12.5 C
Salta
miércoles, mayo 25, 2022

Un nuevo medicamento elimina la psoriasis severa en solo 48 semanas

Lo más leído

Aprobado por la ANMAT, el inyectable permite curar a un 20% de los pacientes. Se calcula que un millón de argentinos padece de psoriasis en todas sus variantes.

“Sabemos lo que representa para los pacientes tener brotes con frecuencia. A muchos les cuesta a veces estrechar la mano o dar abrazos sin reparos, ponerse pantalones cortos cuando hace calor, sentirse mirados en una pileta o en la playa, por la calle o en el colectivo. La llegada de todos estos nuevos medicamentos ha cambiado la historia de la enfermedad, dado que mejoran notablemente la vida de los pacientes”, reconoció la periodista Silvia Fernández Barrio, paciente con psoriasis y presidente de la asociación civil AEPSO (Asociación para el Enfermo de Psoriasis), en la conferencia de prensa de la que participó El Tribuno, sobre novedades en el tratamiento de la psoriasis que brindó Janssen Cilag Farmacéutica.
Se estima que la psoriasis afecta a 1 millón de argentinos, y aunque es una enfermedad para la que hubo múltiples avances en los últimos años, aún no tiene cura y su control efectivo y sostenido a largo plazo continúa siendo un desafío para la medicina. Se trata de una patología que por lo general está asociada a una gran carga física y psicológica. Un estudio que comparó a la psoriasis con otras enfermedades de alto impacto determinó que la psoriasis tiene un impacto mental y físico similar al cáncer, la enfermedad cardíaca y la depresión. Además, la psoriasis está asociada con varias comorbilidades incluyendo la artritis psoriásica, enfermedades cardiovasculares, depresión y síndrome metabólico, entre otras. La mayoría de los pacientes reconocen que se enfrentan a la exclusión social, a la discriminación y al estigma a causa de la enfermedad que se hace visible en la piel pero que también afecta a los órganos.

“Con frecuencia recibimos personas que llevan décadas conviviendo con la enfermedad, con brotes muy significativos y frecuentes, y que nunca han logrado resultados satisfactorios. En ocasiones, ni han oído hablar de las medicaciones modernas o creen que nunca podrán acceder a ellas. En AEPSO estamos para apoyarlos y trabajamos para que logren vivir mejor, recibiendo el tratamiento que más los pueda beneficiar según cada caso en particular”, agregó Fernández Barrio.

La buena noticia es que la ANMAT aprobó el año pasado la droga Guselkumab indicada para las variantes moderada y severa de psoriasis, que representan alrededor del 20% de los casos, y ahora está disponible para los pacientes. La misma integra la cobertura que brinda la Superintendencia de Seguros a las Obras Sociales y Prepagas.
Guselkumab es un tratamiento para la psoriasis auto-inyectable que requiere dos dosis iniciales: una al comienzo del tratamiento y otra tras cuatro semanas y, a partir de allí, una dosis de mantenimiento que se administra cada 8 semanas.
“Se trata de la primera terapia biológica que bloquea selectivamente la interleuquina 23 (IL-23), el principal factor desencadenante de la respuesta inflamatoria de la psoriasis, que ha demostrado que la gran mayoría de los pacientes que recibieron este tratamiento específico alcanzó una aclaración de las lesiones en la semana 16 de tratamiento. La mitad de los pacientes que reciben la medicación no van a tener nada de psoriasis en la semana 48. Y el resto, en un gran porcentaje, van a tener la enfermedad mínima”, explicó el médico dermatólogo Gabriel Magariños, consultor en Dermatología del Hospital Houssay de Vicente López.
 
Llame al 08002223776. AEPSO, Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis, es una organización sin fines de lucro creada en el 2005 por personas con psoriasis y artritis psoriásica para ayudar a las personas que también la padecen y a sus familiares. “Si tiene psoriasis, lo mejor que puede hacer para saber cómo seguir es llamar a AEPSO”, dijo Silvia     Fernández Barrio. 
 
 
La aprobación ANMAT se basa en un sólido conjunto de estudios clínicos de Fase III, que incluye los estudios VOYAGE 1 y 2, que comparan Guselkumab con placebo y adalimumab. Y que el nuevo tratamiento fue aprobado para el tratamiento de pacientes adultos con psoriasis en placa moderada a severa en julio de 2017 por parte de la FDA de los EE.UU. y en noviembre de 2017 por parte de la Unión Europea.
La psoriasis es una enfermedad que arde, pica y en el mejor escenario, la piel no se siente como siempre si se toca la placa extraña que afecta a la dermis. Suele aparecer desde los 15 años, como le sucedió a Laura (nombre no real de un caso presentado en la conferencia de prensa), una paciente que en lugar de disfrutar de su fiesta adolescente, estaba sumida en la depresión por el aspecto de su piel con psoriasis. Ese caso fue presentado en el lanzamiento del nuevo tratamiento en Argentina para la psoriasis, como el que padeció la joven.
La afección cutánea provoca enrojecimiento, escamas plateadas e irritación de la piel. La mayoría de las personas con psoriasis presentan parches gruesos, rojos y bien definidos de piel y escamas de color blanco plateado. Esto se denomina psoriasis en placa. Cualquier persona puede tenerla, pero casi siempre comienza entre los 15 y 35 años, o a medida que las personas envejecen.
“La psoriasis no es contagiosa. Es de origen autoinmune e inflamatoria y tiene su base en la genética, lo que significa que no se transmite a otras personas, salvo de padres a hijos. El 20% de los pacientes padece psoriasis en forma severa, con sintomatología fuerte que impacta en su vida diaria. El 80% de los casos ocurre en la cabeza, lo que obliga a rascarse en forma permanente. También suele aparecer en codos, rodillas, palmas de manos. Puede aparecer en cualquier lado”, reconoció Magariños.
El doctor César Lagodin, médico dermatólogo del Hospital de Clínicas José de San Martín, explicó que la psoriasis es una enfermedad crónica con periodos de brotes y de remisiones. “Al ser inflamatoria su impacto no se da sólo a nivel de la piel, sino también en otros órganos, incrementando el riesgo de artritis psoriásica, enfermedad cardiovascular, obesidad, depresión y algunos tipos de cáncer”, dijo Lagodin y agregó: “Hoy la psoriasis no es solamente una enfermedad de la piel, ya que existe un consenso absoluto de que es inflamatoria y de impacto sistémico. Por eso, es necesario estudiar al paciente con chequeos generales periódicos, requerir la evaluación de un médico reumatólogo para descartar artritis psoriásica, una condición que afecta a cerca de 3 de cada 10 pacientes con psoriasis”.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último