16.7 C
Salta
lunes, octubre 18, 2021

Permisionarios de Salta piden volver a trabajar o que les den más ayuda

Lo más leído

 Rechazaron que los talonarios que ellos usan sean gratuitos.

Cientos de personas que trabajan en el estacionamiento medido en la ciudad de Salta se opusieron a la ordenanza que aprobaron la semana pasada los concejales sin consultarles. Esta norma prevé que el municipio les entregue de manera gratuita los talonarios mientras dure la emergencia sanitaria por COVID-19.

Por las medidas que se tomaron para prevenir la transmisión del virus, hace más de un mes, entre 600 y 800 permisionarios no trabajan y el bolsón de alimentos que les entregó la comuna a cada uno ya se está por acabar. En el marco de la cuarentena administrada, tienen la expectativa de retomar la actividad que les provee el sustento diario. Si esto no sucede, pidieron al municipio que los ayude con subsidios o con más alimentos para paliar la situación crítica que atraviesan.

“Necesitamos salir a trabajar. Tenemos familia a cargo. Hay que dar de comer, pagar los impuestos… Algunos compañeros se endeudan con préstamos para solventar todo esto”, relató Oscar Esteban Luna, representante de la Asociación de Trabajadores de Estacionamiento Salta (ATES) y acompañante de Fomento Sur. “Queremos volver a trabajar con todas las medidas. Si eso no se puede, pedimos una ayuda del municipio o de la provincia”, dijo.

El hombre se mostró en desacuerdo con la ordenanza que se aprobó: “El que nos den un talonario gratis generaría discordia entre el usuario y el permisionario. No va a faltar el que diga: “Yo te tengo que pagar el estacionamiento, mientras vos recibís un talonario gratis'”.

“Nos parece correcto que nos consulten, antes de tomar decisiones que pueden llegar a perjudicar tanto al usuario como al permisionario”, manifestó. “Los concejales nos pidieron que nos nucleemos en una asociación, que hagamos un gremio, y ahora, que ya tenemos dos asociaciones, no fuimos consultados ni por un mensaje ni por una llamada para saber cuál era nuestra situación”, lamentó. Luna cuestionó que ninguna gestión los haya reconocido como empleados de la Municipalidad: “Como nosotros aportamos nuestro dinero comprando el talonario, podrían brindarnos un subsidio o más bolsones”.

El hombre agradeció a la comuna por la ayuda que recibieron, pero advirtió que no es suficiente: “Vino bien el bolsón, salvó el momento, pero se va terminando. Somos agradecidos pero también realistas: en lo que va de todo esto recibimos solo un bolsón”. Recordó que durante la gestión anterior se apoyó a los carreros con subsidios y bolsones antes de entregarles las motos para que trabajen. Ante la posibilidad de retomar la actividad, explicó que prevén recortar horarios y que los adultos mayores que no puedan asistir manden a un familiar: “Si nos preguntan, somos nosotros los que estamos en la calle y sabemos la situación que vivimos día a día”.

Cómo son los números

Antes de que se frenara su actividad por la pandemia, los permisionarios compraban cada talonario de 50 comprobantes a 150 pesos y cobraban 20 pesos por hora a cada conductor que dejaba su vehículo estacionado en algunas arterias de la ciudad. Había entre 600 y 800 permisionarios distribuidos en tres turnos: de 7 a 14, de 16 a 21 y de 22 a 5, sobre todo en los paseos turísticos.

Luna explicó que cuando una cuadra es “rentable”, usan entre cuatro y cinco talonarios por semana, lo que les da un ingreso de 750 a 900 pesos por día. En una no rentable, usan entre dos y tres talonarios como máximo, lo que permite generar entre 350 y 500 pesos diarios. Del monto que perciben, reservan 150 pesos para comprar otro talonario. El resto queda como ganancia.

El monto del talonario seguirá fijo hasta junio, por un acuerdo al que llegaron con la gestión anterior y que se mantiene durante el Gobierno actual, a cargo de Bettina Romero.

Piden que se prorrogue este acuerdo y que se mantenga en 20 pesos la hora hasta fin de año o hasta que mejore la situación: “En vez de darnos un talonario gratis, seguimos aportando, sabiendo que la Municipalidad necesita dinero. Parte de lo que nosotros aportamos va para obra pública y para un montón de sectores”.

Reclaman más contención

Gladys Chavarría, quien también representa a ATES y acompaña a Fomento Sur, relató que hay compañeros que no tienen para comer ni para llevar el pan a su casa. Pidió contención para los que están en situación de gran vulnerabilidad, que dependen del estacionamiento para vivir y no pueden trabajar en otros espacios: son mayores de 65 años, tienen enfermedades crónicas o alguna discapacidad.

“Pedimos volver a trabajar por la necesidad que hay y que el que no pueda autorice a un familiar para que se haga cargo de la cuadra y pueda seguir el mismo trabajo”, manifestó. Recordó también que el Gobierno en la gestión anterior ayudó a los carreros mientras no podían trabajar: “Les dieron subsidios, los ayudaron y los contuvieron”.

“El municipio apoya a los permisionarios”

La concejala Rosa Herrera, autora del proyecto de ordenanza de los talonarios, explicó que pidió que se exima a los permisionarios de la compra del talonario ya que, debido al aislamiento, no fueron a buscarlo y una norma establece que, si no lo compran un mes, quedan fuera del programa. Según los considerandos, esta medida busca proteger a los trabajadores, ya que su economía se vio modificada radicalmente por la cuarentena.
El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación municipal, Rodolfo Paz Moya, dijo que mantiene contacto permanente con los referentes de los permisionarios y les garantizó las fuentes laborales. “El municipio los apoya. El problema es la cuarentena”, manifestó, y explicó que su actividad no está exceptuada del aislamiento social preventivo y obligatorio. 

Paz Moya evaluó que este trabajo, que se realiza en el espacio público, implica un alto riesgo de contagio de coronavirus. Comentó, además, que muchos de ellos son mayores de 60 años, tienen discapacidad o atraviesan otras situaciones que los hacen más vulnerables.
El funcionario aseguró que la Municipalidad los asiste, como a muchos vecinos, a través del programa Unidos, que busca brindar asistencia alimentaria a quienes más lo necesitan: “El municipio trabaja con muchísimas personas que atraviesan situaciones críticas. Son muchos los que están en esta situación”

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último