Nicolás Posse, Karina Milei y Santiago Caputo: el “triángulo de las Bermudas” que acecha a funcionarios

La mesa chica del Presidente tiene autoridad para desplazar a cualquier integrante del gabinete que consideren. Ya hubo 9 salidas de alto perfil en los primeros tres meses. Intereses cruzados y el terror a rozar negocios clave.

“El jefe” Karina Milei; el titular del Gabinete, Nicolás Posse; y el super-asesor, Santiago Caputo. Ellos tres conforman el “triángulo de las Bermudas” que acecha a los ministros y funcionarios del gobierno de Javier Milei. Son responsables por al menos 9 salidas y renuncias de alto perfil en los primeros 100 días de gobierno libertario. Así lo explicó a PERFIL uno de los echados, que asegura que ya son varios que usaron ese nombre, en referencia a la zona marítima donde durante siglos desaparecieron barcos, a veces de manera misteriosa.

La metodología se repite. Un funcionario/a avanza en lo que -supone- es su área exclusiva de trabajo. Pero sin saberlo se mete con algún aspecto que es de interés de Posse o de Karina. Sin alertas previas, es llamado a dar explicaciones. Pero a esa altura es demasiado tarde para dar argumentos. Sin tiempo de respuesta, se filtra a los medios la salida y se busca instalar alguna respuesta rápida.

“Karina es el resguardo del Presidente. Si ella te baja el pulgar no hay tiempo de una última defensa frente a Javier. (Santiago) Caputo juega a ser quien sostiene el rumbo más ideológico y de fondo. Posse es una suerte de guardián de la gestión. Es el más bravo de todos“, explicó a PERFIL un exfuncionario que pasó por ese triángulo. “Cuando veas una salida que no se entiende la razón, mira con atención el Boletín Oficial los próximos días y vas a ver que Gabinete se quedó con algo de ahí”, lo resumió.

Los 9 despedidos de alto perfil

Con la salida de Omar Yasín como secretario de Trabajo, hasta ahora son nueve los funcionarios echados por obra del trio Karina – Caputo – Posse. Los argumentos oficiales estuvieron muy lejos de los verdaderos motivos para echarlos. Este último caso se planteó por una supuesta responsabilidad de Yasín por el escándalo de los sueldos del Poder Ejecutivo, pero en realidad fue Posse quien aspiró a ese lugar para poner al exabogado del Grupo Techint, Julio Cordero.

Misma suerte corrió Osvaldo Giordano, el exdirector de Anses, a quien Milei acusó de estar “durmiendo con el enemigo” por ser el esposo de Alejandra Torres, diputada nacional de HCF, que votó en contra un artículo de la Ley Bases durante su tratamiento en lo particular. En Trabajo, la titular de Capital Humano, Sandra Pettovello había echado Horacio Pitrau, quien se desempeñaba como subsecretario, debajo de Yasín.

Nicolás Posse, junto a Luis Caputo y Javier Milei
Nicolás Posse, junto a Luis Caputo y Javier Milei

Uno de los primeros en irse fue Eduardo Roust, quien inició como subsecretario de Comunicación pero no llegó a ser oficializado. También en el área de Medios, Belén Sttetler, la secretaria de Medios y Comunicación, se despidió temprano. En el caso de Flavia Royón, exsecretaria de Minería, fue apuntada por “responder” al gobernador salteño Gustavo Sáenz, uno de los tildados por el Gobierno como “traidor”.

Una de las salidas más ruidosas fue la de Guillermo Ferraro, uno de los “superministros” que Milei había puesto en Insfraestructura. Si bien existió una operación de prensa para instalar que lo echaron por filtrar información a los medios, lo cierto es que Posse exigió su cabeza para quedarse con áreas clave como la administración de empresas del Estado y cuestiones referidas al ENACOM.

Santiago Caputo
Santiago Caputo

Enrique Rodríguez Chiantore -encargado de la Superintendencia de Servicios de Salud- fue desplazado de su cargo y se enteró por WhatsApp: “A la mañana me levanté temprano y tenía varios mensajes diciendo ‘lo siento mucho’ y abrí el Boletín Oficial y me encontré con la noticia”, explicó en su momento en declaraciones con Radio Mitre. Allí Posse lo habría despedido para “aumentar la influencia de Mario Lugones, asesor de jefatura de gabinete”, consignó La Nación.

La última fue la de Pablo Rodrigué, el funcionario que se encargaba de la distribución de alimentos a los comedores, bajo la órbita de la Secretaría de Desarrollo Social, a cargo de Pablo de la Torre.

fuente: Perfil

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí