Raúl Timerman: “No veo que Karina Milei y Villarruel dejen subir a Macri al carro de la victoria”

El analista político afirma que Milei deberá llegar a acuerdos para poder gobernar y avanzar con leyes. Además, opinó que Cristina y no Massa será la líder de la oposición, como ocurrió con Scioli luego de 2015.

Raúl Timerman considera que el resultado electoral expresa que el electorado argentino tenía deseos de un cambio profundo, y que el sistema electoral favoreció a la oposición, porque “les permitió hacer una doble vuelta de internas”, según lo expresó en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Raúl Timerman es analista político y director del Grupo de Opinión Pública. 

Mencionaste que la elección que llevó adelante Sergio Massa fue “Titánica”, dadas las circunstancias que atravesaba el Gobierno con la inflación y la economía. ¿Cómo imaginás que sigue el peronismo que continúa siendo, desde el punto de vista legislativo, la fuerza más grande, duplicando en cantidad de legisladores (tanto en Diputados como en Senadores) a lo que podría ser la alianza entre el PRO de Mauricio Macri y La Libertad Avanza?

Básicamente, habrá un reacomodamiento total de las coaliciones políticas. Juntos por el Cambio será el PRO y La Libertad Avanza. El radicalismo y la Coalición Cívica seguramente se quedarán afuera para negociar legislativamente. Aparte, porque el radicalismo cuenta con varios gobernadores, tiene control territorial, al igual que el peronismo, que es algo que no tiene LLA. El PRO solamente tiene la Ciudad de Buenos Aires.

Viene un sistema muy complejo desde el punto de vista político. Se conforma un ajedrez complicado, en el cual vamos a ver cómo empieza a resolver los primeros temas Milei

Efectivamente dije que era “titánico” lo que había hecho Massa, creo que lo tiene que cerrar quedándose hasta el 10 de diciembre. Él anunció: “este es el punto final en mi carrera”, como diciendo “aquí se produce un cambio”, pero creo que tiene que continuar al frente del Ministerio de Economía hasta el 10 de diciembre. Es una actitud responsable de que mantuvo el barco a flote hasta aquí, falta muy poco y hay que mantenerlo los días que faltan. 

Hay otro análisis que es interesante hacer. Hay varias cosas que están circulando. Una es que el proceso electoral argentino, de elecciones PASO, generales y balotaje, fue terriblemente funcional a la oposición, porque les permitió hacer una doble vuelta de internas, una primera interna entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, que ganó ella al grito de “acabemos con el kirchnerismo“, y una segunda interna entre Bullrich y Milei, que ganó él diciendo “no acabemos solo con el kirchnerismo, acabemos con toda la casta”. O sea, Milei fue el representante del cambio más profundo

Si me hubieras dicho “tenés que hacerle la campaña a un opositor” antes de que empiece todo esto, yo hubiera elegido a Larreta, que es una persona racional, dialoguista, que buscaba llegar a los cambios por consenso parlamentario. Pero el electorado argentino lo dejó totalmente afuera, no consiguió ni siquiera pasar la qualy, como diría un tenista. El electorado argentino tenía deseos de un cambio profundo

Hay algo que parece funcional. Es que más allá de los deseos de la sociedad, el sistema democrático, con su sistema de representación, y el sistema federal, coloca limitaciones respecto de la que pareciera ser la voluntad de cambio de la mayoría que lo vota a Milei. Por el crecimiento que tuvo, evidentemente, parece que los radicales también lo votaron, de lo contrario no podía haber tenido 30% y luego 55%. Por un lado, la dirigencia radical se siente alejada de Macri. Ahora, el votante radical parece votar como Macri. No sé hasta qué punto es posible que, después de estas elecciones, los dirigentes radicales puedan llegar a cambiar de opinión. Si no fuera así, es imposible que ninguno de los proyectos que tiene Milei pueda avanzar, ya que necesita la aprobación de leyes, por lo menos de una Cámara. Si sumás los diputados de LLA más todos los del PRO, asumiendo que incluso los 10 de los alrededor de 40 que son larretistas se hicieran macristas mañana, no alcanzan ni para la mitad del quórum. Entonces, ¿cómo puede anunciar, por ejemplo, privatizar los medios públicos, YPF, ni que hablar dolarizar? ¿Cómo puede llevar adelante su plan, ya que todos ellos necesitan leyes o, inclusive, decretos de necesidad de urgencia que sean confirmados luego por una de las Cámaras, ni que decirte en el Senado? ¿Será que todavía hay una posibilidad de que los radicales se queden dentro de ese JxC en una alianza con un Milei pasteurizado por Macri?

