31 C
Salta
martes, octubre 26, 2021

Venezuela denunció una incursión paramilitar fallida desde Colombia

Lo más leído

Intentaron invadir el país desde las costas, al norte de Caracas. Hubo 8 muertos y dos heridos.

El gobierno de Venezuela denunció ayer que un grupo de “mercenarios terroristas procedentes de Colombia” intentó “invadir” el país en la madrugada desde las costas al norte de Caracas, pero fueron detenidos por las fuerzas de seguridad, con un saldo de varios “abatidos y capturados”.

El ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, denunció en un mensaje televisado que los presuntos paramilitares intentaron entrar al país con lanchas rápidas y tenían por objetivo “cometer actos terroristas, asesinatos a líderes del gobierno revolucionario, incrementar el espiral de violencia, generar caos y confusión en la población”.

“Y con ello derivar en un nuevo intento de golpe de Estado”, agregó Reverol, citado por el canal oficialista VTV.

“Gracias a la acción inmediata, oportuna y efectiva de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de las Fuerzas de Acciones Especiales Policiales fueron abatidos unos y detenidos otros, así como la incautación de fusiles de asalto que más adelante daremos detalles ya que la operación continúa”, precisó Reverol.

Como resultado, hubo ocho militares muertos y dos soldados heridos.

Esta no es la primera vez que el gobierno venezolano de Nicolas Maduro denuncia un intento de desestabilización en su contra organizado y lanzado desde la vecina Colombia, un férreo aliado de Estados Unidos en la región, uno de los gobiernos que más impulsa las denuncias de violaciones de los derechos humanos en Venezuela y uno de los territorios que más refugiados recibió desde ese país.

A la crisis humanitaria que vive hace años Venezuela y que forzó la salida del país de millones de sus ciudadanos, se suma ahora la pandemia de coronavirus y la profundización de la crisis económica provocada por las medidas preventivas impuestas para frenar el brote.

El “choque” producido ayer a la madrugada, dejó el saldo de ocho soldados supuestamente colombianos muertos y dos venezolanos heridos de suma gravedad.

Un exboina verde

El plan era simple, pero peligroso. Unos 300 voluntarios fuertemente armados se colaron en Venezuela desde el extremo norte de América del Sur. En el camino, atacarían bases militares en el país socialista y provocarían una rebelión popular que terminaría en el arresto del presidente Nicolás Maduro.

Las autoridades de Estados Unidos y Colombia están haciendo preguntas sobre el papel de su musculoso asesor estadounidense, un ex boina verde. Y docenas de combatientes desesperados que acudieron en masa a campos de entrenamiento secretos en Colombia dijeron que los habían dejado valerse por sí mismos en medio de la pandemia de coronavirus.

El intento fallido de comenzar un levantamiento se derrumbó bajo el peso colectivo de una planificación escasa, disputas entre los políticos de la oposición y una fuerza mal entrenada que tenía pocas posibilidades de vencer al ejército venezolano.

Cuando surgieron indicios de la conspiración el mes pasado, los medios estatales controlados por Maduro lo retrataron como una invasión provocada por la CIA, como el fiasco cubano de la Bahía de Cochinos de 1961.

Ahora, el presidente Nicolás Maduro dijo: “Mi gobierno se pondrá en contacto para saber quién fue el ideólogo de este frustrado golpe, que al parecer fue liderado por una muñeca”.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img

Lo último