18.1 C
Salta
lunes, septiembre 20, 2021

Ni fiestas salvan a súper mayoristas: facturan 10% menos que precovid

Lo más leído

A pesar del fin del aislamiento obligatorio, hay menos compradores en las góndolas. El sector no cuenta con un canal de ventas de e-commerce. Los consumidores se vuelcan por segundas y terceras marcas.

El fin del aislamiento social y el inicio del distanciamiento que impuso el Gobierno en medio de la pandemia del coronavirus, sumado a la flexibilización de todas las actividades, generó mayor movimiento en los comercios. Sin embargo, desde el sector mayorista aseguran que las ventas no repuntan y que todavía la facturación es inferior a los números precovid; en promedio, estiman un 10% menos que en febrero. Lo cierto es que la falta de e-commerce dentro de este sector genera pérdidas que se acumulan mes a mes y si bien aseguran que poco a poco la gente vuelve a hacer las compras presenciales, sostienen que la facturación sigue siendo inferior porque los consumidores se inclinan hoy por segundas y terceras marcas.

“El consumo está estable con recesión de poder adquisitivo, pero se siente en el vuelco que hace la gente en segundas y terceras marcas. Lo que son productos básicos hay una retracción porque hay distribución a los sectores de menor poder adquisitivo de fideos, harina, aceite y arroz, por lo que se siente una merma en estos productos ya que se abastecen gratuitamente por otro lado”, comenzó describiendo el presente del comercio mayorista Alberto Guida, director comercial de Micropack Mayorista y expresidente de la cámara que agrupa al sector.

“Desde el punto de vista de consumo, el e-commerce ocupó un lugar explosivo y lo sigue ocupando en la mayoría de los casos. Pero sí es cierto que la compra presencial se acrecienta cuando vuelve la gente a la calle. Hay que ver cómo reacciona diciembre, que es el mes de mayor consumo masivo, y cómo funciona comparativamente contra el mismo mes del año pasado”, concluyó el especialista. Sin embargo, aseguró que todavía no se da un mayor consumo, a pesar de ya haber atravesado la primera semana del mes, ya que “el incremento en el consumo se da más en la segunda quincena, cerca de las fiestas”, agregó Guida.

Dentro de la facturación de los comercios mayoristas, el 50% se forma de las ventas de productos básicos, de primera necesidad, muchos de los cuales hoy los consumidores prefieren comprar de forma online. “La mayoría de las cadenas no tienen página de internet para vender productos, o sea que esas compras quizás se fueron hacia los canales tradicionales”, explicó el especialista.

Y si bien en los últimos dos años el público mayorista se había incrementado con consumidores que buscaban precios económicos y compras inteligentes, hoy esa realidad cambió rotundamente. La costumbre de visitar el canal mayorista una vez por mes se desdibujó durante los primeros meses de cuarentena. Y hoy el abastecimiento de esa mercadería se hace a través del canal online, de forma más segura y, sobre todo, rápido. Eso se refleja en los números.

“Si comparamos con marzo, los números son estables, pero hay que tener en cuenta que ya el 18 comenzó la cuarentena, por lo que la facturación sigue siendo inferior a los tiempos prepandemia”, agregó el especialista que estima la baja en torno al 10%. Hoy lo que se ve es “un mix entre primeras y segundas marcas, con lo cual se deben estar facturando igual cantidad de unidades que a principios de año, pero a precios menores”, concluyó preocupado por el futuro del sector que parece no poder levantar cabeza.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último