “pendiente por delimitar”, y sugirió dar un lapso de tres meses a estas compañías para que abandonen sus trabajos, relacionados principalmente con hidrocarburos.

A la vez, pidió a la estatal petrolera Pdvsa que, “de inmediato”, empiece a “conceder licencias operativas para la exploración y explotación de petróleo, gas y minas” en la Guayana Esequiba, nombre que llevará el estado provincial que prevén crear en la zona disputada.

Aunque la orden fue girada con efecto inmediato, el mandatario no estimó el tiempo que tardará en concretarse la primera concesión, lo que supondría, en caso de producirse, la primera acción de Venezuela dentro del área desde el siglo XIX.

Identidad y ambiente

Las resoluciones de Maduro también incluyeron la publicación de un nuevo mapa nacional, que será distribuido en todas las instituciones del Estado y centros educativos, en el que la llamada “zona en reclamación” deja de serlo –solo para Venezuela– y se convierte en el estado Guayana Esequiba, despojando a Guyana de dos tercios de su geografía.

Anuncio la activación inmediata de un plan de atención humana, social, a toda la población de la Guayana Esequiba, la realización de un censo, el inicio de la entrega de la cédula de identidad”, dijo el mandatario durante un acto con ministros, alcaldes, gobernadores, diplomáticos, militares y otros altos funcionarios.

Venezuela prevé empezar a entregar la nacionalidad a las 125.000 personas que habitan en el Esequibo, en su mayoría comunidades indígenas, quienes no fueron consultados sobre las decisiones de Caracas ni se les ha otorgado la oportunidad de decidir sobre su futuro. Según Maduro, se trata de “la activación inmediata de un plan de atención humana y social” para esta población que esperan someter a un censo del que no se tienen detalles, y empezar a entregar cédulas de identidad venezolanas. Para ello se planea abrir una oficina del Servicio de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) en la localidad minera de Tumeremo –territorio venezolano– “para dirigir todos estos esfuerzos de identidad”.

Maduro también propuso al Parlamento crear una ley para decretar “áreas de protección especial” y la conformación de “nuevos parques protegidos que sean un centro de turismo”. Según dijo, este territorio rico en minerales ha sido “descuartizado” por Guyana, por lo que “amerita un plan especial para su recuperación”, aunque no ofreció detalles al respecto.

La disputa

El líder chavista asumió la responsabilidad de las acciones anunciadas, entre las que se encuentra la creación de una “alta comisión por la defensa de la Guayana Esequiba” para escuchar a “todas las voces” del país, entre ellos universidades y sectores religiosos, para conocer sus puntos de vista sobre la disputa. Tras designar a un general como autoridad única del territorio, sobre el que regirá desde afuera “provisionalmente”, reiteró que quiere la paz con Guyana.

La controversia por este territorio data del siglo XIX, pero desde 2018 ha cobrado vigor en vista de la admisión del caso por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que ha pedido a Venezuela no completar acciones que alteren la dinámica actual sobre el área, administrada por Guyana.

Sin embargo, Maduro rechaza la mediación de la CIJ, un alegato que también se vio reforzado con el referendo, en el que los venezolanos acordaron no reconocer la jurisdicción del tribunal internacional que, de cualquier modo, emitirá una decisión vinculante para las dos naciones en los meses por venir.

Sube la espuma

El Gobierno de Venezuela criticó este miércoles que Guyana haya “dado luz verde a la presencia” del Comando Sur de los Estados Unidos en el Esequibo luego de que el presidente guyanés, Irfaan Ali, advirtiera que su nación está en contacto con este comando militar norteamericano.

El Ejecutivo venezolano condenó unas recientes declaraciones de Ali, quien señaló que la Fuerza de Defensa de Guyana está “en alerta máxima” y en contacto con sus homólogos militares de otros países, incluido el Comando Sur.

Nicolás Maduro afirmó que la “actitud imprudente” de Georgetown abre a la “potencia imperial” la “posibilidad de instalación de bases militares”, con lo que está “amenazando la zona de paz que se ha delineado en esta región”. “Guyana arremete, de manera temeraria, contra el derecho internacional, realizando acciones que agravan la controversia territorial y que se suman a su conducta ilegal de otorgar derechos de explotación de petróleo a la estadounidense ExxonMobil sobre un mar pendiente de delimitar con Venezuela”, dijo. Y reiteró que Georgetown “mantiene una ocupación de facto” en el territorio en cuestión y una “controversia territorial con Venezuela”, que debe “resolverse a través del Acuerdo de Ginebra de 1966, único instrumento jurídico válido entre las partes”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, recordó a Venezuela y Guyana que los fallos de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) relativos al Esequibo “son vinculantes, y confía en que ambos estados cumplan debidamente con el fallo de la corte”.

El fallo de la CIJ ha sido transmitido al Consejo de Seguridad de la ONU, máximo órgano encargado de velar por la paz y seguridad en el mundo y que podría convocar una sesión para tratar este tema, tal como le ha sido requerido por el presidente de Guyana Irfaan Ali.

Ali dijo hoy que el plan de acción diseñado por Venezuela es “una amenaza inminente” para su integridad territorial y la paz mundial, por lo que anunció “medidas cautelares” para proteger el país. Ali también advirtió de que la Fuerza de Defensa de Guyana está “en alerta máxima” y en contacto con sus homólogos militares de otros países, incluido el Comando Sur de Estados Unidos.

Venezuela y Guyana acordaron este miércoles mantener “abiertos” los canales de comunicación ante su disputa por el Esequibo. En un comunicado, el Gobierno de Nicolás Maduro informó del contacto telefónico entre el canciller Yván Gil y su homólogo guyanés, Hugh Todd, en el que “acordaron mantener los canales de comunicación abiertos”.

Fuente: pagina 12

Dejá una respuesta