Miguel Ángel Pichetto: “Para tener una buena gestión de gobierno hay que tener buenos funcionarios”

El diputado nacional por la provincia de Buenos Aires señaló la necesidad de ampliar la estructura ministerial “con gente con experiencia” y se refirió a la importancia de salarios adecuados en el Parlamento. “La legitimidad del Congreso es la misma que la del Presidente”, sostuvo.

El líder de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichettodeclaró que el Gobierno debería haber trabajado más para consolidar una mayoría parlamentaria, y sostuvo que, si bien comparte en líneas generales el diseño de las políticas de la Ley Bases, “es deber de un Gobierno de minoría sumar apoyos mediante diálogos positivos y construcciones razonables”. “Mantener relaciones armoniosas con el Congreso es esencial porque el proceso presidencial es largo”, expresó en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1). 

Miguel Ángel Pichetto es diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y presidente de Encuentro Republicano Federal. Anteriormente, fue uno de los titulares de la Auditoría General de la Nación entre 2020 y 2023 y candidato a vicepresidente en 2019. A su vez, se desempeñó como senador Nacional durante 18 años entre 2001 y 2019. También fue consejero de la Magistratura, Intendente de Sierra Grande cuando comenzó su carrera política electoral en 1985 y hoy lidera el bloque parlamentario Hacemos Coalición Federal.

¿Qué significa este triunfo de la extrema derecha en Europa? ¿Por qué Argentina sigue esa tendencia pero va a contramano de lo que sucede en la región, en donde la centroizquierda triunfó en Colombia, México o Brasil, por ejemplo? ¿Tendrá que ver con nuestra gran cantidad de inmigrantes europeos a diferencia de nuestros países vecinos?

Denota un proceso de crisis. Indudablemente, no hay hechos demasiado nuevos. En Francia, la extrema derecha existe desde el año 1960. El abuelo de Marine Le Pen armó el Frente Nacional y siempre compitió electoralmente, era tercera o cuarta fuerza, pero en los últimos tiempos Marine Le Pen vino creciendo y además va formando un discurso. 

Lo mismo Giorgia Meloni que, si bien viene de la extrema derecha o de sectores más duros, en la última etapa también se aggiornó. Podríamos decir que ganó una centroderecha en Europa, que va a tener mayoría en la asamblea parlamentaria de la Comunidad Europea. 

Sin embargo, ha habido en España, por ejemplo, aún a pesar de la caída de la imagen de Pedro Sánchez, una elección decorosa. Perdió, pero ha sido bastante decorosa. En fin, me parece que es una línea que define claramente el cansancio de la sociedad frente a la democracia y a visiones más de centro izquierda, miradas más progresistas. 

Están en el péndulo de los sistemas democráticos. Y probablemente, en algún momento también volverá al centro. Hay reacciones interesantes, como la de Emmanuel Macron, que va a convocar a elecciones parlamentarias. Me parece que estaba dentro de lo previsible todo esto, no veo muchas sorpresas en la elección para la asamblea europea.

Acá muchos sostienen que votamos demasiado, que habría que votar directamente cada 4 años. Ni hablar sobre las PASO. En el Viejo Continente, a las elecciones locales se le suman las europeas, lo que aumenta la cantidad de elecciones. Es que, aunque sean elecciones continentales, tienen este efecto local, como la disolución del Congreso francés. ¿Te parece mejor, bueno o malo que se vote más?

Europa tiene un nivel más elevado en términos de la estructuración de la democracia, además de que la organización europea también está consolidada. Esto no lo tenemos en Latinoamérica, ojalá lo tuviéramos. 

Ojalá hubiéramos tenido un marco mayor de integración y podríamos haber armado algo parecido, especialmente con países de Sudamérica como Brasil, Perú, Colombia, Argentina, donde podríamos haber armado un foro parecido para afrontar los grandes temas de Sudamérica, como el desarrollo y el crecimiento. 

Javier Milei junto a Giorgia Meloni
Javier Milei junto a Giorgia Meloni, presidenta del Consejo de Ministros de Italia y una referente de la derecha europea.

Tal vez el esfuerzo estuvo puesto en el Mercosur, pero tampoco se consolidó definitivamente como un marco de integración parlamentaria sólida. La estructura de representación del Mercosur es mirada con cierta actitud despectiva. Y es una verdadera lástima porque los problemas nacionales pueden resolverse también en el marco de la integración y del armado de un bloque tan importante para el comercio y el crecimiento. 

