Myriam Bregman: “Sin traidores no hay ley ómnibus”

La diputada nacional por el FIT aseguró que “debería haber una resistencia” contra las políticas del presidente electo. “Hay que empezar a dar una respuesta a la altura de los ataques que Javier Milei prepara”, remarcó.

La ex candidata a presidente y actual diputada nacional, Myriam Bregman, afirmó que el FIT no apoyará las medidas de Javier Milei en el Congreso y apuntó contra aquellos que buscan aliarse con el presidente electo. “La gobernabilidad quiere decir que te pasás al otro bando y te ponés del lado de los que quieren privatizar”, cuestionó en Modo Fontevecchia, por Net TVRadio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Durante el debate presidencial planteaste una frase que se marcó, sobre que Milei es un “gatito mimoso” de los grandes capitales. ¿La designación de Luis Caputo al frente del Ministerio de Economía, de alguna manera, continua tu perspectiva de que Milei es el presidente de los grandes capitales?

Sí, yo busqué una frase para llamar la atención porque Javier Milei se presenta como un león pero, evidentemente, toda su política siempre me pareció muy dirigida a lo más concentrado del poder económico, con mucho desprecio al resto de los sectores, especialmente a los más empobrecidos.

Con el gabinete que está conformando, y todo su equipo económico, se ve que  un gobierno que tiene muy poco de su promesa sobre  terminar con la “casta”, sino que Milei revive la casta más concentrada de nuestro país, ligada a los sectores económicos, para ponerla al mando del Estado, y llevar adelante un ajuste feroz. A veces uno dice la palabra “ajuste” pero hay que dar alguna definición. No es que va a ajustar a los que más ganaron o a los que se enriquecieron con negocios con el Estado, lo que Milei pone en la mira con la famosa ley ómnibus es que va a hacer un ataque muy importante a las condiciones de vida de las mayorías populares.

¿Cómo imaginás que va a ser la protesta de aquellos que no apoyen las políticas de Milei, en comparación con lo que fue el comienzo del gobierno de Mauricio Macri?

Están dando un mensaje represivo muy fuerte que no es casual, porque saben que las medidas que van a tomar son antipopulares. Si fuese a ajustar a la casta, como dijo en campaña, ¿por qué la gente saldría a protestar? Están preocupados por la protesta social porque este país ya tiene una experiencia, que yo misma conozco porque trabajé en una empresa que después privatizaron y vi como la destruían y quedábamos montones en la calle.

Javier Milei
Javier Milei

Ya hay una experiencia con lo que significan las privatizaciones, los tarifazos, y las devaluaciones monstruosas que liquidan el salario y la jubilación. Tienen tanta preocupación por la calle porque saben que las medidas que van a tomar van en contra de todos aquellos que se levantan a trabajar todos los días. Advierten a los que van a salir a protestar pero no entiendo a quién le hablan, si supuestamente ellos iban a ajustar a la casta. Empiezan a develar que las medidas que van a tomar, realmente van a afectar mucho la vida cotidiana. 

Hay que tejer lazos de solidaridad y de acompañamiento a aquellos sectores que empiecen a ser atacados, no esperar que le toque a uno para solidarizarse. Las mujeres hemos demostrado que cuando salimos juntas a la calle somos imparables, hay que rescatar los mejores ejemplos de nuestro pueblo, de nuestros trabajadores y trabajadoras para volver a ponerlos sobre la mesa contra este extremo del neoliberalismo que representa Milei.

¿Es correcto vincular el escrache que sufrió Juan Grabois con el aumento del discurso intolerante por parte del arco político? 

Me solidarice públicamente con Juan Grabois. No es un escrache lo que él sufrió con su papá. Yo participaba en escraches a genocidas porque estaban impunes porque la ley impedía juzgarlos y luchábamos a la par para que se terminara la impunidad. Lo que le hicieron a Juan es parte de una derecha envalentonada que tiene un dedo que califica a la “gente de bien” y a la “gente de mal”, como dice Milei. Tiene que ver con una intolerancia profunda, pero no lo veo como algo general. Lo identifico en la derecha. Es una agresividad de la derecha y, en ese marco, se dio el atentado contra la vicepresidenta de la Nación. No era violencia política, era un sector de derecha que actuó y que, algún día, si la Justicia se mueve y no se le rompen los teléfonos, sabremos cómo se promovió. Hay que señalar claramente que es un sector político el que promueve eso.

Alejandro Gomel: ¿Crees que a partir de la CGT y de algunas organizaciones sociales piqueteras puede venir una resistencia a las políticas de Javier Milei?