Primer punto. Si Milei no llega a acuerdos con sectores legislativos que no conforman su bloque o del PRO, no puede avanzarLa única chance de avanzar es a través de acuerdos, y la política se hace de acuerdos, o sea, hubo gente que se opuso a Milei pero negociará cosas para seguir adelante especialmente los gobernadores que tienen responsabilidad territorial.

Muchos gobiernos provinciales dependen de la voluntad del Estado Nacional. El principal de todos es la provincia de Buenos Aires. Buenos Aires, sin el auxilio económico del Estado Nacional, es ingobernable. Por lo tanto, la fuerza de las circunstancias hará que existan los acuerdos, inevitablemente existirán.

Milei acaba de decir, esta mañana, que encarará inicialmente dos cosas: la reforma del Estado, algo complicado que necesitará una cantidad de acuerdos, y el tema de las leliqs, que las puede resolver por resoluciones del Ministerio de Economía. Dice que si no resuelve lo de las leliqs no se puede liberar el cepo, porque se entra en una hiperinflación, y está estudiando una ingeniería financiera para, de entrada, darle una solución al tema de las leliqs y poder liberar el mercado de cambios. 

Es el primer paso que piensa dar, hay que ver cómo le va con esto. Ese paso lo puede hacer por resolución del Ministerio de Economía y lo puede hacer a partir del 10 de diciembre, no antes.  

Argentina entra en una etapa totalmente nueva de su vida democrática, en donde hay una cantidad de elementos que componen el federalismo, por ejemplo, la responsabilidad de las provincias respecto al tema educación y salud, que no puede ser modificado por voluntad del Ejecutivo Nacional si no existen leyes. Habrá una situación muy conflictiva y una en la que habrá que sentarse a negociar. 

Él tiene pensado privatizar la Televisión Pública, Radio Nacional, Télam, YPF. Todo eso necesitará de una larga negociación y, aparte, esa larga negociación será seguramente cubierta por una serie de conflictos sociales fuertes. 

Creo que, así como había incertidumbre respecto al resultado de la elección, hay mucha más incertidumbre respecto al modo de gestión que tendrá Milei. 

El rol de Kiciloff 

Alejandro Gomel: Hablabas de Buenos Aires. ¿Cómo te imaginás el papel de Axel Kicillof en su doble rol de Gobernador de la Provincia y a la vez líder del peronismo después de las elecciones de este domingo?

Indudablemente, el 22 de octubre hubo dos nuevos liderazgos que quedaron, de alguna manera, concretados: el de Kicillof y Massa. Massa acaba de declinar su liderazgo diciendo “hasta aquí llegué”. 

Por su parte, Kicillof tiene que decidir qué hace, si asume su liderazgo y se convierte en jefe o sigue siendo subordinado a la referencia de Cristina Kirchner, el kirchnerismo La Cámpora. Eso se sabrá cuando nombre a su Gabinete, veremos qué Gabinete forma. 

Sin dudas que queda la figura de ese espacio político con proyección futura, es gobernador de la Provincia donde ganó las elecciones, bien ganadas, incluso se pensaba que sacaría 37 o 38 puntos y sacó 45, o sea que le fue muy bien. Tiene un solo mandato, no puede reelegir, es el hombre que quedó con proyección nacional. El futuro de Kicillof depende exclusivamente de Kicillof.

El futuro del peronismo

Alejandro Gomel: De pasada nombrabas al kirchnerismo. ¿A Cristina la imaginás volviendo a algún rol protagónico o pasó su tiempo?

Seguramente volverá. Porque así como volvió Macri, volverá Cristina. Ella maneja muchos senadores y diputados. 

No hay que olvidarse que ella cedió la candidatura presidencial, pero manejó todas las listas de ese espacio político. Es decir, que no pasará a un rol secundario

Hay que tener presente una cuestión, hubo solamente dos balotajes en estos 40 años de democracia, en los que perdió el peronismo. Daniel Scioli sacó más votos que Massa, es algo que llama la atención. Cuando Scioli pierde con Macri no queda como jefe de la oposición, sigue Cristina, y ahora Massa pierde con Milei y seguirá Cristina como jefa de la oposición. Massa no va a ser el jefe de la oposición. 

Si la jefa es Cristina, ahí será más difícil que los radicales puedan acercarse al peronismo. ¿Eso abre la posibilidad de que los radicales se acerquen a Macri y  mantengan JxC?

Hay que ver qué hace el resto del peronismo. Hay un peronismo muy comprometido con Massa.

O sea, no solamente se dividiría JxC sino que se dividiría también el peronismo, ¿esta sería la tesis?

Pienso que también. 

A pesar de que el peronismo consiguió una unidad casi de bloque para estas elecciones, no consiguió el apoyo del peronismo cordobés. El peronismo fue cuasi unido a estas elecciones. Hay otro peronismo que está fuera del kirchnerismo y está representando también por algunos sectores que apoyaron a Massa en una perspectiva de un gobierno independiente del kirchnerismo, como fue Juan Urtubey y algunos sectores del peronismo cordobés, como Graciela Camaño. También había comprometido apoyos de algunos peronistas que podían formar parte de un gobierno de unidad nacional y que estaban en JxC, como Miguel Ángel Pichetto, entre otros. Habrá un peronismo más amplio que antes fuera del kirchnerismo. Se tendrán que reacomodar de alguna manera las fichas. 

También pienso que habrá una puja fuerte en el espacio, porque es verdad que fue muy importante el apoyo de Macri, pero hoy Milei se sienta frente a Macri, le dice “muchas gracias por tu apoyo y el del PRO, pero el que ganó las elecciones soy yo, el que tiene la responsabilidad de gobernar soy yo, el que pagará frente a la historia soy yo”. Es decir, le pondrá un límite. Tiene a la hermana y a Victoria Villarruel, dos personalidades muy fuertes a su lado.

Tampoco le será muy fácil unificar criterios en el oficialismo, y creo que viene de épocas complicadas. Dice “vamos a privatizar la Televisión Pública”, eso significa a todos los empleados cortando Figueroa Alcorta, seguramente habrá problemas desde el punto de vista social porque todos los gremios, todas las CGT estuvo alineada detrás de Massa. 

Esa campaña del miedo que perdió frente a la campaña del hartazgo porque la gente mostró más hartazgo que miedo, pero esa campaña del miedo, tiene sus defensores y estos saldrán a enfrentar cambios que crean que atentan contra derechos adquiridos.

44% de la sociedad, claro. No representa algo poco significativo, independientemente de que la diferencia que sacó Milei es superior a lo que reflejaba cualquiera de las encuestas, todos hablaban de cuatro o cinco puntos, no once. 

Te debo decir que no en la de Shila Vilker. Tenía en forma sistemática 10 puntos, en un tracking encargado por un cliente que no se podía publicar, pero tenía esa distancia en forma permanente desde dos días después de las generales. 

No hubo ningún momento en el que Massa haya estado por encima de Milei. Así como no hubo ningún momento en que Larreta haya estado por encima de Bullrich, ni hubo ningún momento en el que Bullrich estuviera entrando al balotaje. Las decisiones fueron claras desde el principio por parte del electorado. No hubo cambios.

En ese sentido, ¿cuál creés que es el futuro de Macri?

En este momento, debe estar orgulloso de lo que logró. Pero lo mejor gana la vicepresidencia en Boca. No veo que Karina Milei y Villarruel dejen subir a Macri al carro de la victoria. No hay que olvidarse que mucha gente está dispuesta a salir en auxilio del ganador, o sea, una cantidad de amigos nuevos le aparecerán. Mauricio Macri tiene el beneficio de haberlo apoyado a Milei apenas Bullrich fue derrotada, que era su candidata “inicial”. Pero no sé qué espacio le dará Milei, y Mauricio Macri depende de Javier Milei.

fuente: Perfil

COMENTAR

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí