35.3 C
Salta
miércoles, diciembre 7, 2022

Pichetto: “El gobierno de Fernández está en un proceso agónico, es uno de los peores de la democracia”

Lo más leído

En una entrevista a fondo con El Tribuno, expuso algunas de las “100 ideas”, cuestionó a la administración de Alberto Fernández y también se refirió a la derrota cuando fue candidato a vicepresidente de Macri.

Estamos a menos de un año de la elección general, ¿qué lo motivo a presentar esta propuesta de cien ideas luego del traspié electoral del 2019?

Cabe aclarar que no es un trabajo de tipo individual, sino una construcción colectiva, con muchos dirigentes de envergadura. Hay una larga lista de gente experimentada que ha trabajado. Hemos constituido Encuentro Republicano Federal, un partido nacional con reconocimiento de la Justicia Federal, que tiene representación en doce distritos y que estará en condiciones de ir a elecciones para presidente. Además, constituimos legalmente una fundación que se llama Encuentro. Tenemos cuadros políticos-técnicos que además tuvieron paso por los gobiernos de Menem y Duhalde. Son hombres con una experiencia muy importante en procesos de crisis. Con ellos elaboramos el programa de “Cien ideas” para sacar a la Argentina adelante y podríamos sintetizar en ejes centrales como capitalismo, trabajo, producción y defensa de la propiedad privada. Estos son los principios que definen nuestra visión política. Expresamos estas ideas para incorporarlas en el debate de Juntos por el Cambio.

Los pilares que menciona como propuesta ya están en el ordenamiento jurídico, ¿pero cómo se trabaja para la aplicación?

Indudablemente hay que tener una visión del mundo, saber qué pasa en los principales países occidentales, que tienen reglas de mercado, que alientan el trabajo formal, que valoran mucho la potencialidad de lograr la autonomía en materia energética. Argentina tiene capacidades y recursos humanos muy valiosos, cuenta con tecnología nuclear e institutos importantes en la formación de cuadros científicos. Tiene especialistas en tecnologías de punta, en armados de unicornios, en la agroindustria, en la generación de valor agregado. Tenemos minería, petróleo y gas… Podemos llegar a hacer un país autosuficiente y un gran exportador. Para que Argentina crezca hay que respetar reglas, hay que tener previsibilidad en función de los acuerdos. No puede venir un gobierno a cambiar lo que hizo el anterior.

Desde su espacio, ¿qué estrategias aplicarán para atraer al consenso?

Nosotros no hablamos mal de nadie, esa es una diferencia clara, tratamos de hablar sobre las propuestas. Tenemos ideas para el país, queremos consolidar el frente electoral de Juntos por el Cambio. Tenemos que encontrar caminos, definir el liderzago, consolidar el programa y una vez ganada las elecciones hay que ir al encuentro del conjunto de los argentinos, hay que ir a un proyecto de unidad nacional.

“Hay un profundo debate dentro de la Iglesia. Se están alejando de la visión que yo denomino la cultura del pobrismo”.

Recientemente hubo un dato interesante: por primera vez la Iglesia argentina, en una reunión de los obispos, ha definido claramente que no irá nunca más a una reunión con el Gobierno si no está la oposición presente. Me parece relevante. La Iglesia también tiene que hacer un aporte a la unidad de los argentinos. Lamentablemente hasta ahora, como mensaje, había llegado nítido. Hay un debate profundo dentro de la Iglesia donde también se están alejando de la visión que yo denomino la cultura del pobrísmo. Esta es una cultura y una ideología en la que es mejor que la gente sea pobre, no generar condiciones para que haya trabajo en la Argentina para tratar de tenerlos dependientes del plan y para que sea funcional a la reproducción de poder. Es lo que nosotros vemos en el Conurbano bonaerense y en algunas provincias. Nosotros tenemos que terminar con ese mundo, tratar de evitar la intermediación de los movimientos sociales. Fíjese lo que está pasando con las defraudaciones que están saliendo a la luz. Hay más de 250 mil personas que no tenían derecho a recibir los planes, muchos de ellos pagaban Bienes Personales.

En su propuesta, ¿cuál es el destino de los planes sociales?

En principio, la Argentina tiene que ir a un proceso de salida del plan, no se puede hacer de un día para otro. Pero el rumbo del gobierno desde el primer minuto es generar condiciones para el empleo. Hay que bajar impuestos, modernizar las normas de trabajo. No se puede tener un sistema rígido en la ley de contrato de trabajo que impida que muchas pymes puedan tomar trabajadores. Hay que ir a sistemas más flexibles, parecidos a los sistemas que tienen los trabajadores de la construcción, con el ahorro previo, con la libreta del fondo del desempleo. Hoy entrar en el mundo laboral es cada vez más difícil. Los sindicatos lo saben. Los sindicatos o los dirigentes sociales se deben modernizar o se quedarán sin trabajadores. El número de trabajadores formales en la Argentina es de 6 millones y unos 14 millones son autónomos, independientes o reciben planes. Es inviable la Argentina.

No obstante, los sindicatos se cierran y se oponen ante el concepto de reforma laboral…

Estamos frente a un fin de época. Hay que dejar de usar la palabra reforma laboral y utilizar modernización, hay que hablar de nuevas normas, de reconstruir el tejido laboral.

En Juntos por el Cambio días atrás hubo cortocircuitos, ¿usted qué opina?

Yo no lo veo tan relevante. La verdad que en la última semana y media hubo un hecho que para mí no era de importancia, una discusión entre Patricia Bullrich y un funcionario menor de Larreta.

