16.7 C
Salta
sábado, septiembre 25, 2021

Piden evitar que niños menores de 5 años coman preparaciones con carne picada o molida

Lo más leído

 Cuando se cocinan hamburguesas, albóndigas o empanadas de carne, la temperatura no es suficiente como para que mueran las bacterias peligrosas.

Luego de que se conociera la muerte de un niño por síndrome urémico hemolítico (SUH) en el Hospital Público Materno Infantil (HPMI) -el segundo deceso de un niño por esta causa en lo que va del año en Salta-, desde el centro sanitario pidieron que los chicos no coman preparaciones con carne picada o molida hasta los cinco años de edad.

La jefa de Nefrología del HPMI, Mariana Saurit, explicó que la principal bacteria que produce esta enfermedad -escherichia coli- está en el intestino de las vacas y, cuando se faenan los animales, es inevitable que se contaminen los cortes de carne.

Saurit comentó que cuando se cocina hamburguesas, albóndigas o empanadas de carne es muy difícil matar esa bacteria, ya que para que esto suceda la carne debe cocinarse a una temperatura superior a los 70 grados durante mucho tiempo. “Es poco probable que se muera”, expresó.

Los niños son los más susceptibles a sufrir el SUH y la mayor incidencia se da en menores de 36 meses. Como se detectaron casos hasta los cinco años de edad, se extendieron las recomendaciones.

“La escherichia coli necesita una dosis muy baja para producir la enfermedad. Con un bocado alcanza”, manifestó la experta. El calor hace que la bacteria prolifere más rápido y sea más fácil contagiarse, pero la infección también puede darse en invierno.

La salmonella es otra bacteria que también puede producir SUH y se transmite de la misma manera que la escherichia coli. Durante la época estival, esta prolifera muchísimo y produce mucha diarrea, lo que afecta sobre todo a los niños pequeños, entre otros grupos de riesgo.

Algunas precauciones

Según explicó la médica, la escherichia coli puede ingresar al organismo a través de la contaminación cruzada: cuando los alimentos no han sido lavados con agua segura ni manos limpias o cuando se mezcla la carne cruda con la cocida o con otros alimentos.

Para evitar esto, se recomienda un buen lavado de manos antes de procesar o preparar cualquier alimento y tener una tabla y un cuchillo diferentes para cortar la carne cruda.

Los productos cárnicos crudos se deben almacenar en los estantes de abajo de la heladera cuidando que no chorree ningún jugo que pueda contaminar otros alimentos.

Es importante que los productos alimenticios sean pasteurizados y que conserven la cadena de frío. “Cuando un lácteo está como cuajado, hay que desecharlo”, señaló.

Saurit recomendó lavarse bien las manos después de ir al baño y mantener una higiene estricta en el hogar.

Pidió evitar comer comida chatarra fuera de la casa, como hamburguesas, milanesas o panchos, así como comer en lugares donde la higiene no es adecuada: “Solo puedo saber la higiene que tiene la comida que preparo en la casa”.

Como los niños son los que pueden sufrir efectos más graves, es mejor que ellos coman preparaciones elaboradas en la casa y no fuera de ella.
De cara a las fiestas, Saurit pidió tratar de cocinar todo en la casa y mantener la comida siempre refrigerada: “No pueden pasar más de dos horas a temperatura ambiente”.

Enfermedad evitable

Saurit lamentó que la Argentina es el país que tiene la incidencia más alta de SUH en el mundo. “Al ser una enfermedad prevenible, tenemos que actuar antes”, expresó.    

En la provincia, hubo seis casos en lo que va del año, la mitad de los cuales se detectaron los últimos meses.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último