12.3 C
Salta
martes, septiembre 21, 2021

“Si se condena a un inocente, hay un culpable libre”

Lo más leído

 Entrevista a Manuel Garrido, abogado, exdiputado y fundador de Innocence Project, quien pide un nuevo juicio para Clemente Vera, acusado del crimen de las turistas francesas.

La pesadilla que comenzó en julio del 2011 para las familias de Cassandre Bouvier y Houria Moumni, cuyos cuerpos aparecieron en la Quebrada de San Lorenzo, está a la espera de un nuevo episodio que podría servir para desandar el caso. Agotada la instancia judicial provincial, acompañado por la fundación Innocence Project y la procuración general, Humberto Vargas, abogado de Clemente Vera, le pidió a la Corte Suprema de Justicia que se expida sobre la sentencia por la que se detuvo al trabajador rural, acusado de ser uno de los autores del crimen.

Gustavo Lasi, que también está en la cárcel, se inculpó e incriminó a Daniel Vilte y Clemente Vera. Estos últimos dos fueron liberados luego de tres años, pero en 2016 Vera volvió a la cárcel. Los jueces de la Sala III del Tribunal de Impugnación reconocieron que el resultado del ADN no era contundente, sino “indicativo de la participación en los hechos investigados de cualquier descendiente u ascendiente de un origen patriarcal común”. Sin embargo, reafirmaron su condena basándose en el testimonio de Lasi y la sentencia pasó de conceder el “beneficio de la duda” a otorgar “prisión perpetua”. 
Manuel Garrido, abogado de Innocence Project, consideró que el fallo “viola el Código Procesal Penal de la provincia que dice que no te pueden volver a condenar si fuiste absuelto”. 

Innocence Project denuncia que en el caso hubo violación de derechos humanos y de pactos internacionales. Piden que se haga un nuevo juicio para desechar las dudas que dejó el ADN por el que se inculpa a Vera. Jean Michel-Bouvier, padre de Cassandre, también pide otro juicio. “La incompetencia de los investigadores quedó probada”, aseveró recientemente en una dura entrevista. Antes había llamado al juez que estuvo a cargo de la investigación, Martín Pérez, “indigno y cobarde” . En cuanto a las pruebas recordó que “el juicio oral demostró que habían sido plantadas por agentes de policía, sin que se revelase por orden de quién”. En un estado de salud crítico, Bouvier insistió: “Tengo algunos principios irrenunciables en mi vida. Uno de ellos concierne a la causa de Clemente Vera”. 


Luego de lograr la liberación de Jorge Gonzalo Nieva, que pasó 14 años en la cárcel por un homicidio y luego la Corte Suprema lo absolvió, Garrido le explicó a El Tribuno por qué acompaña el caso. En la misma línea que Bouvier, advirtió: “Si hay un inocente preso, hay un culpable libre”. Desde que Garrido fundó Innocence Project en el 2012 junto al actor y director Enrique Piñeyro, reciben cada vez más consultas. Representan a personas con “condenas erradas” que no pueden costear las apelaciones. Aseguran que hacen un trabajo que le correspondería a un organismo judicial y que debería existir una “comisión de revisión de sentencia”. Con una mirada crítica basada en la experiencia, el abogado asegura que hacen falta reformas al sistema judicial.

¿En qué estado está la causa? 
Está circulando por la Corte. El procurador hizo un dictamen mezquino, propone que se haga lugar al recurso, por estar mal la sentencia, pero solo señala que se la concedieron sin escuchar a Vera. En cambio, nosotros decimos que violaron el Código Procesal Penal de la provincia, que dice que no te pueden volver a condenar sin nuevo juicio si fuiste absuelto. Habrá que ver qué dice la Corte, porque es una discusión de Derechos Humanos, no de interpretación de la norma. Lo que está en juego es la vigencia de la Convención Interamericana de Derechos Humanos. La discusión está abierta. El procurador solo da su opinión, es una orientación. Igualmente es positivo su pedido, porque pide que se abra el recurso. El propio jefe de los fiscales está diciendo que hay que revocar la condena, más allá de que su argumento sea un poco mezquino. Lo mismo había pasado con Jorge Gonzalo Nieva, el procurador pidió que se rechace, y la Corte dijo que el caso era un desastre y lo absolvió. 
Hay que tener en cuenta un dato relevante: que se condene a un inocente implica que hay un culpable libre.

¿Qué le pidieron a la Corte?
Lo que debería hacer la Corte es dejar sin efecto todo, que se le haga un nuevo juicio, y analizar toda la prueba, porque esa es la cuestión. Lo de Lasi no es un testimonio, son los dichos de un acusado que busca mejorar su situación. Tenés un tipo que intenta zafar culpando a otro, y una prueba que no se puede contrastar porque perdieron las muestras.
 
¿Quién perdió las muestras de ADN de Vera?
El juzgado o las áreas forenses de la provincia. A Corach (NdelaR: quién hizo la prueba oficial que arrojó el cromosoma Y), le mandaron una parte de las pruebas, que las consumió en el examen de ADN. Pero hay un montón de muestras que no le mandaron, que no están. Cuando el perito de la defensa de Vera va a buscar la contraprueba, le dicen que se habían extraviado, y se la termina haciendo con muestras que se enviaron por valija diplomática desde Francia.
El año pasado hicieron una certificación de todo lo que está guardado y hay unos sobres que dicen “muestras” que dicen que están en la caja fuerte del Tribunal Oral. Nosotros pedimos que se verifique, que sea con testigos, que se filme. No puede ocurrir esto.¿Dónde están las muestras que no se utilizaron? Ni en Francia ni en el laboratorio de Farmacia y Bioquímica de la UBA. Hay una parte de las muestras que no se remitieron a ningún lado, y todavía no se sabe dónde están. Si están en el Tribunal Oral, hay que ver el estado en el que se encuentran, porque deben conservarse en ciertas condiciones donde no haya humedad, donde estén custodiadas. Es preocupante. Además, es insólito que no se haya podido hacer una contraprueba.
La sentencia del Tribunal de Impugnación se basó en lo que los primeros jueces habían indicado como “beneficio de la duda”, el cromosoma Y. El cromosoma Y no es un peritaje determinante, hace referencia a un linaje de una persona. No es un examen de ADN autosómico, que te da la probabilidad cierta de una persona. El de Lasi sí es autosómico, en cambio, a Vera se lo atribuyen por cromosoma Y para incriminarlo. Pero el cromosoma Y es sobre un linaje, puede ser cualquier persona que esté en la línea paterna ascendente o descendente. Y eso si es que además está bien hecho, porque en Francia no se detectó nada. 
Toda la discusión sobre el juicio es para volver sobre las pruebas rodeadas de irregularidades. Cómo se van a extraviar pruebas… no se explica. El tema es rastrear esas muestras y que se vuelvan a retirar con todas las garantías y los laboratorios certificados. Habrá que ver con los expertos de ADN cómo llevar a cabo la contraprueba y que se recuperen las muestras.

¿Planean llegar a instancias internacionales en caso de que la Corte falle en contra?
Sí, que no quepa la menor duda. Pero para llegar al ámbito internacional hay que agotar la vía interna.

¿Reciben muchos pedidos de intervención? ¿Qué requisitos debe cumplir el caso para que sea aceptado por la fundación?
En el 2019 recibimos 188 pedidos y estamos viendo que este año será muy superior. Por ejemplo, en la última semana recibimos 50 consultas. Lo que hacemos primero es verificar si el caso reúne ciertas características, debe tener una condena que sea de más de 5 años. Revisamos la prueba y si existen elementos que demuestren la inocencia, acompañamos de acuerdo a los procedimientos que la Justicia contemple. La condena puede estar firme y se hace a través de un recurso de revisión. Si no está firme, actuamos como amicus curiae o recursos previos a la condena.

En Salta hay una marcha contra la impunidad todos los viernes. Hace poco en el caso de Cintia Fernández se enjuició a policías, algo impensado. ¿Hay cada vez más desconfianza en la Justicia?
Las condenas erradas son una combinación de factores. La Justicia penal, sobre todo, opera en personas de pocos recursos. Uno de los factores que contribuyen a que se consoliden condenas erradas es la falta de recursos de quienes se someten a ese proceso penal. Presentar pruebas es costoso, el ADN por ejemplo, o la propia defensa, que requiere tener los recursos. Además, en las provincias hay una cuestión muy complicada, que si se consolida una sentencia errada a nivel provincial, es muy difícil dar el salto a la Corte Suprema federal. Tenés que conseguir un abogado en Buenos Aires. Hacer un recurso extraordinario no es sencillo. Hay un problema de acceso a la Justicia. 
Si la ciudadanía no reclama, se pueden consolidar situaciones de injusticia graves. La idea es que el propio Estado tenga su mecanismo de revisión, debería haber comisión de revisiones de sentencias.

¿Hay más consultas de alguna región del país?
Recibo pedidos de varias provincias. La mayor cantidad es de la provincia de Buenos Aires. El cuestionamiento a la eficiencia de la Justicia viene hace tiempo, lo que te diría es que el problema de las condenas erradas es en todo el mundo, no es de Argentina. Es algo que tiene que ver con los límites del ser humano cuando dicta justicia y de la eficiencia del proceso penal. Hay una combinación de cuestiones que se dan en todos los sistema de justicia, aun en los más desarrollados. En Argentina hay reformas pendientes que repercuten en malas decisiones en mayor o menor medida en cada provincia, y en el federal.
 
¿Cuales son esas reformas?
Reducir el formalismo exagerado en el trámite de los recursos, normas sobre la conservación de la prueba, registro filmado de los juicios, mecanismos de revisión de la condena que no sean tan restrictivos. Normas que regulen el reconocimiento de personas. Mejoras sobre las ciencias forenses que están en crisis en todo el mundo, sobre todo a partir de que en Estados Unidos, donde había muchas condenas equivocadas, se dio un duro dictamen. La academia de peritos de Estados Unidos sacó un documento demoledor sobre al escasa confiabilidad en las ciencias forenses. Hay supuestas ciencias que no son ciencias, que afirman cosas sin fundamento sólido.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último