Creo que debería venir una resistencia frente a las políticas de Milei. La CGT dejó pasar los peores ataques en el gobierno de Mauricio Macri, quien debería estar muy agradecido. También es una central sindical que estuvo desaparecida estos cuatro años de gobierno de Alberto Fernández, donde los trabajadores y las trabajadoras sufrieron muchísimo. Si no, no se entiende por qué ganó Milei. No hay que perder de vista lo que fueron 4 años de ajuste y promesas incumplidas, los cuales se vieron reflejados en el informe que sacó la UCA. 

Los poderosos sindicatos que tiene la clase trabajadora de nuestro país, aunque no agrupan a todos los trabajadores por el avance de la precarización e informalidad laboral, siguen teniendo poderosas organizaciones, están las centrales sindicales, hay movimientos sociales con agrupamientos muy importantes. Entonces, creo que sí, hay que empezar a dar una respuesta a la altura de los ataques que Javier Milei prepara, porque durante la campaña electoral hablaba de “ajustar a la casta”, pero pasó el balotaje y empezó a develar su varadero programa.

Claudio Mardones: El FIT va a contar con 5 bancas y se espera que ya el 11 de diciembre haya un periodo de extraordinarias que convoque el presidente electo. ¿Cómo se están preparando para los próximos 3 meses en términos legislativos? ¿Esperan que haya leyes por decreto o creen que hay posibilidad de que, al menos, La Libertad Avanza pueda contar con los aliados suficientes para llegar al quórum y destrabar parte del paquete que están preparando?

Myriam Bregman
Myriam Bregman  y el rol del FIT en el Congreso

Yo creo que no debería contar, con nosotros claramente no va a contar. Nosotros no vamos a hacer nada que perjudique los intereses de los trabajadores, las trabajadoras, de las mujeres o de la juventud, como el derecho a ESI. Nada de eso va a ser acompañado por nosotros porque no hicimos un compromiso de gobernabilidad con Javier Milei. Hicimos una campaña electoral, participé en los dos debates, dije mis propuestas y esos son los compromisos que tenemos con nuestros votantes. Los que votaron a Horacio Rodríguez Larreta, a Juan Schiaretti, a Patricia Bullrich, a Sergio Massa y a todos los diputados que integran el Congreso de la Nación, deberían preguntarse si en las propuestas de estos candidatos estaba la privatización de Aerolíneas, por ejemplo. No tienen por qué acompañar eso, la gobernabilidad quiere decir que te pasás al otro bando y te ponés del lado de los que quieren privatizar, atacar derechos laborales conquistados por los trabajadores, atacar derechos de la juventud y de las mujeres, y no fueron sus compromisos de campañas. Sin traidores no hay ley ómnibus. Sin traidores que traicionan lo que dijeron en campaña electoral, con cuyas propuestas no coincido, pero que no proponen privatizar Aerolíneas o alguna otra empresa del Estado, no hay ómnibus. No fue parte de lo que le propusieron a su electorado. Me pregunto por qué los legisladores y legisladoras ahora deberían darse vuelta para “no poner palos en la rueda”.

CM: ¿Lo decís en el caso del peronismo o en el caso de Juntos por el Cambio?

De todos. Yo fui legisladora en el primer año de gobierno de Mauricio Macri y vi cómo se daban vuelta y le votaban las leyes a Macri porque no tenía mayoría y la conseguía con aquellos por los que Emilio Monzó, que presidia la Cámara de Diputados, dijo que los gobernadores “se pintaron de amarillo”. Eso no puede volver a pasar, antes de que comiencen todas esas sesiones extraordinarias hay que fijarse si a los que apoyan a Milei y a sus políticas los votaron para eso, si se dieron vuelta  o si apoyaban el ajuste de Milei y no lo dijeron en campaña. Me parece que ahí hay que poner el foco.

Desde el Frente de Izquierda de ninguna manera vamos a acompañar las leyes que propone Milei, que tiene como objetivo sacar una nueva tajada de ganancias a la clase trabajadora. Nosotros cumplimos con lo que dijimos en la campaña electoral. No venimos de un tiempo de rosas, en los dos últimos gobiernos hubo una redistribución regresiva del ingreso, y lo que viene a hacer Javier Milei es a dar un nuevo zarpazo mucho más profundo, y como dicen ellos, de “shock”. Hay que alertar mucho que en el Congreso ninguna de esas fueron propuestas de campaña. 

Fuente: Perfil

Dejá una respuesta