11.3 C
Salta
martes, octubre 26, 2021

Polémica: Salud no se hace responsable por los barbijos caseros

Lo más leído

La ministra del área deslindó responsabilidades en los hospitales.

Médicos y trabajadores de distintos hospitales empezaron a manifestar su preocupación por la precariedad en los insumos de protección con los que cuentan para realizar sus tareas en el medio de la emergencia por la pandemia del COVID-19. Y un memorándum de la ministra de Salud de la Provincia, Josefina Medrano, que circula entre los profesionales desde este lunes, encendió aún más la indignación.

En el documento, emitido el 7 de abril, la funcionaria se deslinda de “todo tipo de responsabilidad” por la utilización de la indumentaria de protección que no haya distribuido su organismo y que no sea aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat). La medida sería congruente si es que el Ministerio hubiera repartido los elementos en la cantidad y calidad necesarias, pero, de acuerdo a la denuncia de los médicos, esto no sería así. La orden ministerial también se contrapone con la convocatoria del propio Ejecutivo provincial a los vecinos y al mismo personal de Salud para que colaboren fabricando barbijos, cofias y camisolines para proveer a los centros sanitarios. Muchos se sumaron. Diputados nacionales incluso donaron rollos de tela para fabricación de esos insumos de seguridad.

100 rollos de tela fueron donados por diputados al Samec para la fabricación de insumos de seguridad.

En el Hospital del Milagro ayer hubo una asamblea entre los médicos para manifestar el rechazo al memorándum de Medrano, y advirtieron sobre el inicio de posibles medidas de fuerza. Desde el hospital Papa Francisco, designado como centro de referencia para el tratamiento de la enfermedad del coronavirus, profesionales también manifestaron a El Tribuno su preocupación por la orden ministerial y advirtieron sobre la mala calidad de los elementos de bioseguridad que distribuyen desde Salud.

  El memorándum de Medrano que indignó a los médicos.

Fuentes del hospital San Bernardo consultadas por este diario confirmaron que los equipos de protección que distribuye el Ministerio no serían los óptimos, por lo que desde la Gerencia y por sugerencia de varios servicios del establecimiento médico se dispuso la compra de elementos con fondos propios. Al ser un hospital de autogestión y con la disponibilidad de recursos económicos lo pudieron hacer.

Desde Salud Pública ratificaron en un parte que distribuyen materiales de protección personal -en cantidad suficiente- que cuentan con las normas requeridas de biosegu ridad.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último