17.1 C
Salta
domingo, diciembre 5, 2021

Rige el aislamiento total y obligatorio en todo el país hasta el 31 de marzo

Lo más leído

Lo dictó el Presidente a través de un decreto con apoyo de gobernadores y la oposición. El aislamiento social y preventivo busca cortar la cadena de contagio del coronavirus.

El presidente Alberto Fernández dispuso ayer un “aislamiento social preventivo y obligatorio” para todo el país desde hoy y hasta el próximo 31 de marzo, con el respaldo de todas las provincias y espacios políticos, para intentar cortar la cadena de contagio del coronavirus.

Tras una intensa jornada de reuniones en la Quinta de Olivos, el jefe de Estado confirmó públicamente -y sin cadena nacional- que los argentinos deberán quedarse en sus casas hasta fin de mes, una medida nunca antes adoptada en el país.

“Dictamos un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). A partir de la medianoche de ayer y hasta las 24 del 31 de marzo dictamos un aislamiento social, preventivo y obligatorio”, precisó Fernández, que consideró que con esta medida se ha “tomado el toro por las astas”.

Tras enumerar las disposiciones que se habían adoptado en los últimos días -cuarentena obligatoria para turistas y teletrabajo, entre otras-, consideró que hay “mucha gente que no entiende”.

“Podrán salir para seguir haciendo su vida habitual, van a poder ir a almacenes, supermercados, las farmacias, pero a partir de la 0 la Prefectura, la Gendarmería, la Policía Federal y las policías provinciales estarán controlando quién circula por las calles, y serán sometidos a las sanciones que establezca el Código Penal”, advirtió Fernández.

En ese sentido, subrayó que serán “inflexibles” con quienes estén en la calle y no se encuentren dentro de los exceptuados o no puedan explicar el motivo de su circulación por las calles.

El Presidente hizo el anuncio de pie frente a un atril en la sala de conferencias de Olivos, acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti; de Buenos Aires, Axel Kicillof; y de Jujuy, Gerardo Morales.

El resto de los mandatarios lo escucharon desde la primera fila, luego de haber compartido una reunión de más de tres horas, donde se discutieron los pormenores del decreto.

Fernández dijo que el pueblo argentino tiene “dos peleas” simultáneas, que consisten en la lucha “contra la pandemia” y “contra la psicosis”.

Al respecto, definió la psicosis como “esa sensación de que el daño es muy grave, que todo es irreparable y de que nada puede hacerse”.

Con optimismo, consideró que Argentina tuvo “la suerte” de pertenecer a un “continente” en que “la pandemia llegó más tarde” y eso le dio al país “tiempo para prepararse”.

“Nada tiene sentido si los argentinos no hacemos nuestra parte”, avisó.

A la vez, afirmó que “en los próximos días” dictará normas para “aliviar la situación” del “sector de la informalidad” laboral y monotributistas.

Sin dar detalles de las medidas, el Presidente tomó nota de la situación de mayor vulnerabilidad de esos sectores.

Expectativa y ansiedad en Olivos 

La expectativa y la ansiedad fueron protagonistas ayer durante la espera en las inmediaciones de la Residencia Presidencial de Olivos, donde se centraron los anuncios que realizó el Gobierno nacional, a última hora, para enfrentar la pandemia del coronavirus.

 Pasas las 15, los primeros medios de comunicación comenzaron a llegar a la Quinta Presidencial, que horas más tarde sería el escenario desde el que el presidente Alberto Fernández comunicaría a los argentinos y argentinas la decisión de una cuarentena generalizada hasta el 31 de marzo.
El clima de la espera por momentos se tornó confuso, ya que mientras se esperaba con preocupación el detalle de las medidas que finalmente cambiarían la vida de los argentinos durante los próximos días, varios runners circularon por las inmediaciones de la Residencia Presidencial sin mayores inconvenientes.
En contra cara, varios residentes del vecindario se acercaron a pedir información a los periodistas que se encontraban a la espera de las resoluciones que se conocerían luego de la reunión del jefe de Estado con los gobernadores.
A las 16 comenzaron a arribar los gobernadores, siendo los primeros Gerardo Morales (Jujuy) y Arabella Carreras (Río Negro). La espera se extendió hasta las 21, cuando el Presidente transmitió calma a los argentinos, pero les solicitó cumplir con la cuarentena para enfrentar la pandemia.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último