Europa esto lo tiene resuelto en la Segunda Guerra, ya que desde ese momento, el camino para la integración europea fue muy notorio y hubo un crecimiento muy fuerte de la OTAN. Además, el propio debate y la propia guerra de Ucrania están también definiendo un proceso de rearme militar. Alemania por primera vez puso en marcha su maquinaria militar, que siempre es un factor y un elemento histórico de desequilibrio en Europa Occidental y que Rusia mira con mucha preocupación.

Desafíos en la estructura ministerial del Gobierno

¿Cuál es tu balance de los primeros seis meses de Milei?

Es poco tiempo para hacer una evaluación correcta y más precisa, pero podríamos resumir en una gran vía de funcionamiento del gobierno de Milei que tiene que ver con el intento de ordenar el déficit fiscal, de cualquier manera, lo hizo y lo llevó a punto de equilibrio. Digo “de cualquier manera” porque algunas cosas las hizo no pagando, pero bajar la inflación, ordenar las cuentas y tener equilibrio fiscal es el balance positivo que hay que analizar. 

También hay que decir que hay algunas cuestiones que configuran déficit de gestión, como la estructuración del Gabinete de Ministros y algún ministerio que tendría que ampliar. Creo que el Ministerio del Capital Humano es una estructura política muy grande que, más allá de los méritos de Sandra Pettovello, resulta muy difícil de afrontar la tarea de gestión. 

A su vez, han designado a un ministro de Salud con un perfil demasiado bajo para una Argentina que siempre tiene problemas. De hecho, ha pasado el dengue sin ninguna respuesta institucional. En ese ministerio están concentradas las mayores demandas desde el punto de vista de la vida, de la sociedad, de la gente, y debería ampliar la base de sustentación.

Sandra Pettovello
Miguel Pichetto consideró que debería haber una ampliación del ministerio dirigido por Sandra Pettovello.

El Presidente tiene derecho a diseñar el modelo ministerial, pero me parece demasiado poco, sería importante ampliar la estructura ministerial con gente con experiencia. Y el otro tema es que, para consolidar una buena gestión también tenés que pagarle bien a los funcionarios, porque de lo contrario no encontrás gente jerarquizada que quiera trabajar en el sector público. 

Me parece un error eso, creo que eso hay que corregirlo, para tener una buena gestión de gobierno hay que tener buenos funcionarios, y para tener buenos funcionarios hay que pagar salarios razonables. Y no producir tampoco las distorsiones que tiene este Gobierno, que tolera que en una empresa estatal se paguen 60.000 dólares de sueldo, o en directorios de bancos o empresas haya sueldos que son superiores a empresas privadas de Estados Unidos. 

En fin, hay que ordenar también el tema de la remuneración del Congreso, que sea equilibrado, que ninguno gane por encima del presidente, y a partir de ahí hacer una escala salarial que permita no discutir más, y que tampoco abra el camino de la indignación de algunos colegas tuyos que deberían leer el libro de Daniel Innerarity. Es viejo hacer de la indignación una forma de expresión del periodismo.

El Impacto social de las políticas de ajuste

Apostando a la contrafáctica, ¿una Ley Bases que alentara a la inversiones y que generara una reforma laboral o tributaria, hubiese sido aprobada hace rato si no la llevaba adelante La Libertad Avanza? Es decir, ¿cuánto de la política se construye a partir de las relaciones personales? Quizá llamar “Ratas” a los legisladores hace que pase medio año sin que esté aprobada esta ley. ¿No?

En política, la forma, el fondo y el diálogo, es crucial. El Gobierno debería haber trabajado más para consolidar una mayoría parlamentaria. Aunque comparto, en líneas generales, el diseño de las políticas de la ley, sobre todo en políticas de inversión en sectores clave como la minería, el petróleo, el gas y la agroindustria, hay aspectos importantes que deben considerarse para una gestión efectiva.

Queremos que el Senado ratifique la ley y las reformas necesarias, avanzando hacia su implementación sin demoras. Es imperativo contar con estos instrumentos fiscales hoy, especialmente porque hay síntomas de crisis en las empresas. La moratoria es esencial para el sector económico, empresarial e industrial que enfrenta una caída en la actividad.

