18.1 C
Salta
lunes, septiembre 20, 2021

Nicolás Trotta: “Pedimos a ciertos sectores docentes que prioricen el diálogo y que comiencen las clases”

Lo más leído

Antes de emprender viajar a Formosa, donde inaugurará hoy el ciclo lectivo, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en diálogo telefónico con El Tribuno, se mostró confiado en el inicio de clases en la mayoría de las provincias. 

Al analizar la situación de Salta, habló sobre los autoconvocados y dijo: “Pedimos a estos sectores docentes que prioricen el diálogo y que comiencen las clases”. En la entrevista adelantó el lineamiento que el Gobierno nacional proyecta para el norte grande. 

Este año es seguro el inicio de clases en la mayoría de las provincias, pero hay algunas que están con conflictos con docentes, ¿cuál es la información que manejan?
En primera instancia, tomamos la decisión de institucionalizar el diálogo a partir de la paritaria nacional docente. Eso permitió descomprimir diferentes conflictos que estaban en puerta y encausar que mañana (por hoy) comiencen con normalidad las clases, salvo casos puntuales. Hay en algunas provincias ciertos conflictos que estamos monitoreando, generando espacios de diálogo y de encuentro entre gobiernos provinciales y las distintas organizaciones sindicales. 
Sabemos que hay un sector autoconvocado en la provincia de Salta que está llamando a un paro, pero esperamos un inicio normal del ciclo lectivo. El Gobierno provincial está haciendo un esfuerzo importante y queremos hacer primar el diálogo para permitir que en todo el país podamos cumplir, lo que marca la ley, los 180 días de clases. 

¿Cuál es el mensaje para los autoconvocados?

Nosotros le pedimos a toda la comunidad educativa que siempre prioricemos el diálogo. Frente a una instancia donde se está dialogando, tenemos que permitir que empiecen las clases, como va a ocurrir en la provincia de Salta. Ante aquellos maestros que tienen una disconformidad, solicitarle al gobierno que los convoque de manera regular. Nosotros tratamos de acercar posiciones, remarcando la enorme complejidad fiscal que atraviesa el Estado nacional y las provincias. Desde el Gobierno nacional hicimos un esfuerzo más allá de lo posible para aportar recursos y poder marcar la recuperación salarial de todos los maestros en toda la Argentina, más allá de la discusión provincial. Al mismo tiempo creo que la paritaria permite eso. Pedimos a estos sectores docentes que prioricen el diálogo y que comiencen las clases. 

“Conversé con el gobernador Sáenz sobre la ESI. Para nosotros hay cuestiones que no hay que discutir porque es una ley y hay que aplicarla”.

¿Habrá en esta gestión un enfoque particular para las provincias del norte, que son las que tienen mayores atrasos?
Efectivamente, lo planteamos en la última reunión que hicimos en febrero en Catamarca, en el Consejo Federal Regional. Tiene que haber una agenda para el Norte Grande argentino, en un proceso de profundización del federalismo. Sabemos que el Norte Grande es la región con el mayor nivel de desigualdad en la Argentina. Eso demanda un abordaje particular de los aspectos educativos; no solo relacionados a cuestiones de infraestructura, sino también de priorización de la inversión. Es lo que venimos marcando y dialogando dentro de ese Consejo Federal. Creemos que hay que establecer en términos regionales objetivos medibles vinculados a cobertura, terminalidad, inversión educativa, que permitan ir mejorando los indicadores en el corto plazo. En eso estamos trabajando. 

¿Qué herramientas se les proporcionará a los gobiernos provinciales para que puedan cumplir con esos objetivos?
Lo que estamos planteando en cada una de esas cuestiones es parte de lo que puede ser el despliegue de los planes nacionales, algunos de ellos se están proyectando y otros están en ejecución como el Plan Nacional de Lectura, cuestiones vinculadas a infraestructura escolar, la construcción de nuevos establecimientos educativos. Anunciamos con el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, tres obras nuevas que están en marcha. Queremos avanzar en la terminalidad de todas esas obras que fueron abandonadas en los últimos tiempos. En parte, también se vincula a inversión en infraestructura y a cuestiones de formación docente, que para nosotros tiene una centralidad fundamental.
En el Congreso, el presidente Alberto Fernández marcó la necesidad de ir hacia un Estado más moderno, con mayor tecnología, ¿la formación de los docentes necesita entrar en esa sintonía? ¿Cómo lo  harán?
En ese sentido, tenemos que lograr construir una agenda para nuestra escuela vinculada al siglo XXI. Parte de la formación docente se relaciona con eso. En nuestro eje estamos planteando el Plan Nacional de Ciencias que no solo apunta a repensar contenidos y su abordaje para nuestra escuela, sino también a la formación docente. En eso nos encontramos trabajando. Uno de los grandes desafíos para una educación transformadora y de calidad es trabajar con nuestros maestros y maestras no solo en la formación inicial, respetando la tradición del Instituto de Formación Docente, sino también poder avanzar en la formación constante a partir de otras herramientas como el Instituto Nacional de Formación Docente. 

“El Gobierno provincial hace un esfuerzo importante y queremos hacer primar el diálogo para cumplir con los 180 días de clases”. 

El Presidente anunció que volverán a entregar computadoras a los adolescentes ¿Se hará a través del Ministerio de Educación como se hacía con el programa Conectar Igualdad?
Ese es el desafío. Vamos a estar presentando el Plan Nacional de Ciencias, que mencioné, pero también el Plan Nacional de Conectividad, que incluye, en una realidad fiscal muy compleja como la que estamos, la distribución de libros y computadoras para los estudiantes. 

¿Se avanzará más allá de lo que proponía Conectar Igualdad?  En algunas escuelas las computadoras no tenían un uso en el dictado de clase. Los chicos, más que nada, la usaban para jugar. 

Eso es parte del desafío, aprender de las experiencias como Conectar Igualdad. Es importante la distribución de las herramientas tecnológicas, las netbooks, pero hay que avanzar en la apropiación del uso en las aulas, en la producción de contenidos. Hay que avanzar en la formación de los docentes para el uso de la tecnología en el aula. Tenemos que avanzar en la conectividad de los establecimientos educativos. Hoy estamos con un 40% de conectividad en las escuelas y un 60% de la matrícula escolar con conectividad. 

En Salta quedan más de 20 escuelas ranchos, ¿se podrá lograr la erradicación?
Es uno de los puntos que nos planteó el gobernador Sáenz. Ya hemos sumado una escuela de esas características para poder iniciar el proceso de desarrollo del proyecto. 
En provincias como Salta se retrasó la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral, ¿cuál será la exigencia para las provincias?
Es un tema que conversé con el gobernador Sáenz cuando me visitó días atrás en el Ministerio. Para nosotros hay cuestiones que no hay que discutir porque es una ley y hay que aplicarla. Nosotros vamos a cumplir la ley de Educación Sexual Integral que fija en uno de sus puntos la mirada de cada uno de los credos religiosos, pero los contenidos básicos tienen que llegar a todas las escuelas. Estamos trabajando. El tema lo anunció el Presidente en el Congreso. En ese sentido venimos avanzando con nuestro equipo en el material que se distribuirá en la provincia, lo vamos a coordinar no solo con cada jurisdicción sino también en el Consejo Federal. 

¿Que abordará el proyecto de la nueva ley de Educación Superior?
En primera instancia, la definición que adoptamos es presentar en las próximas semanas toda una metodología de trabajo de lo que consideramos que debe ser la ley de Educación Superior. Para nosotros tiene que ser una construcción colectiva, con amplia participación de nuestro sistema universitario, de cada uno de los claustros de las universidades. A partir de allí, vamos a presentar los puntos centrales de lo que consideramos que se debe incluir esa nueva ley de Educación Superior. Queremos que se pueda recorrer cada una de las universidades.

¿Seguirán las evaluaciones Aprender?
Nosotros creamos en nuestra gestión una secretaría de Evaluación e Información Educativa. Creemos que evaluar el sistema es fundamental y para eso hay que ir mejorando todos los instrumentos que permitan tener una mirada provincia por provincia de cómo evoluciona el sistema y qué tenemos que mejorar. Muchas veces hay ciertos sectores que ponen solo la mirada en la evaluación, para nosotros es importante pero también lo es el despliegue de las políticas educativas para poder mejorar la escuela. Tenemos que cumplir la ley de Financiamiento Educativo, los 180 días de clases, la ley Técnico-profesional, la ley de Educación Nacional, la aplicación de la ESI. Cada una de esas herramientas hoy están vigentes como normas, pero muchas de ellas no se aplican. 

Por ley se establece que se debe destinar el 6% del PBI a la inversión educativa, ¿cuál es el objetivo para este año? Aún no hay presupuesto y es un año crítico por la renegociación de la deuda, ¿pero pudieron avanzar?
La Argentina tuvo un proceso de inversión creciente en términos educativos. Logró en 2015 por primera vez superar el 6% de inversión del PBI solo en educación, con el 6,1%. A partir de entonces, se ingresó en un proceso de desinversión marcada por el Gobierno nacional, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, llegando a un 4,8% del presente. La primera premisa que hemos tomado es que este año, en la discusión del presupuesto, se va a romper esa inercia. La porción del presupuesto de educación va a crecer. Para nosotros es un punto sustantivo. A partir de ahí, planteamos un camino que nos permita el cumplimiento de la ley de Financiamiento Educativo de los próximos cuatro años. 

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último