18.1 C
Salta
lunes, septiembre 20, 2021

Soler : “Es la primera vez en la historia que Cerámica para al 100%”

Lo más leído

Juan José Soler es presidente de Cerámica del Norte desde 1994. 

Por la pandemia que azota al mundo entero, una de las empresas más exitosa de Salta tuvo que cerrar su producción por primera vez en sus 84 años de historia. Pese a esta coyuntura, Soler remarca que en esta situación hay que hacer foco en estos tres puntos: la salud, lo económico y lo social. “Con alguna de las tres patas derrumbadas va a ser muy difícil mirar con optimismo el futuro”, afirmó. En una entrevista con El Tribuno, relató cómo sobrevive una empresa en un contexto de cuarentena en el que los ingresos se transformaron en cero.

¿Cuénteme cómo están trabajando las empresas que usted dirige y sobre todo cómo es la dinámica de la cerámica?
Cerámica del Norte cumplió con todos los protocolos que se indicaron, de a cuerdo a las normas que fueron saliendo. Cerámica es un caso atípico, porque es una empresa que funciona a través de sistemas continuos. No se puede apagar un horno de forma inmediata, tiene un protocolo para apagarse. Cerámica fue apagando y cerrando toda la línea de producción de acuerdo a la buena praxis. Esto hizo salvaguardar todos los equipos, que no haya problema en los hornos, que no haya ningún riesgo material ni humano y también se salvaguardó todo el material que estaba en proceso en aquel momento. A partir de ahí, Cerámica quedó totalmente parada, que es un hecho inédito para la vida de la empresa que tiene 84 años de vida. Es la primera vez en la historia de Cerámica del Norte que se para el 100% de la planta, es la primera vez desde 1936 que nació. 
No hay ningún operario trabajando, ni en la parte de hornos, ni de producción, ni de logística, solamente está la guardia contratada para salvaguardar el patrimonio de la empresa. Está totalmente parada, con ventas cero e ingresos cero. 

El grupo empresario también es dueño de hoteles, ¿cómo les afectó esta crisis?
También estamos en la misma situación porque los hoteles tuvieron una situación traumática y abrupta porque tuvieron que empezar a parar. Gente que estaba como huésped tuvimos que esperar a que se vayan retirando hasta que quedó 100% parado, solo hay una guardia, pero con facturación cero e ingresos cero. Estamos dentro de los sectores sensibles no vamos a tener ingresos, con costos fijos que demandan egresos importantes en todo este tiempo.

¿Y la empresa constructora?
En este momento está haciendo un edifico en la calle Alvarado que se termina a fin de año, un edificio grande de 5.000 m2. También estamos haciendo casas individuales en 180 días, obviamente todas esas obras están paradas y el personal de construcción también está en su casa. Así, que del 100% que es el grupo Soler todas sus empresas están paradas sin ningún tipo de actividad.

Las empresas que usted dirige están relacionadas con la construcción. El ministro de Economía Martín Guzmán, cuando se inició esta pandemia en el país, anunció medidas para reactivar ese sector. ¿Cómo piensa usted que va a ser la recuperación de un sector clave para dinamizar la economía?
Partamos de la base, de que ya estaba muy deprimida la actividad económica en general, sobre todo este sector y los proveedores de la construcción. En el caso de Cerámica del Norte, venimos con 24 meses de recesión, veníamos al 50% de nuestra capacidad instalada y un 50% menos las ventas. Es decir, que teníamos una situación de crisis antes de este virus importante y esto vino a profundizar todo. Yo creo que estamos todavía en el medio del río, no sabemos cuándo va a ser el pico máximo de esta pandemia y cómo se va a salir de este aislamiento, de qué manera, sabiendo que la salud es un activo fundamental, que es prioritario. La parte económica debe complementar la situación y no ponerse en la situación de: es la economía o es la salud. Sobre todo sabiendo que en el lugar que estamos para enfrentar el virus y que no haya amontonamientos de gente es muy importante. No veo por ahora una posibilidad cierta de que se reanude de manera normal y habitual la actividad. Se podrá ir haciendo paulatinamente, por ejemplo en el caso de Cerámica que no haya producción, pero sí despacho. Pero ahí también tenemos que saber cómo va a ser el comportamiento de la logística porque también hay provincias que tienen las fronteras cerradas y nuestro producto tiene características nacionales, que no solamente se vende en la ciudad de Salta. Hay una serie de incógnitas que se van a ir develando con el tiempo. Lo importante de este momento, es tomar medidas drásticas sanitarias para tratar de solucionar y parar para que no se produzca una situación de explosión en el sistema sanitario. Por otro lado, buscar la forma de tener una economía monetizada donde la gente pueda cumplir con su aislamiento, donde las empresas puedan seguir teniendo su dotación de personal aún en este momento que es de fuerza mayor y siendo heterodoxo y no ortodoxo en materia económica. Lo importante es que la gente tenga en su bolsillo el dinero necesario para una subsistencia decorosa cuidando su salud y viviendo con dignidad.

¿Qué opinión tiene sobre la frase que dijo Alberto Fernández y tildó de miserables a los empresarios que despidieron gente?
Yo de esa frase no me hago cargo y creo que ni nos raspa a los empresarios de Salta y a los empresarios que conozco, gente que hemos pasado muchísimas situaciones y siempre salvaguardando nuestras fuentes de trabajo, nuestro patrimonio, buscando siempre la forma para que las empresas sigan andando. Hoy Cerámica del Norte es la empresa más antigua cuyo patrimonio sigue en manos de la familia de quien fundó la empresa. Eso da una muestra de compromiso económico, social y personal que la empresa ha tenido con la sociedad. No me siento tocado ni aludido, pero yo creo que todos los empresarios tienen que estar a la altura de la circunstancia, así como el Gobierno y los políticos. Estamos en una situación de fuerza mayor, hay que neutralizarla con ética, con moral, con esfuerzo y cada uno va a tener que dar un poco de sí en esto. Como dijo el Papa, en estos nos salvamos todos juntos o no se salva nadie.

¿Cómo atraviesan esta coyuntura los empresarios?
Nadie la está pasando bien. Las empresas que no están funcionando no la están pasando bien, ni desde el punto de vista económico ni emotivo. Uno que hizo tanto esfuerzo, que viene de generaciones anteriores, y como te decía una planta que por primera vez en la vida se para totalmente, en la parte sentimental no se está pasando por el mejor momento, ni hablar del punto de vista económico. Es un momento especial, donde hay que hacer foco en estos tres puntos: la salud, lo económico y lo social. Con alguna de las tres patas derrumbadas va a ser muy difícil mirar con optimismo el futuro.

Se abrió una cuenta bancaria para que todos aquellos salteños o empresarios que puedan donar dinero, lo hagan. ¿Qué opina de esta iniciativa?
Estamos con una economía muy endeble, y vamos a tener gastos muy importantes en estos días y los que vendrán, que están afuera de todo presupuesto. Las necesidades son imperiosas. Entonces, yo creo que cada uno, en lo individual, tiene que aportar. Yo creo que es necesario pensar como comunidad porque nadie la va a sacar fácil en esta y cuanto más aportes se hagan para lograr sostener todo ese aparato sanitario que lamentablemente las malas políticas lo han destruido y no se hicieron los hospitales como correspondían, llevando los insumos o tomando recursos humanos como correspondía. En su momento le hice llegar al ministro (Ricardo) Villada una inquietud de que se debía hacer un aporte. El Gobierno ya estaba trabajando sobre esto y generó una caja de ahorro. Cerámica ya hizo el aporte que correspondía y que lo va a hacer durante cuatro meses. Salta dio un ejemplo desde su dirigencia política de hacer algún aporte en cuanto a  sueldos.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último