El diseño de un proyecto de ley de 600 artículos refleja el espíritu refundador común en todos los gobiernos, tiene la refundación como objetivo y la seducción por inteligencia. Sin embargo, en lugar de proyectos tan extensos, leyes más concisas aprobadas en diciembre habrían sido más efectivas para la economía. La ley de impuestos a los ingresos, por ejemplo, podría haberse votado ya, integrando positivamente al Congreso.

Es deber de un gobierno de minoría sumar apoyos mediante diálogos positivos y construcciones razonables. He mencionado esto en varias ocasiones: mantener relaciones armoniosas con el Congreso es esencial porque el proceso presidencial es largo. La legitimidad del Congreso es tan importante como la del Presidente, siendo ambos resultados del voto popular. El Congreso sanciona leyes y analiza temas cruciales, como hemos visto en los últimos seis meses con la temática previsional.

Durante este período, vimos cómo se deterioraba el poder adquisitivo de los jubilados debido al ajuste del Gobierno. Propusimos corregir el DNU del Gobierno para equilibrar la recomposición en un acto de justicia, considerando la fórmula votada por el Congreso. 

Un empresario en Nueva York me preguntó cómo se vota un recargo fiscal sin definir su origen. Le expliqué que los fondos provendrán de la restitución del impuesto a las ganancias, eliminado durante la gestión de Sergio Massa y votado, en ese momento, por nuestro actual presidente. Este impuesto, común en todos los países, representa un 1% del PBI, de los cuales el 0.40% va a la Nación y el 0.60% se comparte con las provincias.

Estos recursos son cruciales para mejorar razonablemente las jubilaciones deterioradas en los últimos dos años, impactando en los sectores sociales más vulnerables. Además, debemos prever el impacto de aumentos en tarifas de servicios básicos en la Ciudad de Buenos Aires, como el agua, que se cobra por metro cuadrado en lugar de por consumo, una práctica inconstitucional y costosa.

Es necesario tener en cuenta el impacto social cuando las circunstancias se vuelvan más complejas. La política nefasta del gobierno anterior de resolver la crisis social y la falta de trabajo mediante jubilaciones a través de moratorias ha exacerbado el problema. Aunque ordenar este sistema es complicado, uno de los mayores ajustes ha recaído en el sector previsional, representando 1,5% del PBI.

La eficiencia del Estado y la política de Milei

Alejandro Gomel (AG): Hablaba de los sueldos de los funcionarios y de la estructura ministerial, incluso Milei dijo que es “un topo que viene a destruir el Estado desde adentro”. ¿Qué le pasa cuando usted escucha este tipo de declaraciones de un jefe de Estado?

No me gusta actuar de comentarista, funciona como un sujeto político dentro de un ámbito que es el Congreso. A veces hay que escuchar y también tener paciencia para no estar en la controversia permanente. Vos fijate que el primer anarquista libertario fue Jorge Luis Borges. Él solía reflexionar, con ese humor ácido que lo caracterizaba, sobre que no merecíamos tener Estado ni gobierno. 

AG: Pero Borges no fue presidente, esa es la diferencia, ¿no?

Desde el punto de vista intelectual, Borges era un anarquista, precisamente. Y expresaba visiones también vinculadas con la política. No estoy diciendo que Borges haya sido un representante público, pero lo defino como una metáfora de lo que no se puede hacer. 

Porque si el intento del Gobierno y la propuesta libertaria es reconstruir la Argentina, llevarla a un nivel de lo que fue nuestro país en un momento determinado, el Estado es un factor fundamental. Lo mismo la salud pública, la universidad pública, la construcción de un Estado eficiente, ni siquiera grande, sino eficiente. 

El otro día el Presidente estuvo en la asunción de Bukele, quien reafirmó el sentido del Estado. Es cierto que El Salvador es un país extremadamente pobre, pero Lacalle Pou, desde Uruguay, también reivindicó la gravitación del Estado en términos de desarrollo y de crecimiento. Así que me parece que lo que dijo Milei es una expresión desacatada. 

A veces viene bien leer algún libro y reflexionar sobre algún tema en el sentido de lo que significa la anarquía, el anarcocapitalismo, o la visión libertaria extrema. Tiene una visión más de centro liberal capitalista que lo que parece. Es decir, hay que mirar más lo que hace que lo que dice, como afirmaba Néstor Kirchner. Siempre es importante la historia, incluso la historia comparada de otros países. 

El tuit de Mauricio Macri contra el aumento del gasto previsional.
El tuit de Mauricio Macri contra el aumento del gasto previsional.

AG ¿Le quiere recomendar algún libro al Presidente?

No soy quien para recomendar. Hay muchos libros históricos y yo respeto mucho a las personas que tienen bibliotecas.

Los fundamentos de la nueva fórmula jubilatoria

Claudio Mardones (CM): Teniendo en cuenta la reciente media sanción en la Cámara de Diputados para cambiar la fórmula de movilidad jubilatoria y la articulación opositora que se logró, ¿qué opinión tiene sobre la crítica de su excompañero de fórmula, Mauricio Macri, quien cuestionó el aumento del gasto previsional sin especificar su financiación, especialmente considerando que usted votó a favor? ¿Qué apreciación tiene respecto a esta expresión del expresidente en este momento previo al debate de la Ley Bases y en donde el tema jubilatorio marca una posición que se esperaba del titular del PRO, pero no públicamente?

Tengo un gran respeto y un diálogo de afecto construido por Mauricio Macri, pero en esto no opinó de la misma manera. En el emplazamiento ya habíamos estipulado claramente que había que ir por sectores que no pagan impuestos. Habíamos mencionado Tierra del Fuego y el juego online, como núcleos centrales de injusticia que tienen que ser gravados para mejorar el nivel de recaudación y para equilibrar el sector previsional. 

Le habíamos dado esos instrumentos y le habíamos planteado incluso la redacción de una cláusula que José Luis Espert, como presidente de la Comisión de Presupuesto, tomó para que se tomara constancia de la voluntad política de abordar esos temas. 

Ahora, esto de que no previmos de dónde se va a sacar la plata ni de que no había consistencia fiscal en la decisión, vuelvo a repetir que la restitución en el sistema impositivo del impuesto a la Ganancias es aproximadamente el 0,4% del incremento previsional hacia el equilibrio social.

Si lo analizás, hasta el propio Fondo viene hablando de este tema, del cuidado con el tema de pensiones. Los americanos le llaman pensiones a la jubilación. Ha habido varios mensajes que llamaron la atención proviniendo del Fondo Monetario

No voy a hacer tampoco una discusión con Mauricio Macri, tiene derecho a mirarlo en un plano que es el plano fiscal, pero el Congreso tiene el deber de sancionar leyes y de trabajar con una agenda social y del gobierno. Lo mejor que se puede hacer es ir compatibilizando, dialogando y analizando los temas. 

Parece que viene un gobierno peronista de izquierda por 18 años, mañana hay un gobierno liberal, pasado hay un gobierno libertario, y nunca se toca el tema de Tierra del Fuego. Yo no quiero destruir el régimen de esa provincia, pero algunos impuestos deben empezar a pagarse, como el IVA, por ejemplo.

CM: Macri parece plantearlo como para respaldar a Milei. ¿Usted cree que el Presidente se equivocó al anticipar el veto para una posible sanción de una nueva fórmula? 

No me voy a meter en la discusión de Macri. El veto siempre es una herramienta que tiene el Ejecutivo. Tiene que analizar las circunstancias de tiempo, de lugar, de momento, de la sociedad y de los reclamos. Esto va a tener un desarrollo en el Senado, donde se puede votar como va de Diputados o se puede modificar.

Acá parecería que el tema apareció de golpe, pero el debate fue dentro de las comisiones del Parlamento. Dentro de la Cámara de Diputados hubo una discusión en la Comisión de Presupuestos que preside un hombre de La Libertad Avanza, José Luis Espert, y se llegaron a cuatro dictámenes.

Había un dictamen que era de Unión por la Patria, que tenía un proyecto de 1.9 del PBI para recomponer el haber jubilatorio. Era algo imposible hoy. El proyecto que salió votado en la conjunción de la propuesta radical, la nuestra, y otros bloque minoritarios era de 0.4 del PBI. 

Hay que prever que si no se hace algo equilibrado, el DNU es muy frágil y la Corte viene exigiendo la necesidad de una fórmula previsional que sea razonable y que tenga en cuenta la pérdida por inflación y el nivel de vida. En fin, un conjunto de elementos que la Corte ha sostenido mediante algunos fallos.

Y lo que iba a pasar, o ya estaba pasando en la Argentina, era la disparada de miles de juicios, como siempre ocurre en el mundo judicial. Los reclamos iban a volar y lo que no se pague ahora se va a pagar al final del camino con juicios. De hecho, todavía hay juicios pendientes que tiene la ANSES para pagar a cientos de miles de jubilados.

fuente: Perfil

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí