18.3 C
Salta
viernes, octubre 7, 2022

Ocho de cada diez asalariados en el país están bajo la pobreza

Lo más leído

La canasta básica total costaba $66.488 y el ingreso medio de asalariados era $47.232.Otra cuestión de género: el varón tuvo $51.916 de ingreso promedio, y la mujer $36.025.

El 80% de las personas con ingresos promedios de hasta $54.412 y el 50% de los hogares con hasta $57.564 no alcanzaban a cubrir en junio último el costo de la canasta básica que define el nivel de pobreza, informó el Indec.

Según el informe de la distribución del ingreso del segundo trimestre del año, el sector más bajo de la población tenía un ingreso individual de $5.675, mientras que el más rico tenía ingresos 25 veces más superior y llegaba a los 142.116.

El ingreso promedio per cápita del total de la población alcanzó los $26.021, mientras la mediana del ingreso individual fue de $19.200, ambos por debajo del costo de la canasta básica alimentaria que define el nivel de indigencia.

En junio último la canasta alimentaria tenía un costo de $66.488 y la básica alimentaria de $28.413.

Un 58,6% de la población total percibió algún ingreso, cuyo promedio fue de $43.907, de acuerdo con las cifras oficiales.

De acuerdo con la escala de ingreso individual, el promedio de los estratos más bajo (deciles del 1 al 4) fue de $ 15.357; en los medios (del 5 al 8), de $40.994 y el del alto (9 y 10), de $106.880.

Según el ingreso total en los hogares en el decil más bajo el ingreso medio llegó a los $16.547, en el cuarto decil a $47.564, en el séptimo a $84.416 y en el más alto a $245.743.

Los varones tuvieron un ingreso promedio individual de $51.916, mientras que el de las mujeres fue de $36.025, según las cifras del relevamiento de 31 aglomerados que realizó el Indec.

Entre la población ocupada, se registró un ingreso promedio de $44.809 y un ingreso medio de $35.000, equivalente al límite superior de ingresos del decil 5, bajo el cual se sitúan el 50% de las personas ocupadas.

El ingreso promedio de los primeros cuatro deciles de la población, según el ingreso de la ocupación principal, fue de $15.737, mientras que entre los deciles del 5 al 8 fue de $43.785, y del 9 al 10 de $105.071.

Entre los asalariados, el ingreso promedio fue de $47.232, el de los trabajadores con descuentos jubilatorios de $57.443, con una suba interanual del 45,4%, mientras que en el caso de los que no tienen aportes el promedio llegó a los $24.225 que significó un aumento del 41,3% en la misma comparación.

El coeficiente Gini del ingreso individual, que es el método más utilizado para medir la desigualdad salarial, mostró una disminución interanual en junio.

El indicador que establece el valor de 0 para expresar la igualdad total y el valor de 1 para la máxima desigualdad, fue en junio en junio pasado de 0,434, mientras que en el segundo trimestre del año anterior se ubicó en 0,451.

La suma total de ingresos para el total de la población fue de $751.289 millones, que significó un incremento de 62,4% en relación con igual trimestre de 2020.

La inflación en ascenso

Por otra parte, según anticipó la mayoría de las consultoras, la inflación de septiembre podría marcar el fin de la seguidilla de cinco meses de desaceleración, con un índice que superaría levemente el 2,5% de agosto.

Las proyecciones van del 2,7% de Econviews y ACM (similar al anticipado en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central) al 3% LCG, con un 2,9% previsto por Ecolatina y Eco Go, en tanto CESO (Centro de Estudios Scalabrini Ortiz) midió en la cuarta semana del mes un alza del 2,6% en los supermercados, en todos los casos niveles mayores a los de agosto.

El dato preocupa en los despachos oficiales de cara a la campaña, si se tiene en cuenta que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se dará a conocer el 14 de octubre, un mes antes de las elecciones generales.

.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último