“En realidad, los sindicatos o los dirigentes sociales en el país deben modernizarse o se quedarán sin trabajadores”.

La verdad uno puede entender algún enojo… tal vez las palabras que usó fueron de mucha connotación, pero eso no hace a la cuestión. Yo creo que estamos cerca en el programa y en el mundo de las ideas. Nuestra fundación anticipó, trabajó y escribió un programa. Incorporamos temas de los que nadie habla: la reconstrucción de las Fuerzas Armadas, la jerarquización salarial, incorporamos la lucha contra el narcotráfico, con la agencia federal y la eliminación de las policías locales en el narcomenudeo. El narcomenudeo tiene que estar incorporado en la investigación judicial federal. Hay que armar juzgados federales para narcotráfico y cárceles especiales para narcos en la Patagonia.

Pero las fuerzas y la Justicia federal no tienen recursos….

En nuestra propuesta está el armado de la Agencia Federal que se va a integrar con los mejores cuadros de Prefectura, Gendarmería y la Policía Federal. Por supuesto que hoy las estructuras no están en condiciones. Estamos hablando de una agencia como tienen los americanos, que la llaman DEA pero aquí hay que armarla con lo mejor de las tres fuerzas federales de seguridad.

Tanto Juntos por el Cambio y el kirchnerismo subestimaron la inflación, hoy es una bola de nieve sin solución…

Este es un pésimo gobierno, agravó la inflación. La inflación actual es efecto de la cuarentena interminable y de la emisión monetaria. Hay que ordenar y estructurar un orden fiscal sustentable para bajar la inflación, no es un hecho mágico. Los economistas argentinos importantes tratan con bastante benevolencia al actual ministro de Economía (Sergio Massa). La Argentina quiso hacer una renovación de bonos que se vencían y ofreció a cambio un bono dual, uno en dólares y un bono en pesos indexado por inflación. Solo se renovó el 61%. Del 60% que renovó fueron organismos del Estado y el 1,5% el sector privado. El 38,5% restante hay que compensarlo con emisión monetaria y eso aumenta la inflación. Ese dato es una pérdida de confianza definitiva en modelo económico y en el gobierno de Alberto Fernández. El gobierno de Alberto Fernández es un proceso agónico, de uno de los peores de la Argentina democrática.

¿Y Massa no lo reanimó?

Le dio oxigeno. Massa tiene una mirada más procapitalista, trató de generar algunas condiciones para estabilizar el Banco Central, puso el dólar soja para que los productores y cerealeros puedan liquidar. Pero tampoco los economistas están diciendo esto: el Banco Central perdió 885 millones de dólares en los últimos doce días. Es un poco menos de cien millones de dólares diarios. El Banco Central está en una situación muy complicada.

Usted quiere ser presidente…

Encuentro Republicano tiene un candidato, los compañeros me están apoyando. Por supuesto me interesaría participar en el proceso de la primaria como precandidato a presidente, así que espero que se respeten las PASO. Vamos a tener candidatos en todos lados pero estaremos dentro de la coalición de Juntos por el Cambio, no vamos a sacar los pies del plato, porque entendemos que la Argentina necesita que este gobierno se termine.

“Hay que armar juzgados federales para narcotráfico y cárceles especiales para narcos en la Patagonia”.

¿Qué aprendizaje le dejó la campaña electoral como candidato a vicepresidente de Macri?

Que siempre en la política hay que tener resistencia, actitud y compromiso con la campaña electoral, hay que dar la cara, salir a caminar el país. Antes de la primaria, Mauricio Macri hizo 360 actos, eran actos chicos. Macri demostró que tuvo actitud y coraje político. Hicimos una remontada extraordinaria, porque era muy difícil salir de la derrota: habíamos perdido la primaria por 25 puntos.

Se sabía que Macri no había mejorado la economía y había críticas a su gobierno, ¿por qué aceptó la candidatura a vice?

Decididamente yo no quería estar al lado del kirchnerismo. Yo había trabajado anteriormente en la construcción de una opción democrática del peronismo con dirigentes importantes como el propio Schiaretti, Sergio Massa, con senadores. Nosotros habíamos construido Alternativa Federal que era una propuesta de recambio, algo así como la renovación del peronismo, pero lamentablemente muchos dirigentes volvieron con Cristina.

Usted también estuvo en el kirchnerismo. ¿cuál fue el punto de quiebre?

Después de la muerte de Néstor Kirchner hubo un giro a la izquierda y una proliferación de personas que provenían del Partido Comunista. Además estaba la visión de (Carlos) Zannini que fue candidato a vice de Daniel Scioli, entre otros aspectos.

“Para que nuestro país crezca hay que respetar reglas, hay que tener previsibilidad en función de los acuerdos firmados”.

¿Cómo se financiará el próximo gobierno? El macrismo tomó deuda y el kirchnerismo se abusa de la emisión monetaria, ¿cuál es la alternativa?

El desafío es cuadriplicar o quintuplicar las exportaciones, eso si hacemos gas, petróleo y minería, y agregamos valor a la agroindustria. Hay que incorporar exportación de gas y combustible, y hay que hacer minería para exportar. Si nosotros aumentamos en los primeros dos años las exportaciones sobre esos rubros, la Argentina se ordena. No se puede gastar más de lo que se recauda. Hay que terminar con el mundo plan, hay que facilitar las condiciones para el empleo. La Argentina es una cuestión de rumbo y expectativas. Hay que empezar a ordenarse con rapidez.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último