23.7 C
Salta
miércoles, febrero 1, 2023

Preocupa la disminución de denuncias por violencia

Lo más leído

Se reciben 80% menos de casos desde que inició la cuarentena.

La defensora oficial para Víctimas de Violencia Familiar y de Género N´ 2, distrito judicial Centro, Liza Medrano, reveló la preocupación que tienen por la gran disminución en la cantidad de denuncias desde que comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio ordenado por el Gobierno nacional para limitar la circulación del COVID-19.

“Fue sorprendente cómo el pedido de asistencia o la denuncia de los hechos disminuyó notablemente”, analizó la magistrada y comentó que en las defensorías tienen registrado el 20 por ciento de lo que tenían antes de la cuarentena. “Antes denunciaban 10 y ahora 2”, graficó Medrano.

Desde que comenzó la feria extraordinaria por la pandemia, a mediados de marzo, se habilitó el número de teléfono 3874084561, que recibe denuncias todos los días de 8 a 20.

Desde la semana pasada se sumó también la atención presencial en las oficinas de las defensorías de lunes a viernes, de 9 a 13, en avenida Evangelina Botta de Nicolai 470, en barrio El Huaico, detrás de la Alcaidía General de la Provincia y a una cuadra de la Ciudad Judicial. La atención es sin turno previo y con todas las medidas de bioseguridad necesarias.

“Es preocupante la falta de anoticiamiento y que haya bajado notablemente el número de denuncias, cuando tenemos que la violencia no solo de género sino también la doméstica o intrafamiliar es mucha en el día a día”, evaluó la magistrada y expresó que las mujeres, los niños y los ancianos son vulnerables durante este tiempo de aislamiento.

Mencionó que los casos que más se denuncian durante la cuarentena eran los extremos o los de exparejas que no viven en el mismo domicilio y van a buscar a las víctimas a sus casas para agredirlas: “No recibo anoticiamiento de lo que ocurre dentro del hogar y eso es preocupante”.

Piden denunciar

A las personas que sufren violencia de género o intrafamiliar les pidió que lleguen hasta la comisaría más cercana: “Ante un hecho de violencia, llaman a la jueza o al fiscal de turno y también aportan los teléfonos de las defensorías oficiales de violencia familiar y de género”.

Si bien no ha habido muchas denuncias desde que comenzó la cuarentena, la última semana se duplicaron los casos notificados. “La gente está llamando más, pide más intervenciones, ya sea de manera directa al teléfono oficial o a partir de derivaciones de centros de salud, comisarías, hospitales, escuelas o el Polo Integral de las Mujeres”, mencionó Medrano.

Señaló que la denuncia no está llegando por la víctima directamente, sino por medio de un tercero que le acerca a esta el teléfono: “Primero preguntan y después la víctima se conecta, la asistimos y la representamos”. Comentó que hay muchos casos de personas que se comunicaron a la línea nacional 144 y desde allí les brindaron el número de teléfono de las defensorías.

Medrano explicó que las personas que trabajan en temas de violencia familiar y de género consideran que durante el aislamiento social preventivo y obligatorio solo bajó la cantidad de denuncias, pero no la violencia en sí.

Contó que los funcionarios de distintos organismos que trabajan articuladamente en la asistencia y contención de víctimas sostienen que durante el aislamiento la violencia aumenta, pero la víctima no denuncia: “No está pidiendo ayuda, no se anima a denunciar, está tolerando más o está más atemorizada o lo naturaliza”.

La defensora evaluó que esto tiene mucho que ver con la falta de contención: “Generalmente, el victimario aísla a la víctima de violencia, le quita sus redes de contención y eso evita que pueda pedir ayuda”. Y consideró que durante el aislamiento es difícil contar con esta contención y planteó que la cantidad de casos de violencia reportados aumentarán cuando este termine.

Un número fundamental

En la actualidad, a todas las personas que acuden a una comisaría a radicar una denuncia por violencia, los agentes de la Policía les ofrecen los números oficiales de las defensoras, por si necesitan su asesoramiento o asistencia. Medrano explicó que, antes de la cuarentena, las comisarías tenían estos números de teléfono pero las juezas de Violencia, al momento de dictar medidas en sus resoluciones, ofrecían a las víctimas la posibilidad de ser asistidas por defensores oficiales de violencia.

Atenciones en el Polo

Desde la semana pasada se brinda atención presencial en las oficinas del Polo Integral de las Mujeres, en República de Siria 611, de lunes a viernes de 9 a 14, con todas las medidas de bioseguridad necesarias para prevenir la transmisión del COVID-19. 
Un equipo interdisciplinario -compuesto por abogados, psicólogos y trabajadores sociales- se ocupa de abordar de manera integral las situaciones de violencia familiar y de género y articula con diversos organismos. En el Polo se abordan las situaciones de urgencias y se brinda atención mediante turnos a quienes requieran completar trámites administrativos. Se puede pedir turno a través del número 3875719316 o del teléfono fijo 4225227, de lunes a viernes, de 9 a 14. Desde el Polo mantienen la atención en la línea 38745719316, de lunes a domingo de 8 a 20, mediante la cual brindan asesoramiento, contención y seguimiento de situaciones de violencia familiar y de género. Está vigente la dirección de correo electrónico polo.asistencia @gmail.com. El subsecretario de Promoción y Protección de Derechos Humanos, Federico Uldry, concordó con Medrano en que, si bien ha habido denuncias por violencia de género durante la cuarentena, antes eran más. “Cuando se vaya levantando de a poco y la gente salga, se va a venir peor”, dijo

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último